Flamenco Paco Cepero completa su idilio artístico con Cádiz

  • El guitarrista jerezano presenta el espectáculo del 4 de octubre en el Falla, con el que celebrará su debut profesional hace 60 años en el mismo teatro

Paco Cepero, junto a Enrique Montiel, hoy en el espacio David Palomar. Paco Cepero, junto a Enrique Montiel, hoy en el espacio David Palomar.

Paco Cepero, junto a Enrique Montiel, hoy en el espacio David Palomar. / Jesús Marín

El 18 de enero de 1958 Paco Cepero cumplió el que entonces, con 16 años, sería su sueño más grande: debutó como guitarrista en las tablas del Gran Teatro Falla. Hoy ha confesado que aún guarda un cartel de aquel espectáculo, con su nombre de la época: Paquito Cepero. Ahora, 60 años después de su debut, aquel prometedor artista regresa a las mismas tablas como artista consagrado para celebrar su “cumpleaños artístico”, en palabras del escritor Enrique Montiel, con un nutrido elenco de artistas flamencos que le arroparán el próximo 4 de octubre. El jerezano Cepero, que explica que aún le queda “mucho por ofrecer, por tocar y por componer”, completa de alguna manera su particular idilio con Cádiz, una ciudad que lleva “muy adentro” y a la que siempre es “un lujo venir”.

El guitarrista jerezano augura “una noche memorable” en el Falla. Junto a Cepero, estarán en el teatro gaditano el próximo jueves Marina Heredia, Antonio Reyes, La Macanita, Samuel Serrano, Antonio 'El Pipa', Pedro 'el Granaíno' y David Palomar, en cuyo nuevo espacio flamenco de la plaza de las Viudas se ha presentado esta mañana la actuación del guitarrista, con el isleño Enrique Montiel como maestro de ceremonia. También estarán en la gala, entre otros, Sofía Quarenghi al violín, además de Diego Amaya y Paco León. “Estoy rodeado de toda la gente que han tenido que ver mucho en mi vida profesional, y voy a intentar emocionarme lo menos posible. Voy a tocar solo, voy a acompañar y, si me coge bien, también voy a cantar”, anuncia el artista.

Una vez más, Cepero, que recordó algunas de sus composiciones sobre Cádiz,  expresó su admiración por una ciudad que lleva “adentro” y a la que, aseguró, no viene a dar 'ojana' porque es una tierra que siempre le ha abierto puertas y donde siempre se ha “hartado de reír”. “Vengo a Cádiz y vengo como a mi casa, como un gaditano más”, remató no sin antes rechazar la rivalidad, originalmente futbolística, que perturba tantas veces las relaciones entre Cádiz y Jerez.

Ejerció David Palomar de anfitrión del acto pero, también, de entrevistador cuando preguntó a Paco Cepero qué le quedaba por hacer. El maestro recogió el guante, confesó que le gustaría seguir aprendiendo hasta el final y que aún le queda “mucho `por hacer”. Seguirá tocando, seguirá componiendo y seguirá haciendo flamenco con el ímpetu que le caracteriza y del que hizo gala en la rueda de prensa donde cantó al compás de sus nudillos, recordó anécdotas y se mostró exultante por volver al teatro que le vio nacer para el arte y en el que hace seis años estrenó junto a la Orquesta Sinfónica de Córdoba su obra “Suite Gades'.

Enrique Montiel, por su parte, ensalzó la figura artística y humana de Paco Cepero, subrayó su carrera y la cantidad de cantaores a los que ha acompañado sobre el escenario y destacó también su vinculación con Cádiz y su apuesta por los artistas de la tierra, como aquel disco que le compuso a Santiago Donday al que acompañó en la grabación. Y también habló de su afición por el carnaval y las palabras que un día le dedicó Paco Alba: “Tienes el pulgar más flamenco de España”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios