Cultura

El Festival de Montreal acoge el estreno mundial de 'Flamenco, flamenco' de Saura

  • La cita canadiense proyecta este mes y fuera de concurso la cinta · La película muestra a la nueva generación del arte jondo, con nombres como Poveda o Sara Baras, apadrinados por Paco de Lucía y Manolo Sanlúcar

Reconocimientos y premios en certámenes cinematográficos de todo el mundo -de Berlín a Cannes, de Nueva York a San Sebastián- jalonan la trayectoria de Carlos Saura (Huesca, 1932). Sin embargo, es en el festival de Montreal, en Canadá, donde el autor de títulos emblemáticos del cine musical como Bodas de sangre o Sevillanas ha recibido más galardones, cerca de una decena de premios por películas tan distintas como El amor brujo, Carmen, Pajarico, Goya en Burdeos o El séptimo día, que le valió en la edición de 2004 la distinción como mejor director, así como el Gran Premio Especial de las Américas en 1995 por la película Flamenco, de la que Flamenco, flamenco es hoy la continuadora natural.

Si hace 15 años, con la producción de Juan Lebrón, Saura quiso mostrar todo el repertorio de leyendas del arte jondo -Farruco, Chocolate, Fernanda de Utrera, La Paquera de Jerez, Merche Esmeralda, Rancapino y Enrique Morente, por citar sólo algunos de los que protagonizaron este hito en el cine musical-, en la actualidad, el relevo lo han tomado los artistas que representan la nueva encrucijada de un arte en constante evolución. Así, gracias a la producción de la empresa sevillana GPD, el emblemático edificio de la Expo 92 acogió las actuaciones de cantaores de la talla de Miguel Poveda, José Mercé, Arcángel o Estrella Morente y bailaores como Israel Galván, Rocío Molina, Farruquito, Sara Baras o Eva Yerbabuena. Una nueva generación que ha contado, para esta película musical, con el padrinazgo de dos maestros que siguen en activo y que estuvieron frente al foco de Saura en Flamenco, como son Manolo Sanlúcar y Paco de Lucía.

Será a finales de mes cuando el Montreal World Film Festival, que se celebrará entre el 26 de agosto y el 6 de septiembre, acoja la premiere mundial de la cinta que el cineasta rodó en el Pabellón del Futuro de la Isla de la Cartuja durante seis semanas entre octubre y noviembre del año pasado. En concreto, según informó el propio festival a este medio, la película, un retrato artístico de los nuevos intérpretes del jondo, participará en la sección World Greats, aquella reservada para el cine de autor procedente de diferentes latitudes. En este apartado dedicado a "directores que no necesitan presentación", se exhibirán fuera de concurso otras 31 películas de cineastas de la categoría del chino Zhang Yimou, con A woman, a gun and a noodle shop; el georgiano Otar Iosseliani con su nuevo filme, Chantrapas o el francés Jean Becker, que lleva al certamen canadiense My afternoons with Margueritte, protagonizada por Gérard Depardieu.

Hace 15 años, la mítica Flamenco, en la que por primera vez Saura contó con la dirección de fotografía del maestro italiano Vittorio Storaro (con tres Oscar de la Academia), era una de las películas más solicitadas por los festivales internacionales más prestigiosos: Venecia, Nueva York, Toronto, San Sebastián y Montreal, certamen este último profundamente ligado al reconocimiento fuera de nuestras fronteras del universo creativo del cineasta oscense, en el que el flamenco, y el baile en particular, tiene un extraordinario protagonismo. De hecho, la crítica calificó esta producción como "el más importante documento audiovisual sobre este arte". Un reconocimiento que aun hoy sorprende al directir: "Nunca pensé que [Sevillanas y Flamenco] iban a tener tanta repercusión. Pero lo cierto es que hay una serie de artistas que hoy son reconocidos en casi en el mundo entero a partir de estas películas", declaró Saura a Diario de Sevilla tras finalizar el rodaje de Flamenco, flamenco, la secuela de una obra maestra que retrata a los intérpretes del nuevo vocabulario del arte jondo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios