Cultura

Antonio Reguera y Agustina regresan a La Teta de Julieta

  • La pareja artística, que cumple en 2015 un cuarto de siglo de unión, actúa el lunes a las ocho de la tarde

Antonio Reguera y su inseparable Agustina volverán a actuar en Cádiz en este puente de La Inmaculada que tradicionalmente llenan de carcajadas. Inmersos aún en su gira de 2015, La risa que mejor suena, la pareja de la Alta Dimensión ha convocado a sus correligionarios a una nueva actuación en La Teta de Julieta, que tendrá lugar el lunes 7 de diciembre, a partir de las ocho de la tarde.

Reguera, que cumple este año medio siglo desde que se adentrara en el mundo de la música, es una garantía para pasar tres horas riendo a mandíbula batiente. El pasado verano ya dio una lección de que está en plena forma en ese mismo escenario, que presentó un aspecto magnífico, como cada vez que Antonio y Agustina convocan a sus fieles.

El secreto del éxito de Reguera es su autenticidad, lo que ven es lo que hay, no es impostura, su genialidad puede que estribe en eso, por eso no defrauda nunca y por eso, a pesar de llevar 25 años tocando con este formato de música y humor por toda Andalucía, sigue siendo un icono para muchos otros monstruos del humor.

Por eso, y a pesar de que intentan imitarlo, Antonio Reguera es único no sólo arriba del escenario. Por eso soporta tan bien el paso del tiempo y por eso la gente no se cansa de oírlo.

"Como he dejado de fumar tengo la voz ahora perfecta, vamos, que estoy como Michael Jackson cuando todavía era black", bromeaba Antonio Reguera durante su última entrevista con este diario.

Antonio ha cambiado su repertorio musical y ha aparcado su guitarra eléctrica para acompañarse con una acústica, lo que le permite entonar temas más cantables y que los espectadores pueden corear o seguir con las palmas, contribuyendo a mantener el buen tono de un espectáculo que llega a durar hasta tres horas.

"Estamos tres horas sobre el escenario y de esta manera, con canciones con letra, con Las Habaneras, el Yesterday, Los duros antiguos... montamos un espectáculo en el que interactuamos con el público, que corea las letras y se divierte. Pensamos que así el espectáculo funciona mejor". Y están en lo cierto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios