Cultura

El jerezano Chema Alvargonzález fallece en Alemania a los 49 años

  • El artista desarrolló buena parte de su producción, integrada sobre todo por instalaciones, fotografía y vídeo-montajes · Estaba afincado en Berlín desde 1989, donde ha muerto tras una larga enfermedad

Comentarios 1

El artista Chema Alvargonzález, nacido en Jerez en 1960, falleció ayer en Berlín, la ciudad donde desarrolló buena parte de su producción, integrada sobre todo por instalaciones, fotografía y vídeo-montajes. El artista murió a consecuencia de una larga enfermedad crónica, informaron fuentes familiares. Afincado en Berlín desde poco después de la caída del Muro (el 9 de noviembre de 1989), Alvargonzález materializó su visión artística desde una doble vertiente, la producción propia y el apoyo a proyectos colectivos, como la residencia de estudiantes berlinesa de GlogauAir.

Situada en el barrio multiétnico de Kreuzberg, GlogauAir es un centro cultural que acoge a pintores, escultores, y fotógrafos internacionales para estadías y exposiciones temporales, concentrada tanto en talentos de Latinoamérica y España como de otros ámbitos. En los últimos años, la dirección de la escuela-taller pasó a Irene Pascual, después de que un trasplante de hígado obligara a Alvargonzález a restringir parte de sus actividades.

Alvargonzález alternaba sus proyectos en la capital alemana y Barcelona, las dos ciudades donde desarrolló buena parte de su producción artística en los últimos años. El artista jerezano viajó a Berlín en 1988 y ahí empezó poco después a concentrar buena parte de su producción, alternada con esa función de mecenazgo al frente de la mencionada casa-taller. Entre sus producciones más destacadas en la capital alemana destacó, en 2001, la instalación de Mehr Licht (Más luz), conjunto compuesto de palabras rojas y luces azules, con el que quedó iluminada una de las fachadas de la emblemática embajada suiza, junto a la sede de la Cancillería.

En 1992 el artista había realizado una instalación similar en el edificio, entonces en ruinas, de la antigua embajada española en Berlín.

Asimismo, en 1995 participó en una reflexión colectiva de diez artistas del Mediterráneo sobre la Alhambra de Granada bajo el título El Castillo Rojo, en la Haus der Kulturen der Welt, también en Berlín. Entre otros galardones, Alvargonzález recibió en 1997 el Premio de Fomento a las Artes de Münster (centro de Alemania).

Pese a vivir en Alemania, el artista dejó su huella en Jerez en numerosas ocasiones. Precisamente, el pasado mes de marzo, la sala de exposiciones de Cajasol inauguró una peculiar exposición de Chema Alvargonzález  titulada Baile en la oscuridad. Esta muestra, concebida dentro del proyecto Viajeros, condiciones de trabajo, había estado anteriormente en Sevilla y Cádiz. La exposición se fundamenta en una videoinstalación compuesta por cuatro vídeos secuenciales y dos independientes, que tienen como hilo argumental la idea de lo transitorio, metáfora por excelencia de la condición humana y de toda idea de viaje. Se trataba de una idea proyectada sobre el paisaje gaditano en un trabajo específicamente realizado para esta exposición, donde la presencia humana está protagonizada por la figura del bailaor Antonio El Pipa, con la participación en algunas secuencias de la bailaora Claudia Jones. Los trigales de Jerez, las antenas y azoteas de la ciudad de Cádiz, las esculturas romanas de su museo y una roca eran los principales elementos narrativos de un proyecto donde la presencia del mar y de la ciudad son permanentes.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios