34 edición del Festival Iberoamericano de Teatro de Cádiz La emotiva presentación del último FIT de Pepe Bablé como director

  • Autoridades y público arropan a “la imagen” y “el alma” del FIT durante la puesta de largo de la XXXIV edición

  • La aportación económica anual del Ministerio de Cultura no llega a la cita teatral

Pepe Bablé, director del FIT, durante la presentación de la 34 edición del festival, la última que dirigirá. Pepe Bablé, director del FIT, durante la presentación de la 34 edición del festival, la última que dirigirá.

Pepe Bablé, director del FIT, durante la presentación de la 34 edición del festival, la última que dirigirá. / Julio González

“No quería que pasara pero al final...” El aplauso arropa sus lágrimas que huyen de la contención inicial que le ha impuesto a su cuerpo, a su voz, a sus sentimientos. Pepe Bablé no quería emocionarse pero, inevitablemente, se quebró durante unos segundos en los que las autoridades y el público presente en la Casa de Iberoamérica lo arroparon con un caluroso aplauso y proclamas de cariño. Y es que Pepe Bablé, director del Festival Iberoamericano de Teatro de Cádiz, presentaba la programación de la que será la última edición en la que estará al frente de la cita. ¡Cómo no emocionarse!

Cómo no emocionarse si cada representante político que se acercaba el atril para apoyar la inauguración de este XXXIV FIT reconocía su extensa y sólida labor que hunde sus raíces en el año 1993, cuando compartía responsabilidad con Sanchis Sinisterra para, un año después, emprender en soledad este camino en el que los términos FIT y Pepe Bablé se han fundido hasta hacerse uno.

Una soledad, a su juicio, sólo sobre papel ya que lo primero que hizo Bablé al tomar la palabra durante la presentación del festival fue “agradecer” a autoridades españolas y latinoamericanas, voluntarios, técnicos, empresas colaboradoras, programadores y prensa que durante todos estos años han rozado al FIT pues “no hubiera sido posible sin ninguno de ellos”. “En estos 27 años sólo he intentado poner lo mejor de mí y he trabajado para que el relato de los éxitos del festival sea extenso y demostrable, como lo es. Sólo con eso me siento ya retribuido”, acierta a decir antes de que las lágrimas se le escapen de los ojos y el atronador aplauso resonara en el patio de la antigua Cárcel Real donde el todavía director de la cita le quiso desear “suerte y lucidez” a su sucesor (todavía por anunciar) para “que consiga lo que yo no pude o no supe conseguir”.

De todas formas, como explicó la concejala de Cultura del Ayuntamiento de Cádiz, Lola Cazalilla, “Pepe –que deja el festival debido a su jubilación– se va pero estará cerquita” ya que, aseguró la edil, “en la próxima nueva etapa queremos contar con su asesoramiento y conocimientos, algo a lo que Pepe se ha comprometido conmigo”, agradeció.

Pero antes de vislumbrar el futuro del FIT, Cazalilla espera que los gaditanos y visitantes disfruten de una edición “tan especial” del festival que empieza mañana 18 de octubre y que se celebrará hasta el próximo 26 de octubre.

Una edición que presentó con “la alegría” de quien acaba de capear la tormenta. Y es que la concejala reveló que los organizadores se han tenido que enfrentar a unas semanas “un tanto difíciles” puesto que la aportación que anualmente dirige el Ministerio de Cultura, a través del Inaem, al FIT “este año no ha llegado todavía debido a la situación política actual”. “Nos dicen que llegará, y seguro que es así, pero para sacar adelante esta edición hemos tenido que poner en marcha algunos mecanismos para subsanar esta carencia presupuestaria porque, como saben, la aportación del Ministerio es bastante importante”, reconocía.

En este sentido, la concejala quiso agradecer aportaciones como las de Aguas de Cádiz y Junta de Andalucía, personificando el esfuerzo en Mercedes Colombo, delegada de Cultura y Patrimonio Histórico del ente andaluz y en el viceviceconsejero del ramo, Alejandro Romero, que fue quien tomó el atril con cariñosas palabras para el festival en el que han “duplicado” su aportación, “después de muchos años en las que ha permanecido inamovible”, porque cree que el FIT “amplifica nuestra política cultural”.

Antonio González Mellado, el nuevo diputado de Cultura, también defendió el apoyo a la cita desde el Palacio Provincial. Un apoyo que, si bien, económicamente “no es tan importante” sí se cimenta durante todo el año en “un esfuerzo programático y de formación de nuevos públicos” a través de todas las actividades en torno a las artes escénicas que promueve Diputación en muchas de las localidades de la provincia.

Desde el Centro Fundación Unicaja de Cádiz, su responsable, Javier Vela, también celebró el hito de una nueva edición del festival porque “no es nada fácil alcanzar una 34 edición en el panorama no sólo nacional sino internacional”. Así, hay que recordar que en la nueva apuesta del FIT participan 17 compañías procedentes de 8 países diferentes que pondrán en escena 18 espectáculos en 23 representaciones durante estos 9 días.

Profesionales de Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, El Salvador, Portugal, Perú y España son los participantes sobre las tablas de este FIT aunque llegan a 23 los países representados en el festival que, hay que recordar, no sólo tiene una pata de espectáculos sino también un amplio espacio para el análisis, debate y reflexión sobre las artes escénicas.

Dentro de esa labor más pedagógica, se enmarca el Encuentro de Mujeres de las Artes Escénicas cuya coordinadora, Mariana González, también quiso reconocer a Bablé como un director con el que “no cara a la galería, sino a puerta cerrada, ha trabajado con nosotras de igual a igual, en paridad y siempre dispuesto a escuchar, aprender y a atender otras perspectivas”.

Cómo no emocionarse cuando uno se despide dejando tras de sí tanto respeto y cariño.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios