No Sin Música 2023 en Cádiz Así queda el cartel del festival con las últimas confirmaciones

Cultura

Una noche de copla para recordar

  • Pasión Vega, Pastora Soler, Diana Navarro y Manuel Lombo conquistaron Cádiz con 'Azabache: 20 años' Más de 2.500 personas se dieron cita en en el Castillo de San Sebastián

El Castillo de San Sebastián albergó en la noche del viernes el último espectáculo de la presente edición de los 'Conciertos para La Libertad', el de Azabache: 20 años. Concierto conmemorativo del musical. Durante poco menos de tres horas los artistas Pasión Vega, Pastora Soler, Diana Navarro, y Manuel Lombo lograron conquistar la Bahía con un espectáculo que resucitó los grandes clásicos de la copla, esas canciones que fueron interpretadas durante la Exposición Universal de Sevilla del año 1992 por Imperio Argentina, Juanita Reina, María Vidal, Nati Mistral y Rocío Jurado.

A pesar de que esta última fecha del espectáculo en la provincia estaba programada para dar comienzo a las 22.00 horas, no fue hasta pasadas las y cuarto cuando tuvo lugar, todo debido a que el público fue llegando después de la hora citada. Ya con los músicos que conforman la Orquesta Sinfónica del Aljarafe preparados en sus respectivas posiciones y con el maestro José Miguel Évora dirigiéndolos, una espectacular Pasión Vega salió al escenario con un sombrero cordobés para interpretar Suspiros de España ante un público poco entregado al principio. Una vez que la malagueña finalizó su actuación le pasó el testigo a Pastora Soler cantando La Lola se va a los puertos, cuya actuación consiguió levantar a parte del público. Diana Navarro, convertida en toda una dama de la copla, salió con una impresionante bata de cola roja y caracolillo en la frente para deleitar al público con su particular versión de Carmen de España. Vestido como todo un señor entró de la mano de Diana Navarro el sevillano Manuel Lombo. Con Señorío comenzó a despertar a un público que se fue animando poco a poco hasta que el espectáculo finalizara a la una de la madrugada.

La iluminación fue una de las partes esenciales del concierto, logrando crear una atmósfera propicia para cada una de las actuaciones donde, acompañadas por la música de la Orquesta Sinfónica del Aljarafe y de las cualidades vocales de los cuatro artistas, lograron crear un espectáculo único en una noche mágica de copla.

Triniá, Ojos verdes, Con ruedas de molino, Tatuaje, Los tientos del cariño, La Lirio, Cinco farolas y La Violetera cerraron este primer bloque pasando el maestro José Miguel Évora el testigo a la guitarra de Pedro Sierra. Pasión Vega comenzó el nuevo bloque con Y sin embargo te quiero, posteriormente Antonio Vargas Heredia, La Tarara, La Loba, y una espectacular interpretación de Que no daría yo por Pastora Soler, finalizando su actuación con un sonoro "gracias Cádiz".

Esta parte llegó a su fin y el maestro Évora volvió a su posición para dirigir a la Orquesta que arrancó con Capote de grana y oro, dejando el testigo a María de la O, Francisco Alegre y El clavel. El maestro volvió a levantarse y se dirigió al piano para acompañar a Pastora Soler y a Manuel Lombo en Cárcel de oro, aunque antes lo hizo para interpretar Mañana sale. Los sevillanos les cedieron el testigo a las malagueñas con El día que nací yo. Con Suspiros de España interpretada por los cuatro artistas finalizó el homenaje a Azabache, aunque realmente lo hizo con un "esto es Cádiz y aquí hay que mamar", por parte de Pasión Vega.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios