Nueva oportunidad económica

La dulce resaca que Netflix dejó en Zahara de la Sierra

  • Unos 200 vecinos participaron en la serie ‘Feria’ por la que llegaron a cobrar algunos más de 100 euros al día

Rodaje de 'Feria' en Zahara de la Sierra.

Hay resacas que dan mucho dolor de cabeza y otras que dejan en el aire un sabor dulzón, de las que se recuerdan en el tiempo. Algo parecido le pasa a Zahara de la Sierra con Netflix y la serie que se rodó entre febrero y marzo de este año en el pueblo. La multinacional televisiva del entretenimiento llegó como un huracán al pueblo para rodar su serie Feria en aquellos duros momentos cuando los cierres perimetrales impedían la afluencia de turistas y los negocios del sector en la Sierra estaban con ventilación asistida. Netflix aterrizó en la zona cuando mucha gente se quedó en tierra de nadie por la pandemia del Covid que, por aquel entonces, llevaba ya un año de pesadilla en nuestras vidas.

“La llegada de Netflix supuso para Zahara de la Sierra un verdadero plan de empleo local porque dio contrataciones a gente de aquí que lo estaba pasando muy mal”, explica el alcalde de este municipio serrano, Santiago Galván, que echa la vista atrás con una certera sonrisa cuando recuerda cómo las calles del pueblo y sitios de interior como bares o casas se convirtieron en magníficos sets cinematográficos, capitaneados por la productora Filmax, encargada del rodaje, que estuvo dos meses entre ellos.

Por las cuentas que echa el Ayuntamiento de Zahara, la serie de Netflix contrató de manera directa a entre 20 y 30 personas para realizar trabajos concretos de carpintería, vigilancia… Y como figurantes, más de 200 vecinos formaron parte de los extras de la serie. Algunos de estos figurantes llegaron a cobrar más de 100 euros al día por sus servicios, con comida incluida. “A nivel económico le dijimos a la productora que nos interesaba más que contratará a nuestros vecinos que nos pagarán algún tasa o alquiler de algún edificio municipal, que 2.000 o 3.000 euros de la renta de algún inmueble no nos sacaba de la deuda que tenemos, pero sí aliviaba la situación de desempleo de mucha gente. Esto lo debatimos antes en el pleno y lo aprobamos por unanimidad y se lo trasladamos a la serie. Y eso hicieron. La productora se puso en contacto con los servicios sociales del pueblo y se facilitó el proceso”, explica el alcalde de Zahara de la Sierra.

El impacto que supuso el aterrizaje de la plataforma de tv mundial en el pueblo se sintió hasta en el Banco de Alimentos, pues por aquella época no se tuvo que recurrir a él en unas semanas ya que se había contratado a vecinos en situación vulnerable. Y el impacto se sintió en los bolsillos de otros a los que les alquilaron balcones de sus casas o sus propios automóviles.

Aunque en su día, la noticia de que Netflix había llegado al pueblo para rodar esta serie tuvo su promoción mediática y popular, Zahara de la Sierra está expectante ahora para ver qué puede ocurrir cuando se estrene esta filmación, cuya fecha aún no se ha hecho pública. “Somos conscientes de que, si gusta, el público entusiasta querrá venir a ver las localizaciones y eso traerá consigo movimiento de personas para nuestros negocios”, dice Galván.

El alcalde, que se define buen cinéfilo, fue uno más de los vecinos con papeles de figurantes que participaron en la serie. Lo caracterizaron y maquillaron como a decenas de extras más con ropas de los años 80 y 90 y les dieron un papelito de poco más de un minuto en alguna escena. La trama de la obra cuenta la desaparición de un matrimonio acusado de asesinar a 23 personas en un ritual y sus hijas son las encargadas de buscar respuesta a este enigma, en medio de un rechazo generalizado al que deben enfrentarse.

De la resaca que Netflix dejó en este pueblo, que forma parte del selecto club de ‘Los Pueblos más bonitos de España’, también queda el disfrute pues mucha gente “alucinó” con todo el equipo de rodaje que supuso, con cámaras y tecnologías de última generación en el amplio despliegue que se hizo.

Estamos deseando que nos llamen de Madrid o Barcelona para decirnos que vienen a grabar nuevos episodios a Zahara. Ojalá nos pase”, afirma el regidor. Sería la segunda llamada en firme que haría Filmax para seguir rodando una serie para Netflix.

Pero, además, de Zahara de la Sierra, otra plataforma digital ha estado en las últimas semanas grabando una serie en Villaluenga del Rosario. En concreto en los Llanos del Republicano para conformar nuevos capítulos de la trama de La Materia Oscura, propuesta de la que ya hay dos temporadas para visualizar en HBO. Y este operativo ha beneficiado también a este pueblo blanco ya que el equipo ha utilizado establecimientos del mismo para dormir y para el avituallamiento. El alcalde de Villaluenga, Alfonso Moscoso, cree que con esta iniciativa se ha abierto otra posibilidad más en el campo de la promoción turística puesto que “estamos enclavado en un espacio ideal para localizaciones cinematográficas. De hecho, hay en pie alguna propuesta más de rodaje de otra serie”, avanzó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios