Cine

‘Mi gran despedida’ apura sus últimos días de rodaje en Cádiz

  • La película, dirigida por Antonio Hens y Antonio Álamo, relata las consecuencias de una despedida de soltera

  • Está protagonizada por Eloína Marcos, Rocío Marín y Jesús Castro

Actores, directores y productores presentaron ayer la película en el Ayuntamiento de Cádiz. Actores, directores y productores presentaron ayer la película en el Ayuntamiento de Cádiz.

Actores, directores y productores presentaron ayer la película en el Ayuntamiento de Cádiz. / Eulogio García

Nuevo rodaje en la capital gaditana. La película Mi gran despedida es esta vez la que ha escogido Cádiz como escenario para una grabación que comenzó a principios de febrero y que está previsto que finalice la próxima semana. Dirigida por Antonio Hens y Antonio Álamo, con guion de este último, la película indaga en la duda humana en una historia que tiene como punto de partida una multitudinaria despedida de soltera y sus conflictos. La cinta está protagonizada por Eloína Marcos, Rocío Marín y Jesús Castro. Los actores y los responsables del rodaje ofrecieron ayer una rueda de prensa en el Ayuntamiento para explicar algunos detalles de la cinta y de su rodaje en Cádiz.

Hace ya tres semanas que el equipo de grabación comenzó a trabajar en Cádiz, escenario reconocible en una película que se ha rodado en la playa de La Caleta, la plaza del Falla, los alrededores del muelle, la Punta de San Felipe, el nuevo puente e, incluso, en plena Bahía a bordo de una embarcación. Además, los interiores de la despedida de soltera se han grabado en el edificio del Centro Náutico Elcano, en el lugar que albergó un restaurante en los primeros años del recinto.

Antonio Hens es director de la película, junto a Antonio Álamo, pero también productor de la mano de los malagueños de Ezekiel Montes Productores. Hens afirma que desde un primer momento tenían claro que la película debía transcurrir en Cádiz, aunque advierte de que no se trata de “una cinta turística” pese a estar rodada en los lugares más emblemáticos de la ciudad. Y es que al trasfondo de la historia que relata la película le viene como anillo al dedo “el hecho gaditano”.

El director y productor recordó también la vinculación del guionista Antonio Álamo con Cádiz, a través de la dirección de varios montajes del grupo Chirigóticas, y resaltó la validez de una historia que el propio Álamo confirmó que gira en torno al compromiso, en este caso con el matrimonio como punto de partida, y de las dudas que genera en el ser humano este hecho social.

Destacó el guionista, que también codirige la película con Hens, que se trata de un historia con muchos personajes, más de 30, de los que 18 son mujeres que participan en esta despedida de soltera que sirve para reflexionar acerca de las decisiones humanas, de los momentos de duda y de la toma de las decisiones más cruciales.

Sin que sea expresamente un musical, en la película tiene “una gran importancia” la música y las composiciones y las letras de la gaditana Maka Rey, resaltadas también por Antonio Álamo como parte de esta película que asignó al género de hechos sociales, en este caso el adiós a la soltería, pero que alejó de los estereotipos marcados por el cine americano.

No ocultó Antonio Álamo que su relato tiene ciertas influencias teatrales, que vinculó a su formación, y destacó la elección de los protagonistas de la película, con un Jesús Castro que otorga “un plus brutal con su presencia”, y de las mujeres que sostienen la historia: “Suele ser difícil encontrar a los intérpretes que uno está soñando cuando escribe, pero en este caso son las 18 mujeres de la historia”.

Aunque con el objetivo de no desvelar mucho el desarrollo de la película, los actores presentes en el encuentro con la prensa sí dibujaron a grandes rasgos las líneas principales de sus respectivos papeles. Así la actriz sevillana Eloína Marcos, que encarna a Sara, la joven que va a casarse, resaltó cómo el rito de la despedida de soltera es un punto de inflexión en sus vidas, al cuestionarse su rol y su forma de entender la existencia.

Jesús Castro, conocido por sus interpretaciones en El niño y La isla mínima, es Sebas, el novio de Sara, un chico sin madre, con ciertas carencias afectivas, que le atrapó casi de inmediato. Castro se mostró encantado de rodar en Cádiz y de participar en un proyecto para el cine andaluz.

Y Rocío Marín, actriz de la provincia gaditana, encarna a Milagri, hermana del novio, un personaje con carácter, con las ideas muy claras, según su propia definición, y que se encarga de vivir su propia despedida.

Ejerció de anfitriona municipal Laura Jiménez, concejala de Fomento, quien agradeció la elección de Cádiz como plató de cine. Los responsables de la película también fueron unánimes a la hora de destacar las facilidades que han encontrado por parte del Ayuntamiento de la ciudad para sacar adelante la grabación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios