Provincia de Cádiz

La bodeguera Pilar Pla gana el premio de las empresarias

  • La propietaria de Maestro Sierra anima a abandonar "el lujo de lamentarnos y pasar a la ofensiva" ante la crisis · La Maga y Beltrucks se llevan los dos accésits

"Como empresarios no nos podemos permitir por más tiempo el lujo de lamentarnos; hay que pasar a la ofensiva". Es la arenga, el aliento de Pilar Pla Pechovierto, la bodeguera jerezana que ayer se alzó con el séptimo premio AMEP a la trayectoria empresarial de mujeres de la provincia de Cádiz. A sus ochenta años, la ejecutiva lleva las riendas de Bodegas Maestro Sierra con el apoyo de su hija, directora adjunta y copropietaria de la compañía. Junto a ella, la asociación reconoció con dos accésits el éxito profesional de Laura Bahamonde, gerente de la empresa gaditana La Maga Trabajo Social, y de Beatriz Verdugo, directora de la sociedad chiclanera Beltrucks.

La presidenta de la AMEP, Nuria Sánchez Perdigones, explicó durante el acto celebrado en la sede de la patronal de Cádiz que el objetivo de estos galardones es "poner en valor su trabajo" y destacar su trayectoria como un "ejemplo de buena gestión para otras mujeres y personas que estén pensando en iniciar una actividad empresarial". Un empeño que hoy en día tiene aún mayor relevancia dada la crisis económica que ha acabado con parte del tejido económico. "Sin caer en el derrotismo", señaló Sánchez, el balance es "negativo" porque la mujer sigue perdiendo presencia en el sector privado, al pasar del 30% al 28% en el primer cuatrimestre, un peso que nos devuelve al nivel de 1990, "cuando la actividad femenina empezaba a despegar".

Frente a este coyuntura desfavorable, la ganadora, heredera del negocio bodeguero a la muerte de su esposo, llamó a revolverse, a dejar atrás miedos y a plantar cara a estos tiempos duros. Habla desde la experiencia, sin duda, porque ella misma ya se levantó hace más de tres décadas (1976), cuando decidió tomar las riendas de la empresa. "Estaba sentada en un sillón llorando hasta que llegó mi hija y me animó a seguir luchando". Así fue como la bodega continuó su marcha, evolucionó de la sola crianza y almacenamiento hacia el embotellado de vino con marca propia. Hoy son los únicos caldos de Jerez históricamente documentados en la Denominación de Origen y en los tres últimos años, la bodega ha dado el salto internacional y exporta a países como Brasil, Estados Un idos, Italia o Japón.

Al echar la vista atrás con motivo de este galardón, Pilar Pla identifica tres claves de su éxito: "Tener fe, valentía y constancia". Un trío de cualidades que está plenamente vigente porque "no es momento de lágrimas, sino de sudor y trabajo". Y, en concreto, en el sector del vino, la empresaria defendió que hay que tener "confianza en la calidad del producto, tesón en su defensa e ilusión". Sólo así se podrá "entrar sin complejos en el complicado mundo global".

Este espíritu combativo e inconformista es extensivo a Laura Bahamonde y Beatriz Verdugo. La gaditana de La Maga reconoció que las incertidumbres son inherentes a la actividad empresarial, al día a día, pero después de diez años, una plantilla estable de 87 trabajadores y presencia en Cádiz, Jerez y Algeciras, dice tener claro que "la empresa es como un niño chico", hay que "mimarlo y luchar siempre aunque no haya ganas todos los días". Y cuidar el equipo humano, un valor que comparte la propietaria de Transportes Beltrucks, que primero se hizo hueco en un sector tan masculinizado como éste, luego evolucionó hacia el servicio de grúas (Chiclana, Sanlúcar y Puerto Real) y ya piensa en diversificar hacia ámbitos como la educación o la limpieza. El secreto de esta amplia trayectoria no es otro que "sacrificio, profesionalidad y tiempo", según Verdugo, que no desaprovechó la ocasión para lanzar una crítica al escaso apoyo de los bancos a la iniciativa privada.

No estuvo sola en este reproche. También lo hizo, nuevamente, el presidente de la Confederación de Empresarios, Miguel González, y fue recibido, en este caso, por el jefe de Relaciones Institucionales de Cajasol en Cádiz, César Custodio, presente en el evento porque la Obra Social de esta entidad patrocina el premio AMEP. Recogió el guante y defendió el trabajo de las empresarias. "Necesitamos de personas como vosotras, plenamente comprometidas" con su negocio y su entorno socioeconómico, aseguró Custodio.

El encuentro, al que asistieron 150 personas, fue clausurado por el consejero de Economía, Innovación y Ciencia, Antonio Ávila, que valoró las virtudes de las tres aventuras empresariales: la unión de "tradición e innovación" (Maestro Sierra); la "visión de una demanda latente" hecha negocio (La Maga); y la demostración de que "los sectores no deben tener apellido" (Beltrucks). Ávila calificó a estas mujeres como "un referente para otras y para la comunidad emprendedora" en un momento en que el final de la crisis parece acercarse. Síntomas de ello es que hasta mayo, se contabilizaron en la provincia 200 autónomas más que el año pasado; ha descendido el censo de parados; han aumentado un 20% las exportaciones andaluzas y un 40% las gaditanas; y el número de nuevas empresas en la Comunidad supera en 4.000 a las cerradas. "Son datos que nos pueden indicar que la recuperación se está iniciando", concluyó el consejero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios