Diferencias en el PP a pocas semanas del congreso provincial de Cádiz La estrategia del PP nacional deja en el aire la actual duplicidad de cargos de Ana Mestre en Cádiz

  • La ejecutiva de Pablo Casado insiste en que los estatutos del partido impiden un doble estatus

  • De no haber acuerdo con la dirección andaluza Mestre tendrá que elegir entre dirigir la Junta o el PP de Cádiz 

Ana Mestre, en su despacho de la Delegación del Gobierno andaluz en Cádiz

Ana Mestre, en su despacho de la Delegación del Gobierno andaluz en Cádiz / Julio González

La guerra abierta entre las direcciones nacional y regional del Partido Popular (PP) amenaza con salpicar a la estructura de esta formación política en la provincia de Cádiz. Y es que si el equipo de Pablo Casado se mantiene firme en su postura contraria a que haya duplicidad de cargos entre los dirigentes populares, Ana Mestre se vería obligada a elegir entre su puesto de delegada del Gobierno andaluz en Cádiz y la presidencia provincial del PP de Cádiz, responsabilidades ambas que asume desde el año 2019.

La disputa entre las direcciones nacional y regional del PP se inició la semana pasada cuando, a pocas semanas de que se inicien los congresos para renovar las direcciones populares en las ocho provincias andaluzas, Ana Beltrán, secretaria de Organización en el equipo que lidera Pablo Casado, ya advirtió al PP andaluz que los estatutos del partido son claros al establecer las incompatibilidades de cargos.

Sin embargo, el número dos del PP andaluz y consejero de Presidencia de la Junta, Elías Bendodo, desoyó estas advertencias y el pasado fin de semana ratificó a su mano derecha en la Junta, Patricia Navarro, como candidata a la reelección al frente del partido en la provincia de Málaga.

En pleno desencuentro, Bendodo ha dejado claro que su intención es pedir a Génova que fije para Patricia Navarro una dispensa para ocupar estos dos cargos similar a la que ya disfruta él.

En cualquier caso, esta disparidad de opiniones deja de momento en una situación complicada a Ana Mestre, que en enero de 2019 fue nombrada delegada del Gobierno andaluz en la provincia de Cádiz, tras la llegada de Juanma Moreno a la Presidencia de la Junta, y que a mediados de ese mismo año fue elegida presidenta provincial del PP de Cádiz, relevando en el cargo a Antonio Sanz.

En estos dos años Juanma Moreno ha mantenido su confianza en Ana Mestre en su doble responsabilidad. De ahí que a nadie sorprendió que hace escasas semanas la política jerezana anunciara su intención de presentar su candidatura a la reelección como presidenta del PP de Cádiz cuando se convocara el congreso regional. Ahora queda por conocer si el PP andaluz logrará convencer a la dirección nacional o si Ana Mestre se verá obligada a elegir entre el partido o la Junta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios