Cultura

Una comedia con música para abrir el Festival de Teatro

Ficha artística: Txalo Producciones. Obra: Esta noche no estoy para nadie. Autor y director: Juan Carlos Rubio. Reparto: Kiti Mánver, Gisela, Bruno Squarquia y Naím Thomas. Diseño Iluminación: José Manuel Guerra. Diseño Escenografía: José Ramón Gallardo. Diseño Vestuario: Guadalupe Valero. Música original: Raúl Gama e Isabel Montero. Diseño coreografía: Francesc Abós. Ayudante de dirección: Yolanda Aroca. Peluquería y maquillaje: Chema Noci. Día: viernes 2 de agosto. Duración: 1 h. y 30 minutos. Lugar: Patio porticado de San Luís Gonzaga en El Puerto. Aforo: tres cuartos.

Ópera prima del reconocido dramaturgo Juan Carlos Rubio que se estrenó en el Teatro Arnau de Barcelona en 1997 siendo galardonada por aquél entonces con el primer premio para autores menores de 30 años. Pero eso fue hace mucho tiempo.

Después de haber pasado más de una década de su puesta de largo, Rubio decide revisarla e intenta transfigurarla en una comedia con música en donde mezcla la canción popular con la pantomima, imagino que queriendo remedar el music hall originario de la Gran Bretaña. Para ello cuenta con la aportación del magnífico pianista especialista en piano jazz Raúl Gama e Isabel Montero, reconocida compositora instrumental.

La trama es bien sencilla. Soledad y Alma madre e hija, deciden irse a vivir juntas debido a las penurias económicas avivadas por sus recientes divorcios. Manolo y Luis, sus respectivos ex maridos toman la iniciativa de ir a visitarlas cada uno por su cuenta dando lugar al lógico enredo teatral plagado de malentendidos.

Con estas premisas y la siempre brillante carpintería teatral a la que nos tiene acostumbrados el autor cordobés, en donde el asunto frívolo y el carácter alegre se presupone deberían inundar la escena desde la primera nota, en esta ocasión tan sólo consiguen arrancar tímidos aplausos entre el público asistente al acabar la interpretación de determinadas canciones o después de algún chascarrillo lleno de laca, de mucha laca de los años 80 del siglo pasado.

A primera sangre un potaje con muy buenos ingredientes al que desde mi punto de vista le ha faltado el apio y la sal para que cuajara en buen guiso. Siempre desde el más absoluto respeto al trabajo de los profesionales que se suben encima de las tablas, porque entre el éxito o el fracaso siempre existe una línea muy delgada difícil de calibrar a priori.

Bajo la atenta mirada del incombustible Woody Allen -colgado de un cuadro- a modo de director de escena desde las alturas, el elenco de cantantes y la actriz Kiti Mánver, que con su dilata experiencia escénica ayuda a que el espectáculo no decaiga más de la cuenta. Se ha dado el banderazo de salida al XXII Festival de Teatro de Comedias de El Puerto que, aún teniendo una más que considerable asistencia de público, es la primera vez en años que se ven parte de sus gradas vacías en el espectáculo de apertura del certamen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios