medio ambiente

El verano fresco de 2019 hizo disminuir el nivel de ozono en la provincia

  • El fenómeno es contrario al vivido en el resto de la comunidad autónoma

  • Aun así, Arcos tuvo 144 jornadas de saturación, mientras que los registros de dióxido de azufre fueron especialmente altos en San Roque

Las bajas temperaturas en Cádiz y parte del Valle de Guadalquivir fueron la excepción andaluza al verano pasado. Las bajas temperaturas en Cádiz y parte del Valle de Guadalquivir fueron la excepción andaluza al verano pasado.

Las bajas temperaturas en Cádiz y parte del Valle de Guadalquivir fueron la excepción andaluza al verano pasado. / Fito Carreto

El verano de temperaturas por debajo de la media que vivió la provincia el año pasado contribuyó a que los registros de ozono troposférico (que tiene su origen en las emisiones del tráfico rodado y cuyos registros aumentan con el calor) descendieran respecto a lo que suele ser habitual en la zona de Cádiz y el Valle de Guadalquivir. La situación es inversa a la que vivió el resto del territorio andaluz, donde el intenso y prolongado calor estival mantuvo elevadas las concentraciones de ozono.  De hecho, durante 2019, y según los datos obtenidos en el último Informe sobre la calidad del aire en Estado español realizado por Ecologistas en Acción, la totalidad de la población andaluza respiró aire contaminado durante 2019 según parámetros de la OMS. 

De hecho, en Andalucía, los contaminantes que más incidencia tuvieron durante 2019 fueron el ozono troposférico, las partículas PM10 y PM2,5, el dióxido de nitrógeno y el dióxido de azufre, siendo la comunidad andaluza un territorio con nueve focos principales de contaminación, dos de los cuales, se encuentran en la provincia: el entorno de la Bahía de Cádiz y la Bahía de Algeciras. Ninguno de los marcadores de la provincia supera el margen legal de emisiones, aunque sí los parámetros recomendados por la OMS, con algunos puntos destacados. Por ejemplo, el área de Puente Mayorga, en San Roque,vivió 77 días por encima de los niveles aconsejados (20 microgramos/m3) en dióxido de azufre, mientras que Guadarranque registró 47 jornadas con mala calidad del aire. 

A mencionar que, aunque la central térmica de Viesgo, en Los Barrios, aún se situaba en 2019 entre las diez más contaminantes del territorio español, está previsto su cierre dentro del plan de descarbonización y transición energética.

Como es habitual, la zona de Arcos sufrió vicariamente la contaminación generada en otras zonas cercanas, superando 144 días los niveles de ozono troposférico recomendados (según registros octohorarios), cuando el límite recomendado por la OMS se sitúa en 25 días. El mismo fenómeno ocurre en los medidores de otras zonas rurales, como los Alconornacales o Prado del Rey, que registraron 60 días por encima de lo aconsejado. La media de jornadas que superaron en el entorno de la Bahía de Cádiz las recomendaciones de saturación de ozono fue de 79, destacando los niveles de Chapín, en Jerez, que acumularon 104 días de anomalías. 

Respecto al control de contaminación ligada a la actividad marítima, la plataforma ecologista destaca que numerosas autoridades portuarias (entre ellas, las de la Bahía de Algeciras y Ceuta), carecen de medidores de calidad del aire. La Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz ha facilitado unas mediciones puntuales de partículas en suspensión totales (PST) en el Muelle de la Cabezuela de Puerto Real, que han arrojado concentraciones elevadas de este contaminante (la media anual de emisión de partículas estaría en 20 microgramos/m3 y la media del control de la Cabezuela llega a 39). En los puertos estatales, señalan los ecologistas, los contaminantes que más incidencia tuvieron en 2019 fueron las partículas PM10 y PM2,5, y secundariamente los óxidos de nitrógeno y de azufre.

La obtención de estos datos se ha realizado a través de tres fuentes distintas: las páginas web diseñadas por las comunidades autónomas y ayuntamientos citados con este fin; los informes anuales elaborados por las mismas comunidades autónomas; y la recepción directa de los datos ante la solicitud realizada por Ecologistas en Acción a las diferentes Administraciones estatales, autonómicas y locales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios