Antonio Arias (Lagartija Nick) "Empezar con un pepinazo te da energía para todo el día de festival"

  • La banda granadina abre la jornada del sábado del No Sin Música con una revisión de los temas de 'Crimen, sabotaje y creación', antesala de la nueva aventura con la que prometen "un salto al vacío" y que verá la luz en septiembre

Antonio Arias, de Lagartija Nick Antonio Arias, de Lagartija Nick

Antonio Arias, de Lagartija Nick / Álex Cámara (Granada)

Antonio Arias tiene muy presente a su hermano Jesús, polifacético escritor y músico fallecido en 2015, y al que busca rendir homenaje y poner en valor su obra. Esa es la columna que vertebra sus dos últimos trabajos con Lagartija Nick, el disco 'Crimen, sabotaje y creación' cuya gira que está culminando trae al No Sin Música, y 'Los Cielos Cabizbajos', que se publica en septiembre y con el que promete un nuevo salto al vacío en la experimentación creativa.

-¿Qué nos traen al festival? ¿Vienen a presentar el nuevo disco 'Los Cielos Cabizbajos' aunque aún no haya visto la luz?

- No, sale en septiembre, así que en este caso seguiremos con la gira de 'Crimen, sabotaje y creación' con una revisión del repertorio. No hemos podido acoplar el nuevo porque va con orquesta y es un proyecto totalmente distinto.

- ¿Ni siquiera sonará el sencillo 'Buenos días, Hiroshima' que han lanzado recientemente?

- No, hasta septiembre no empezamos los ensayos con la orquesta y a partir de ahí nos pondremos porque requiere un montaje de más de veinte personas en el escenario. Así que los proyectos están totalmente divididos.

- Hicieron una presentación el verano pasado de ese proyecto...

- Sí, hicimos una puesta en directo del proyecto junto con la Universidad de Granada para la edición de un libro recopilatorio de los textos de mi hermano Jesús (Arias) que falleció en 2015 y sobre su material estamos abordando también 'Los Cielos Cabizbajos', que supone una continuación de 'Crimen, sabotaje y creación'. Ahí pudimos ver en directo cómo funcionaba y fue el detonante para meternos a grabar en estudio y ahí hemos estado un año prácticamente. El que oiga lo nuevo va a encontrar ecos de lo antiguo porque en ese disco ya había creaciones de mi hermano, pero también una revisión y un salto al vacío.

- ¿Lagartija Nick vuelve entonces a fusionar y a experimentar?

- Sí, en el caso del nuevo álbum es totalmente una aventura porque el grupo está al servicio de la orquesta y la orquesta al servicio del grupo, el coro también... Para nosotros supone un proyecto con una forma de hacer música que no hemos hecho nunca. 'Los Cielos Cabizbajos' mira a las víctimas de las guerras, así que el repertorio también se abre en ese sentido. Si mi hermano habla de Somalia, la música mira a ese mundo subsahariano, así que es el disco más ambicioso de los que hemos hecho.

- Enlazando con la gira actual, el homenaje a su hermano Jesús está presente en ambos proyectos.

- Mi hermano era poeta, periodista, músico... entonces abarcarlo está costando un tiempo. Primero se editaron textos suyos por la universidad en un libro que amigos que han intentado comprarlo me dicen que no bajan de 200 euros en ebay. O sea que presentar la figura de Jesús Arias al público, como tiene tantas consideraciones, lo estamos haciendo poco a poco por la dimensión del personaje, poética, musical... Como ejemplo te contaré que en el disco nuevo, para abordar su carrera periodística hemos contado con Jon Sistiaga, que pone textos narrativos en un par de canciones. Así que recuperar la obra de un artista desconocido como Jesús es complicado pero muy motivador por la ingente obra que dejó escrita.

- ¿Cuánto hay de clásico de Lagartija y cuánto de creaciones de Jesús?  

- Hay un 50-50 porque Jesús ya colaboró con discos como 'Omega' o en diferentes etapas del grupo, así que siempre ha estado presente en esa manera que nos distingue de hacer música, con unas letras que miran siempre a una luz lorquiana sin dejar la expresión punk o la misma que tiene la banda. 

- ¿Pega Lagartija en el cartel del festival?

- Yo creo que sí, es un gran festival y con los que nos vamos a encontrar son compañeros. De hecho, después de nosotros tocan Los niños mutantes. Los festivales ofrecen en todos los casos una oferta muy ecléctica y se abren cada vez más, mira Sonorama por dónde va. Los festivales se van abriendo muchísimo y nosotros no nos hemos sentido fuera de ninguna escena, todo lo contrario, siempre hemos estado en un camino de investigaciones que cuando no nos tropezamos con una manera de hacer las cosas lo hacemos con otras. Las cosas de una carrera larga.

- Pero el contenido que tienen vuestras letras es difícil que llegue en un escenario festivalero de este tipo.

- Sí, pero hoy día, por distinto nada más, yo creo que puede ir bien. Siempre hay un hueco para la música y más en festivales para Andalucía con grupos de la tierra, no creo que nada desentone. Presumimos una uniformidad cuando vamos a un festival pero yo creo que hay muchísima variedad en la escena como para poder atraparla en un solo movimiento. 

- ¿Qué le diría a aquel que no sabe a qué hora incorporarse al festival para animarlo a que esté temprano y escuche a Lagartija Nick?

Empezar con un pepinazo siempre está bien en la fiesta, te da energía para todo el día de festival. En vez de poquito a poco es una buena manera empezar por todo lo alto y enganchar con esa energía que siempre tiene el público de los festivales, que son verdaderas pilas alcalinas. Nosotros entraremos a 220 voltios. Y, sobre todo, les animaría a abrir los oídos a propuestas que son nuestra propia cultura ya que nacen desde aquí y para aquí van. 

La carta de Gala y Luján al Festival No Sin Música La carta de Gala y Luján al Festival No Sin Música

La carta de Gala y Luján al Festival No Sin Música

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios