Cultura

Argentina llora la muerte de la 'Negra' Sosa y despide a la artista con honores

  • Cientos de personas rindieron homenaje a la llamada 'voz de América Latina' ayer en el Congreso de la Nación · Sus canciones, verdaderos "gritos de libertad", quedarán en la memoria de muchos seguidores

Argentina lloró ayer la muerte de Mercedes Sosa, llamada la voz de América Latina, que fue despedida por cientos de personas en un velatorio en el Congreso de la Nación, un honor reservado a las más altas personalidades de la política y la cultura en el país. La Negra Sosa, de 74 años, falleció ayer en un hospital del barrio de Palermo, en Buenos Aires, al agravarse una afección hepática complicada con problemas cardiorrespiratorios. Sus restos han sido velados toda la noche en el salón de los Pasos Perdidos del Congreso por miles de seguidores, que depositaron flores y cartas de cariño tras cumplir la larga cola. Hoy serán incinerados en el cementerio de Chacarita.

Nacida en Tucumán (noroeste argentino) el 9 de julio de 1935, Sosa comenzó muy joven su carrera artística y pronto se dio a conocer por su reivindicación de las raíces culturales argentinas, su presencia imponente y el tradicional poncho que utilizaba para sus actuaciones. Censurada por la dictadura militar argentina (1976-1983), se exilió en Europa y acentuó su compromiso con la defensa de las libertades.

Convertida en un símbolo para varias generaciones de latinoamericanos, Sosa fue la cantante argentina más premiada y conocida en la región. Paseó el nombre de Argentina, actuó con algunos de los intérpretes más reconocidos, como Luciano Pavarotti, cantó en el Vaticano y grabó discos con los mejores del momento durante una larga carrera, que coronó este año con la edición de dos volúmenes de su trabajo Cantora, en los que estuvo arropada por Joan Manuel Serrat, Shakira, Julieta Venegas, Jorge Drexler, entre otros. Una carrera que fue distinguida con múltiples premios internacionales, un disco de platino por Gestos de amor y tres premios Grammy Latino. Y para acercar su legado a las generaciones más jóvenes, el gobierno de Buenos Aires impulsará una jornada de reflexión sobre su figura en los colegios.

El objetivo, dijo el ministro porteño de Cultura, Hernán Lombardi, es "reflexionar sobre la Mercedes artista y ciudadana, un ejemplo de resistencia al autoritarismo y una demostración de cómo la cultura puede poner una valla al autoritarismo y cómo después, con su arte, vino a ponerse al servicio de la construcción de la democracia argentina". "Sus canciones fueron un grito de libertad, cada una de sus canciones significaban festejar la libertad de la democracia y construir un país con la mayor equidad. Su vida es un ejemplo y su arte es muy conmovedor", agregó.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios