DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

medio ambiente

La Bahía de Cádiz encabeza la reducción de gases contaminantes durante el confinamiento

  • La estación de Marconi, entre los mayores descensos a nivel nacional, con un 73% menos 

  • Desde Ecologistas en Acción advierten que la desescalada podría traer un aumento de los niveles previos

Atasco en la avenida del Puerto, en Cádiz. Atasco en la avenida del Puerto, en Cádiz.

Atasco en la avenida del Puerto, en Cádiz. / Lourdes de Vicente

La Bahía de Cádiz ocupa, a nivel andaluz, los primeros puestos de reducción de gases contaminantes durante el confinamiento, según el análisis publicado por Ecologistas en Acción. El estudio ‘Efectos de la crisis de la COVID–19 sobre la calidad del aire urbano en España’, realizado en 26 de los principales núcleos urbanos de la geografía española, incluye la bahía gaditana en su conjunto. Así, las cinco estaciones de medición de calidad del aire situadas en la zona presentan una reducción del 67% respecto al promedio de la década anterior (cifra apenas superada por Córdoba, con un 68%), mientras que la estación orientada al tráfico (más expuestas), la de la avenida Marconi, presenta una reducción de hasta un 73%: la más alta de toda Andalucía. De hecho, a nivel nacional, la marca sólo es igualada por Palma y superada por Alicante (79%) y Valencia (78%). La media también supera con mucho la nacional, situada en un 58%. 

Siguiendo los registros andaluces, los cordobeses presentan también una alta disminución en estación orientada al tráfico (70%) mientras que el resto de ciudades computadas los registros son bastante menores: Granada, 60% menos en E. Tráfico y 57% menos de media; Málaga, 59% en E. Tráfico y 56% de media y Sevilla, 59% en E. Tráfico y 58% de media.

El periodo de medición del estudio ha abarcado del 1 de marzo de 2020 hasta el pasado 30 abril (un margen lo suficientemente amplio para paliar los sesgos producidos por vacaciones de Semana Santa en la comparativa con la década anterior); mientras que los datos se han obtenido a partir de la información publicada en las páginas de referencia de las comunidades autónomas, algunos ayuntamientos y recepción directa. 

El actual contexto -apuntan los ecologistas- "pone de manifiesto que la reducción del tráfico motorizado y los cambios en las pautas de movilidad son la mejor herramienta para reducir la contaminación, aun teniendo en cuenta la excepcionalidad de la situación extrema que estamos viviendo". El análisis mide muy especialmente las cargas de dióxido de nitrógeno, el contaminante típico del tráfico motorizado, aunque también han disminuido "de forma importante" las partículas en suspensión y el ozono. 

Desde Ecologistas en Acción apuntan también que, según el Instituto de Salud Carlos III y la Agencia Europea de Medio Ambiente, el díóxido de nitrógeno "agrava las enfermedades respiratorias y merma la resistencia a las infecciones". De hecho, hay estudios que ligan la mortalidad de la enfermedad COVID–19 a la contaminación atmosférica. 

Los ecologistas advierten, no obstante, que la desescalada podría conllevar "paradójicamente" un aumento de la "contaminación atmosférica por encima de los niveles precedentes". Por ello, aconsejan mantener las buenas prácticas, como la compra de proximidad, el teletrabajo voluntario, la administración electrónica o el escalonamiento de horarios laborales, además del fomento de la movilidad peatonal y cicilista. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios