TRANSPORTE Novedades en la implantación del tranvía en el tramo urbano

86 postes de catenaria para el 24-S

  • Junta y Ayuntamiento presiden ayer la colocación del primero de los postes que servirán en la calle Real de catenaria y de farola · En total serán 209 los que se instalarán en todo el tramo urbano

A simple vista es sólo un poste, pero detrás del mismo hay mucha tela que cortar. Para empezar, supone un hito en el futuro de la implantación del tren tranvía en la localidad, recordando al paseante de la calle Real que la obra de peatonalización no es sólo para evitar que los vehículos crucen la vía, sino que sirve de soporte para el paso de este nuevo medio de transporte, paradigma de comunicación entre distintas localidades de la Bahía para la Delegación Provincial de Obras Públicas.

Pero no sólo eso, la instalación ayer del primero de ellos da carpetazo, al menos momentáneo, a segundas opciones, como la electrificación subterránea. Los cables, sí o sí, irán por fuera, elevados sobre el nivel del suelo una distancia aproximada de siete metros y apoyados en los extremos en sus respectivos postes de catenarias situados uno justo enfrente del otro.

El alcalde de la ciudad, Manuel de Bernardo, y el delegado provincial de Obras Públicas, Pablo Lorenzo, protagonizaban ayer la estampa de la jornada fijando al suelo el primero de estos postes -ubicado frente a la Iglesia Mayor- con ocho tuercas. El proceso anterior para esta instalación, explicaba uno de los responsables de la obra, había sido sencillo. Se había levantado la losa de granito y la manta que protege el suelo de las vibraciones, dejando al descubierto las pernas sobre las que fijarían las mencionadas tuercas.

Este proceso se está llevando a cabo, uno tras otro, para hasta un total de 209 postes de catenaria. Aunque en esta primera fase, la que corresponde al tramo central de Real más implicado en los fastos del 24 de Septiembre, serán 86 los que queden finalmente colocados. En concreto, se trata del tramo que se reparte entre el entorno de la Venta de Vargas y la calle Santo Entierro. Para ello, la adjudicataria se valdrá también de un camión pluma que elevará cada una de las piezas para su instalación, habida cuenta de la longitud de los postes, nueve metros.

Así, desde la semana pasada, se está trabajando en esta tarea de sacar a la luz estos apliques, y en estos días resta la colocación propia de los postes. Y también desde la semana pasada se interviene en el tendido de cables subterráneos para la iluminación de la vía. Porque justo en esta doble funcionalidad reside la peculiaridad de estas piezas. De esta manera, desde un primer momento, Ayuntamiento y Junta tuvieron clara la idea de unificar ambos elementos -el poste de catenaria y la farola- en uno solo, de tal modo que se redujera el número de elementos del mobiliario urbano en la calle Real creando así un espacio más diáfano en todo el trazado. No ha sido tarea fácil la elección de un modelo que se ajustara además al diseño de la arteria de la ciudad.

Finalmente, resultó ser la que todos pudieron ver ayer. Un poste que integra la propia iluminación, mediante dos brazos-farola que iluminarán en dos alturas. Así, uno de los brazos proyectará la luz hacia las vías del tranvía, a una altura de 7,6 metros. El segundo lo hará hacia las aceras, ubicado a una distancia más baja de 4,5 metros. Los postes, según señalaba Obras Públicas ayer en un comunicado, tendrán un peso aproximado de entre 482 y 708 kilogramos -en función de si incorporan una o dos farolas-, y la distancia media entre postes será de 25 metros lineales. La potencia de la luminaria que proyecta la luz hacia las vías es de 100 vatios y la que enfoca hacia las aceras, por su parte, de 35.

Entre una y otra estará la catenaria, un cable que dotará de energía eléctrica a los tranvías, a través de un pantógrafo que se instalará en la cubierta de los vehículos, lo cual permitirá la tracción y circulación de los mismos por una nueva calle Real que, ahora sí, emprende un camino sin retorno hacia su futuro. Por él, pasa este nuevo medio de transporte que ayer valoró el delegado de Obras Públicas. De esta manera, mostró su satisfacción por haber alcanzado este punto en el grado de ejecución de la obra, una fase final que cumple con el compromiso establecido con el Ayuntamiento. Por su parte, De Bernardo, agradeció el cumplimiento de este compromiso. "Hasta ahora nunca me ha fallado la palabra del delegado", apuntó, concediéndole un especial mérito al hecho de que esta actuación faraónica se está realizando en unas condiciones de crisis económica que no son las más deseables. El alcalde isleño se mostró orgulloso del avance de la intervención de cara a los actos del 24 de Septiembre, para lo cual era imprescindible que la calle Real, una calle en la que también se escribió la historia del constitucionalismo, luciera con el mejor de sus aspectos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios