José Luis Vidal | Guionista de cómics “El cómic está viviendo un momento artísticamente dulce en España”

  • El guionista gaditano publica con el dibujante El Flores el cómic ‘Dealer. Dog Days’, editado por Dibbuks

  • Califica la historia, que el 21 se presenta en La Ratonera, como un ‘thriller quinqui’

El guionista José Luis Vidal (izquierda) y el dibujante El Flores, con ejemplares de su cómic. El guionista José Luis Vidal (izquierda) y el dibujante El Flores, con ejemplares de su cómic.

El guionista José Luis Vidal (izquierda) y el dibujante El Flores, con ejemplares de su cómic. / Lourdes de Vicente

José Luis Vidal y El Flores, guionista y dibujante gaditanos, ya colaboraron hace un año en la serie de cómics Tales of Rogues. Lo hicieron entonces en inglés y para una publicación destinada al mercado americano. Ahora, ambos se estrenan en el mercado nacional con Dealer. Dog Days, editado por Dibbuks. El cómic se presentó ayer en la Feria del Libro de Madrid y lo hará este mes en Feria del Libro de San Fernando (día 13), Jornadas Carmona en Viñetas (día 15), librería La Ratonera en Cádiz (día 21) y Librería Planeta Zocar, Jerez (ya el día 22).

–Es vuestro debut conjunto en el cómic español, después de aquella colaboración americana con Tales of Rogues. ¿Qué nos encontramos en Dealer. Dog Days?

–En Dealer. Dog Days nos encontramos a pocas horas de que se inicie un importante festival de música, pero algo muy grave va a sucederle a la banda que encabeza el cartel. A su líder, Johnny Black, le roban a Myrabelle, su guitarra, con la que tiene una relación muy especial. Los organizadores del evento solo pueden confiar en los contactos de Perro, el protagonista de la historia, un tipo que se busca la vida, cubriendo ciertas ‘necesidades’ del festival y que se verá envuelto en una peligrosa peripecia cuando intente recuperar el instrumento musical.

–¿En qué género, en qué estilo encuadráis vuestro cómic?

–No me gustan demasiado las etiquetas, si hablamos del argumento, tal como dice en la contraportada del cómic, se trata de un ‘thriller quinqui’, heredero de aquellas pelis de los años ochenta, El pico, Perros callejeros, etc..., pero tocada con una sutil capa de humor negro y trasladada, claro está, a los tiempos actuales y a unos escenarios que van a resultar muy familiares. La banda sonora (que la tiene) bien podría venir acompañada de los inmortales temas de Los Chunguitos, Los Chichos, mezclada con rock, indie. Todo un coctel bastante explosivo.

–¿Cómo se ha resuelto el trabajo entre guionista y dibujante?

–Pues de la manera habitual. En su momento, un servidor escribió el guion que El Flores ha sabido adaptar a la perfección a las viñetas, con la dificultad añadida de que esta historia está narrada con tres viñetas por página, ya que hemos pretendido que cada una se convirtiera en una pequeña pantalla y jugando mucho con un recurso narrativo como es la elipsis, acercando el resultado a lo que podría asemejarse a un producto televisivo. Esperamos haberlo conseguido.

–¿Hasta qué punto este cómic ayudará a consolidar vuestra unión artística? ¿Habrá más en un futuro?

–Creo que después del trabajo en Tales of Rogues y, sobre todo en este, ya nos conocemos lo suficiente para encarar cualquier proyecto en un futuro próximo. Y sí, ojalá que Dealer guste y podamos seguir trabajando en otros proyectos. Algo hay ya...

¿Qué tal anda de salud el mercado editorial del cómic en español?

–La producción y edición de cómics en España es brutal, y artísticamente se está viviendo un momento especialmente dulce. El problema principal es que no hay suficientes lectores como para que dedicarse a los tebeos en nuestro país sea una profesión que te dé de comer. Tal como reflejé, junto al resto del equipo, en el documental Vivir para dibujar, dibujar para vivir, la situación de los profesionales de la viñeta, salvo contadas excepciones, no ha cambiado y la única manera de poder vivir de esto es trabajar para industrias extranjeras, como la norteamericana o la francobelga.

– En este caso es Dibbuks quien confía en vosotros.

–Es de destacar la confianza puesta en el proyecto por Ricardo Esteban, ex editor de Dibbuks, y el resto del equipo, Natalia Martínez y Marion Duc, que han realizado un trabajo magnifico. También a un quinteto de oro, formado por Mel, Fran Galán, Alberto Belmonte, Paco Sordo y Gabriel Hernandez Walta, profesionales de tomo y lomo, que nos han hecho un regalo muy, muy especial. Y a El Torres, gran guionista y de cuya generosidad ha nacido un prólogo que nos ha sacado los colores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios