Pasión Vega | Concierto en Cádiz

"El Falla es uno de los teatros que más nerviosa me pone"

La intérprete Pasión Vega.

“Por fin, ya estoy aquí”. Con su característica risa argentina, tan distintiva de la artista como su voz de seda, Pasión Vega celebra la llegada de su 40 Quilates, el disco con el que celebraba sus 25 años de trayectoria artística, a uno de los coliseos de sus amores. “Reconozco que junto con el teatro de Málaga y con Madrid, el Falla es uno de los teatros que más nerviosa me pone y que más ganas tengo siempre de pisar”. Lo hará esta noche de viernes rodeada por una banda “de altura”.

“Es cierto que, en esta ocasión, he tardado más tiempo del habitual para actuar en Cádiz porque, normalmente suelo venir más prontito, con los trabajos recién estrenados pero, por otra parte, estoy contenta porque vengo con el concierto más rodado, más encajado, y así yo también lo voy a poder disfrutar más”, baraja la artista que publicó 40 Quilates a principios de noviembre de 2017.

Esta espera también ha propiciado que Pasión llegue a la ciudad “con muchas, muchas, ganas”, se emociona la artista que sigue considerando a Cádiz “como el mejor termómetro para conocer, realmente, cómo funcionan las canciones con el público”.

Canciones, las de su séptimo disco de temas inéditos, con las que quiso celebrar en su momento la entrada a los 40, una edad que alcanzó “sin crisis ninguna” sino, al contrario, “llena de energía, con ganas de hacer cosas nuevas, inventar y crear” dentro de una profesión que señala como “la más bonita”.

"He tardado más tiempo del habitual para actuar en Cádiz pero vengo con el concierto más rodado y encajado”

De su carrera, y de cómo vida y música están imbricadas “desde el principio”, dará buena cuenta a lo largo de un concierto ideado “como un viaje musical y un paseo por mi historia personal”. Una biografía marcada por la música “desde muy pequeña”. “Siempre quise cantar, siempre me recuerdo cantando, al principio en mi habitación con la puerta cerrada porque me daba mucha vergüenza que me escucharan y ya, después, en el coro de parroquia”, rememora.

Pero el detonante que provocó el interés de Pasión Vega por dedicarse profesionalmente a la música saltó “cuando asistí a mis primeros conciertos”, decide. “Mis padres me llevaban mucho al Tívoli, allí en Benalmádena, a ver a diferentes artistas y recuerdo con especial cariño, y como una de las primeras veces que yo sentí que me tenía que dedicar a cantar, un concierto de Sergio y Estíbaliz porque es que me encantaba la canción Cantinero de Cuba del maestro Pareja Obregón que ellos popularizaron. Ya después ver Rocío Jurado a Carlos Cano o a Serrat fueron impactos muy fuertes, esos conciertos me emocionaron tanto que pensé “yo quiero hacer eso, quiero hacer que la gente se emocione, que sea feliz por un rato como, de alguna manera, devolviendo lo que estos artistas me habían dado a mí”, reflexiona.

Propiciar esos momentos inolvidables al público es el motor de la carrera de la madrileña criada en Málaga y residente, desde hace muchos años, en Cádiz. Con 40 Quilates, en vistas de la recepción de la gira por diferentes lugares de España, lo vuelve a logar. “Me ha pasado en varios conciertos de esta gira algo que no me había ocurrido nunca y es que la gente se acerca al escenario. Es como que se logra romper con esa cuarta pared y creo que es por la frescura de esta propuesta y por lo festivo del concierto en algunos momentos. Yo siempre dejo mi escalerita puesta, porque sabéis que me gusta bajar algunas veces al público, pero es que en algunos lugares ha sido el público el que se ha acercado hasta mí”, se sorprende.

"Ya estoy trabajando en un nuevo disco de canciones inéditas que será diferente, una vuelta de tuerca más”

De esta forma, esta noche en el Falla se avecina una cita “muy especial” a través de un concierto “lleno de muchos colores, de muchos matices y de perspectivas sobre la vida y sobre diferentes maneras de entender el amor” vertebradas tanto por la voz de Pasión Vega como por “un auténtico bandón” que la artista trae hasta Cádiz. Unos músicos “muy creativos”, “elegidos especialmente para este repertorio y para esta gira”, asegura, que vienen comandados por la dirección musical del maestro Jacob Sureda, la “mano derecha” de la artista “durante muchos años” y quien se ha encargado de hacer “todas las adaptaciones de los temas de 40 Quilates al directo”.

Pero, como es habitual, no sólo las canciones de su último disco desfilarán por el recital, también estarán las imprescindibles. “¿Pero sabes qué pasa? Que a lo largo de la gira, vas descubriendo las canciones que te pide el público y las vas introduciendo pero luego vas al concierto siguiente y te piden otra”, ríe la cantante que sí señala a Lunares, Tan poquita cosa, Cómo te extraño, Alfonsina y el mar, Amor de contrabando y María como los temas “que sí que tienen” el favor unánime de su público. “Y ya al final de todo, siempre hay alguien que me suelta, “¡canta la que tú quieras!”, agradece.

Tras el concierto de esta noche en el Falla, 40 Quilates continuará recorriendo la geografía española, ya que la artista todavía tiene por delante “diferentes compromisos en primavera y en verano”. Con todo, Pasión Vega anuncia que ya está trabajando en un próximo disco de canciones inéditas. “Todavía no puedo adelantar mucho, pero sí te puedo decir que será una vuelta de tuerca más a lo que hago y que va a resultar un trabajo diferente...”, insinúa misteriosa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios