Cultura

'Moctezuma' y el oratorio 'El niño' abren el festival de Edimburgo

  • Pretende ser una celebración de la relación musical entre España y Latinoamérica tanto en lo que respecta a la música clásica como a la vernácula, según su director

Con el oratorio El Niño, del estadounidense John Adams, y la ópera barroca Moctezuma, de Carl Heinrich Graun y libreto del rey Federico de Prusia, comienza hoy el Festival Internacional de Edimburgo, Reino Unido.

El director del festival, el australiano Jonathan Mills, explica que El Niño es "una forma muy contemporánea de enfocar una historia arquetípica como es la de la Natividad". "Es una obra que habla de nuestra propia época, de una era de migraciones y desplazamientos, de circunstancias extremas de riqueza y pobreza", añade Mills. Pero transmite un mensaje "más básico, y es que un milagro puede ocurrir en el lugar más inesperado. ¿Quién iba a pensar por ejemplo que el 44 presidente de EE.UU. iba a ser el hijo de un padre keniano, que pasó su juventud en Indonesia?".

En cuanto a Moctezuma, que ha puesto en escena el mexicano Claudio Valdés Kuri, se trata de una "producción contemporánea de una obra barroca", explica Mills, y añade que se trata de una colaboración con el Festival Internacional Cervantino de Guanajuato (México), "uno de los mejores festivales de Latinoamérica, que se celebra además en un lugar bellísimo". "Moctezuma es además una revelación a diferente nivel. Es una ópera muy hermosa que no se merece el olvido en que se ha tenido. Debería formar parte del repertorio operístico internacional", señala Mills.

Su director escénico, el Claudio Valdés Kuri, y el musical, el argentino Gabriel Garrido, son dos voces "muy singulares" en el panorama cultural latinoamericano, afirma Mills. "Apoyo además la idea de tener un elenco mixto europeo y latinoamericano como ocurre en esta producción", señala.

El director del festival explica que él y su colega del festival alemán Theater der Welt discutieron con Valdés la idea de programar una ópera barroca y pensaron, entre otras, en Les Indes Galantes, del francés Rameau, pero finalmente el director mexicano se decidió por Moctezuma.

Se trataba además de utilizar una ópera de ese riquísimo período para reformular el género de forma que "no fuese una celebración de la burguesía", como la ópera tradicional, "no una pieza de museo", sino una ópera "de ideas relevantes para el mundo actual".

El programa del festival, explica Mills, quiere ser "una celebración de la relación musical entre España y Latinoamérica tanto en lo que respecta a la música clásica como a la vernácula".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios