Nueva oportunidad económica

Impacto de los rodajes en Cádiz | Un negocio de película

  • La industria audiovisual abraza a la provincia de Cádiz como un destino de cine

  • Este 2021 en la capital se han rodado 27 producciones con un impacto de 3,2 millones de euros y en Jerez se atendió a 20 productoras el año pasado

El equipo de 'The Crown' esta semana en Baelo Claudia, en Tarifa.

Con unos datos de paro que continúan en ascenso (4,2% con 6.160 personas más en desempleo con respecto al mes anterior) y con una dependencia insana del sector servicios (responsable del 87% del incremento del paro en septiembre), el futuro del mercado laboral de la provincia de Cádiz se escribe como un mal thriller de final predecible si no se produce un giro de guion hacia una nueva veta de negocio. A estas alturas de metraje andamos cuando la industria audiovisual ha comenzado a acercarse al primer plano de esta película marcada, incluso, por la pandemia, por las medidas sanitarias, por regulaciones de empleo... Porque los rodajes de largometrajes y cortometrajes de ficción y no ficción, series televisivas y anuncios han puesto el foco sobre nuestro vasto y rico territorio, perfecto para interpretar un protagónico papel de plató de cine.

Y no es que las virtudes de la geografía gaditana hayan pasado desapercibidas hasta ahora para productores nacionales o internacionales (podemos recordar desde El imperio del sol en Trebujena a James Bond en la capital) pero desde las Film Office de Cádiz y Jerez  (dos de los centros que han cobrado cierto poderío en los últimos años) confirman que “el interés” por rodar en sus respectivos cascos históricos y paisajes naturales (playas y viñas, respectivamente) “ha aumentado, sobre todo, en los últimos dos o tres años”.

En el caso de la capital, el concejal de Fomento, Carlos Parada, pone los datos de los últimos nueve meses sobre la mesa: “En lo que va de 2021 se han realizado en Cádiz 27 producciones de diferentes formatos en las que se han contratado 300 extras locales y han traído a la ciudad 700 profesionales con todo lo que ello conlleva: pernoctaciones, comidas, compra de material específico... En definitiva, el impacto económico que tenemos medido a través de una batería de criterios e indicativos creados desde el año pasado para tal efecto es de 3.338.200 euros, y eso desde el 1 de enero hasta ahora”.

Rodaje de la película '1.000 lines' en la plaza de la Catedral de Cádiz Rodaje de la película '1.000 lines' en la plaza de la Catedral de Cádiz

Rodaje de la película '1.000 lines' en la plaza de la Catedral de Cádiz / Jesús Marín

Por hacer una comparativa inmediata, la ciudad de Málaga, otro de los destinos andaluces que está cobrando brío en el sector, acogió en el primer semestre de este año 128 producciones que le reportaron 1,3 millones de euros, según datos de l a Málaga Film Office. Es decir, aunque el número de rodajes es mayor,  la producción realizada en Cádiz le dobla el impacto económico.   

En Jerez, según la información facilitada desde su Film Office, se espera que 2021 continúe con el arco narrativo que se ha dibujado en los últimos años con las grabaciones de películas como El verano que vivimos –7 semanas de rodaje en 2019 con un equipo de 120 personas y una productora, Bambú Producciones, que invirtió en la ciudad  una cantidad superior al millón de euros, entre gastos de alojamiento, empresas de servicio locales, alquiler y compra de mobiliario y atrezzo, contratación de actores y figuración y gastos de restauración y comercio–; o series como La templanza –rodada en septiembre de 2019 y que supuso una inversión directa de un millón de euros en pernoctaciones, transportes, restauración, alquiler de espacios de rodaje, contratación de figuración y otros gastos–.

Desde la oficina jerezana demuestran la línea ascendente del negocio con su histórico. Así, desde 2016 (cuando se creó la oficina al incorporarse el municipio a la Red de Ciudades de Cine) hasta 2019 se atendieron a unas 25 productoras. “El descenso de la actividad durante la pandemia supuso un bajón en la labor de la oficina, aunque a partir de septiembre de 2020 se activaron las peticiones de rodajes. En ese año de pandemia se atendieron unas 20 producciones audiovisuales (casi el mismo número que en los cuatro años anteriores)”, aseguran desde la Jerez Film Office cuyo balance de 2021 “está pendiente aún de realizar”.

Con todo, la atracción por Jerez ha continuado este año con las grabaciones de la película La maniobra de la tortuga, dirigida por el jerezano Juan Miguel del Castillo y basada en el libro del gaditano Benito Olmo, cuyo rodaje también ha pasado por Cádiz (donde en 5 días ingresó en la ciudad 250.000 euros) y San Fernando y, sobre todo, con la ficción en formato serie más interesante y más relevante rodada en la provincia hasta el momento (repitiendo, por cierto, experiencia), The Crown, cuyo centro de operaciones para los rodajes en toda Andalucía se ha situado en Jerez.

“Las temporadas tercera y quinta de la prestigiosa serie británica, ganadora de numerosos Premios Emmy, han tenido a Jerez como base de operaciones. Este año ha supuesto la contratación de unos 300 figurantes de toda la provincia, de los cuales 200 son de la ciudad, así como un gasto de 410.000 euros correspondiente a 4.700 pernoctas en Jerez del personal técnico y actores (unas 300 personas), a lo que hay que sumar su asistencia a establecimientos de restauración, compras en tiendas locales y la contratación de numeroso personal auxiliar local como conductores, peones, controladores de medidas Covid, vigilancia, y el alquiler de varias naves industriales para la construcción de decorados, atrezzo y platós de rodaje”, recuerdan desde Jerez sobre la serie de la plataforma Netflix que también ha grabado escenas estos días en el yacimiento arqueológico de Baelo Claudia (en Tarifa) y la facultad de Empresariales de la Universidad de Cádiz (entre otros escenarios de la capital en la que la Cádiz Film Office estima que este rodaje ha ingresado 25.000 euros). 

En su anterior visita a Andalucía, The Crown sumó a sus escenarios la Carraca de San Fernando, una localidad que también en los últimos tiempos se ha puesto en el mapa de la cinematografía. Un hecho que su alcaldesa, Patricia Cavada, explica por el “afianzamiento” de la relación de la ciudad con el cine “a partir de la entrega (en 2020) del Premio de Las Cortes a la Academia del Cine Español, en concreto a su presidente Mariano Barroso”, además de con los actos de encuentro del sector que trajo aparejada esta distinción.

Así, la Isla de León también ha sido en 2021 base de operaciones de otra importante producción, esta vez nacional, la película Lobo Feroz (Adriana Ugarte, Javier Gutiérrez, Juana Acosta...) que también tuvo una importante presencia en Cádiz, El Puerto, Vejer, Chiclana, Alcalá de los Gazules, Trebujena, Barbate y Alcalá de los Gazules, dejando un impacto económico de 1.610.000 euros en el conjunto de la provincia.

Una imagen del rodaje de la serie 'La templanza' en Jerez. Una imagen del rodaje de la serie 'La templanza' en Jerez.

Una imagen del rodaje de la serie 'La templanza' en Jerez.

Y es que, prácticamente todas las producciones de películas y series que recalan en alguno de los municipios de la provincia, extienden su metraje por varias de estas localidades, ya en 2018, Operación Camarón, de Carlos Theron, por ejemplo, compartía escenas en Cádiz y San Fernando, al igual que Antes de la quema de Fernando Colomo que, por cierto, dejó en los 9 días de rodaje en la capital 840.00 euros. Un año, 2018, donde en Cádiz destacó el rodaje de The rhythm section, una producción internacional con Jude Law y Blake Lively como protagonistas que apenas en dos días de rodaje dejó un impacto económico de 1,8 millones de euros, y la espectacular imagen de un autobús explotando en el Campo del Sur que, para el thriller dirigido por Reed Morano, pasaba por un lugar de Marsella.

Y es que, como explican desde la Cádiz Film Office –un servicio del Instituto de Fomento y Empleo del Ayuntamiento de Cádiz que se creó en 2005 y cuyo trabajo ha dado fruto en 331 producciones que se han realizado en la ciudad–la similitud de la capital gaditana con otras ciudades “sobre todo con La Habana y otras ciudades Latinoamericanas”, es uno de los diferenciales que las productoras encuentran en Cádiz “además de venir buscando el conjunto histórico-patrimonial tan rico que tenemos, la propia costa y localizaciones muy concretas como nuestras casas palacio”, aduce el concejal de Fomento que coincide con la valoración de la Jerez Film Office que también destaca la monumentalidad y belleza de su casco histórico como imán para las producciones audiovisuales. 

Pero además, Carlos Parada asegura que desde el Ayuntamiento de Cádiz se está trabajando “para adaptarnos aún más a las distintas necesidades que suelen traer las productoras para abrir nuevas vías de negocio”. “Es cierto que el interés por Cádiz está aumentando pero creemos que  todavía, y por eso estamos haciendo mediciones y analizando los datos, podemos mejorar aún más las posibilidades que tiene la ciudad para ofrecerles a estas productoras no sólo el encanto natural per se que tiene Cádiz sino ofrecerles facilidades a través de la Administración no sólo para aumentar el número de rodajes también para ver qué actividades económicas que estén relacionadas con esas necesidades de los equipos que se mueven fuera de casa. Podemos promocionar esas actividades para que se cree mayor inversión y puestos de trabajo en la ciudad”, valora el edil que anuncia que “en breve” se informará “de actuaciones específicas” para promocionar “más esta actividad” desde el Ayuntamiento de Cádiz.

Labores encaminadas a continuar esta relación entre Cádiz y el cine –inaugurada hace 125 años cuando el primer cinematógrafo de los hermanos Lumière hizo sus pruebas en el que era el Teatro Principal de la ciudad– que este año, además de las ficciones mencionadas, han traído a Cádiz los rodajes de la serie portuguesa Cuba Libre (5 días en mayo que reportaron 83.500 euros); la serie británica Top Boy (11 días también de este mayo que supuso el importante ingreso de 1,8 millones de euros) o la cinta alemana 1000 Lines (que en los dos días de su paso por la capital dejó un impacto de medio millón de euros).

Aunque todavía sin su influencia económica sin cuantificar, otras ficciones de plataformas como Movistar+ o Netflix también han dejado su huella en otros puntos de la provincia. Pues más allá del impacto económico, es interesante que localizaciones de nuestra geografía formen parte del escenario de proyectos tan esperados como la recién estrenada primera serie de Alejandro Amenábar, La fortuna (con una trama, además, tan ligada a nuestra tierra como fue el expolio del Nuestra Señora de las Mercedes por la empresa cazatesoros Odyssey) rodada en Algeciras y La Línea; el debut en el formato de Daniel Sánchez Arévalo con Las últimas de la fila, que este mismo viernes culminó su paso de cuatro días de rodaje por Vejer tras grabar en Conil a comienzos de septiembre; o también la opera prima de ficción del director Alexis Morante que se dirigió esta primavera a su hogar, Algeciras, para rodar su película El universo de Oliver.

Y aunque los estudios, plataformas y productoras trabajan con su habitual secretismo, ya ha podido trascender que se preparan futuros proyectos. Así, de forma inminente, acaba de trascender el rodaje en octubre de la temporada final de Killing Eve en Cádiz donde, quizás a medio plazo, “se está gestionando un importante proyecto de carácter internacional, del que de momento, no podemos desvelar, pero que no dejará a la ciudad impasible”, auguran desde la Cádiz Film Office.

Rodaje de 'The Rythm Section' en el Campo del Sur de Cádiz. Rodaje de 'The Rythm Section' en el Campo del Sur de Cádiz.

Rodaje de 'The Rythm Section' en el Campo del Sur de Cádiz. / Kiki

Con todo, es necesario encuadrar este creciente interés por los escenarios gaditanos en un contexto en el que Andalucía, a través del trabajo de la Andalucía Film Commission, ya  ganaba planos en la geografía nacional antes de la pandemia y presumía como destino de rodaje más que apetecible para las producciones nacionales e internacionales. Así, en la última Memoria de actividad y rodajes publicada por la institución (la correspondiente a 2018) se indicaba que las grabaciones en territorio andaluz se habían incrementado un 2,92 con respecto al año anterior, llevándose a cabo 1.447 rodajes que había dejado más de 130 millones de euros en Andalucía. 

Además, abriendo todavía más el foco, la llegada a España de grandes producciones internacionales, además de por el boom  provocado por la necesidad de generar contenidos de las plataformas, tiene también su explicación en la mejora de los incentivos fiscales para las productoras extranjeras que rueden en nuestro país, como ya venían advirtiendo la Asociación de Profesionales de la Producción Audiovisual. Así, desde que en mayo de 2020 se aumenta en cinco puntos (del 25 al 30%) el incentivo fiscal por el primer millón de euros gastados en el país y del 20 al 25% a partir de ahí y con un techo de 10 millones. Unas deducciones fiscales que son aún mayores en Navarra (un 35% en el primer millón) y, sobre todo, en Canarias (donde se sube hasta el 50% en el primer millón y 45% para el resto con un techo de 18 millones) por lo que ya no nos suena tan extraño que, además de por sus bondades naturales, tantas películas y series se ambienten en estas islas.

Pero Andalucía, y dentro de ella la provincia de Cádiz con un papel cada vez más importante en su elenco, visiona un futuro cinematográfico donde hasta un tópico happy end se espera con tanta necesidad y ansia como la inolvidable escena final de los besos de Cinema Paradiso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios