Sucesos La Policía investiga si tiraron al mar al hombre rescatado de madrugada en Cádiz

Provincia de Cádiz

Empresas gaditanas afectadas por un ERTE pueden solicitar ayudas de 2.000 euros hasta el 21 de abril

  • Las entidades beneficiarias deben contar con una plantilla de hasta 20 trabajadores y tener uno o varios centros de trabajo en Andalucía

Ana Mestre, delegada de la Junta en Cádiz durante la rueda de prensa.

Ana Mestre, delegada de la Junta en Cádiz durante la rueda de prensa. / Jesús Marín

La Junta de Andalucía ha puesto en marcha ya el segundo Plan de Reactivación Económica y Social, que supone una inversión total de 732 millones de euros para la comunidad autónoma, de los cuales, 372,2 millones se han destinado a ayudas directas para que determinados sectores profesionales, especialmente damnificados por la crisis del Covid-19, se beneficien cuanto antes de estas subvenciones.

Tal y como ha explicado este lunes la delegada del gobierno andaluz en Cádiz, Ana Mestre, se articulará un paquete de 270 millones cuyo objetivo principal el mantenimiento del empleo, al que se sumará una ayuda asistencial complementaria para trabajadores afectados por ERTE y personas con contratos fijos discontinuos que se traduce en una inyección de 75 millones. Asimismo, el plan de reactivación prevé una partida de 27 millones para el sector turístico

Así, de las nuevas actuaciones incluidas en el acuerdo andaluz de medidas extraordinarias -consensuado con los agentes sociales-, la Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo desarrolla, de manera inmediata, dos subvenciones. "Por un lado, hay una línea de ayudas al mantenimiento del empleo que beneficiará a empresas y trabajadores afectados por ERTE y, por otro, una ayuda sociolaboral para empleados que han estado en situación de ERTE y fijos discontinuos también afectados por las restricciones que ha impuesto la pandemia", ha explicado el delegado territorial de Transformación Económica y Empleo, Alberto Cremades.

La primera ayuda supondrá un pago de 2.020 euros por empleo subvencionado, que son 505 euros durante cuatro meses, con un máximo de 30.300 euros por empresa. Las entidades beneficiarias adquieren un compromiso al recibir estas ayudas: mantener el nivel de empleo que se les haya subvencionado durante al menos cuatro meses. Y un detalle importante: estos incentivos son compatibles con los de otras administraciones, siempre que no se supere el coste de la actividad subvencionada.

Los beneficiarios de estas ayudas son empresas con una plantilla de hasta 20 trabajadores, que tengan uno o varios centros de trabajo en Andalucía y que desde que se declaró el estado de alarma se hayan acogido a ERTE a causa de la pandemia, es decir, por fuerza mayor o por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción. La presentación de solicitudes se tramita on line y el plazo expira el próximo 21 de abril

La segunda línea de ayudas viene a paliar la bajada de ingresos que han sufrido los trabajadores afectados por ERTE y también los fijos discontinuos de los sectores más castigados por esta crisis a consecuencia de la suspensión de sus contratos. Tiene un presupuesto de 75 millones de euros para toda Andalucía. Esta ayuda es de 210 euros por persona trabajadora y la pagará de oficio la Consejería de Empleo

Según Cremades, "con las ayudas al mantenimiento del empleo queremos, por un lado, reconocer el enorme esfuerzo que están haciendo nuestras empresas por mantener los puestos de trabajo y la actividad, a pesar de las medidas que se han tenido que adoptar para atajar la pandemia; y también queremos apoyar la ocupación de las personas trabajadoras en las empresas que han estado o están incluidas en un ERTE".

Estas medidas pretenden facilitar la continuidad de las empresas y "evitar que los ERTE se conviertan en despidos después del 30 de mayo. Además, harán posible que los trabajadores sigan de alta y no pierdan un 30% de su salario al estar incluidos en los expedientes de regulación temporal de empleo", ha concluido el delegado de Empleo en Cádiz, que ha recordado que “a finales de febrero de este año, la provincia de Cádiz contaba con 4.222 empresas en situación de ERTE, entre los que se incluyen 16.722 trabajadores”.

Por su parte, Ana Mestre ha manifestado que este segundo Plan de Reactivación Económica y Social “es un asunto de vital importancia para el tejido productivo, económico y social" tanto de Andalucía como de Cádiz. "Esto dice mucho de un Gobierno comprometido y sensible, principalmente, con los sectores que peor lo están pasando”. 

Mestre ha destacado también que "el Gobierno de Juanma Moreno cumple, mientras que seguimos a la espera por parte del Gobierno de España de esos 7.000 millones de euros. Desgraciadamente estamos acostumbrados a muchos anuncios y a pocos cumplimientos por parte de Pedro Sánchez”.

Turismo

Por su parte, la delegada territorial de Turismo, María Jesús Herencia, ha explicado que “las medidas extraordinarias y urgentes que ha aprobado el gobierno andaluz dan respuesta a la caída de ventas o ingresos derivada de las restricciones de movilidad”.

El plan de ayudas al sector turístico contempla varias líneas de actuación, de las cuales ya se han aprobado en el Consejo de Gobierno cuatro, por un importe de 27,2 millones de euros, en un primer paquete y de 5,2 millones en un segundo.

Para el mantenimiento de las actividades en las empresas de turismo activo se destina un importe total de 3,7 millones de euros. Las empresas de la provincia que se dedican a este segmento son 301 y en Andalucía, un total de 1.250.

En cuanto a las casas rurales, la inversión alcanza los 9,9 millones de euros. En la provincia gaditana hay registradas 124 y en Andalucía, 3.300.

Respecto a los guías turísticos, el importe de las ayudas asciende a 13,6 millones de euros. En Cádiz hay 371 con domicilio de notificación y en Andalucía, 4.450.

Por último, para las agencias de viaje la cuantía es de 5,2 millones de euros, localizándose en Cádiz 266 y en Andalucía rozan las 4.000.

En todos estos casos, el denominador común es que son ayudas de 3.000 euros lineales. Entre los requisitos, habrá que acreditar una caída de ventas, motivada por el Covid-19, al menos de un 20% en el ejercicio 2020 respecto al de 2019, siendo compatibles con otras subvenciones, ayudas o ingresos o recursos que se concedan para la misma finalidad, procedentes de cualquier administración o entes públicos o privados.

María Jesús Herencia ha resaltado que desde la Consejería de Turismo “estamos a la espera de que el Gobierno de España aclare cuáles son los requisitos concretos de los fondos que van a destinar para poder sacar el siguiente paquete de líneas de ayudas y evitar incompatibilidades”.

Por último, la delegada de Turismo se ha referido a otra de las herramientas aprobadas ya por el Consejo de Gobierno, “la modificación del decreto que regula el bono turístico, que contempla la ampliación de la vigencia hasta el 9 de diciembre de 2021, entre otras medidas que beneficiarán y fomentarán el turismo en la comunidad autónoma y en la provincia”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios