Cómics

Viñetas que dan mucho que hablar

  • La Biblioteca Provincial de Cádiz acoge dos veces al mes el Club de Lectura de Cómic, una cita que persigue acercarse a las historias gráficas con una mirada distinta y analítica

Uno de los encuentros del Club de Lectura de Cómic que se celebra en la Biblioteca Provincial de Cádiz. Uno de los encuentros del Club de Lectura de Cómic que se celebra en la Biblioteca Provincial de Cádiz.

Uno de los encuentros del Club de Lectura de Cómic que se celebra en la Biblioteca Provincial de Cádiz.

Acercarse a los cómics con una mirada distinta, con profundidad, acercarse a la novela gráfica con el convencimiento de que su lectura no debe afrontarse solo con la ligereza de ver en las viñetas unas entretenidas imágenes, sino que sus páginas van formando parte, cada vez con más consistencia, de una creación literaria que, en su caso, marida a la perfección con una creación artística como es el dibujo. Fomentar la lectura de los cómics, difundir su contenido y, también, acercarse a ellos con la profundidad que merecería cualquier obra literaria son algunos de los objetivos del Club de Lectura de Cómics que se celebra desde hace casi dos años en la Biblioteca Provincial de Cádiz, y que mañana martes tiene cita, incluso en medio de las fiestas carnavalescas, con un encuentro dedicado al autor suizo Frederick Peeters. Y es que hay viñetas que dan mucho que hablar.

El gaditano José Luis Vidal es el coordinador de este Club de Lectura del Cómic. Guionista de historias gráficas, crítico de cómic en las páginas de este periódico y profundo conocedor del mercado editorial del sector, de sus dibujantes y escritores, Vidal aceptó el reto consciente de encontrarse ante un arte, el noveno, en auge y cuyas historias sirven para fomentar un debate entre lectores y aficionados al género.

Los encuentros, que se celebran dos veces al mes, tienen sus objetivos muy claros y una participación con perfiles diversos: “El objetivo principal del club es la difusión de la lectura de cómic en primer lugar, y en segundo que los miembros se enfrenten a nuevos géneros y formatos a los que tal vez no estén habituados. La respuesta ha sido genial, y me ha sorprendido gratamente que, en relativamente poco tiempo, hemos constituido un grupo compacto, en el que disfrutamos de las más diversas opiniones, dentro de un ambiente relajado y cordial. Formamos un grupo muy variado, con jóvenes de veintipocos años, pasando por la treintena, y algunos más maduritos, lectores de toda la vida y algún que otro coleccionista de cómics”.

“La actividad –según explica Vidal– consiste habitualmente en la lectura de un cómic y, en la siguiente cita, realizar un coloquio sobre él, con opiniones a favor, en contra, que también las hay a veces. Suelo realizar previamente una breve introducción y presentación del autor de la obra. Al final de la cita solemos comentar, charlar sobre otro temas, siempre relacionados con el noveno arte”.

El coordinador explica que también hay algunos encuentros que cuentan con una cita un poco especial, “como el día que disfrutamos de la presencia, vía Skype, de el guionista malagueño El Torres. Con la excusa de la lectura de su obra Goya, lo sublime terrible, los componentes del club le hicieron multitud de preguntas. En otra ocasión, para comenzar el segundo curso del club, visionamos el documental del que fui codirector junto a Alex Ahumada y Rocío Atrio, Vivir para dibujar, dibujar para vivir. Y también hemos visitado en el campus de Jerez de la Universidad de Cádiz la exposición dedicada al ilustrador José Luis Ágreda”.

Mañana el grupo charlará sobre Píldoras azules, una de las grandes novelas gráficas del autor suizo Frederik Peeters, y en uno de los próximos encuentros, según avanza el coordinador José Luis Vidal, se analizará la obra de uno de los grandes talentos españoles, el valenciano Paco Roca.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios