Sector Agroalimentario

Vinagre de yema, el embajador gaditano en La Meca gourmet

  • El Summer Fancy Food, que se celebra en Nueva York, es uno de los principales salones agroalimentarios del mundo 

Entrada al salón en el que se celebra el Summer Fancy Food Entrada al salón en el que se celebra el Summer Fancy Food

Entrada al salón en el que se celebra el Summer Fancy Food

La empresa familiar portuense Vinagres de Yema SL es la única representante gaditana en uno de los más afamados salones agroalimentarios del mundo, la Summer Fancy Food, que se celebra durante estos días en  Nueva York.

El Summer Fancy Food forma parte del Fancy Food Show, que se celebra desde 1955 por la Asociación Nacional de Ferias de Especialidades Alimentarias y Productos Gourmet (NASFT, en sus siglas en inglés). Tiene lugar dos veces al año: 'Winter Fancy Food', que se celebra en San Francisco, y la presente edición, que se desarrolla en Nueva York.

Un total de 31 empresas andaluzas de alimentación y bebidas han promocionado sus productos ante los principales compradores estadounidenses del sector. 

Con su participación en esta feria, la exposición más importante de productos gourmet y delicatesen de la costa Este de Estados Unidos, las empresas andaluzas tienen la oportunidad de dar a conocer su oferta gastronómica de calidad a miles de visitantes profesionales e incrementar así el liderazgo del que goza Andalucía en España en el mercado estadounidense de productos agroalimentarios y bebidas.

El mercado estadounidense muestra una demanda específica y creciente por el producto español y por la marca España, no sólo en los productos tradicionales sino en otros más novedosos y especializados. Así, Estados Unidos se mantiene como el primer socio extracomunitario de Andalucía en el sector agroalimentario en los últimos diez años y es séptimo a nivel global en 2018 con el 6,3 por ciento de sus ventas al exterior, con una factura exportadora de 679 millones de euros.

 Vinagres de Yema, S.L., fundada por Fernando Terry, tiene su sede en un complejo bodeguero en el centro de El Puerto de Santa María. En el año 1992 adquirió unas antiguas soleras y añadas de Vinagre de Jerez, que se fechan en más de un siglo y cuya estructura típicamente bodeguera con los suelos de albero y techos abovedados aún se conserva.

Con el descubrimiento de este tesoro culinario surge la idea de montar una empresa dedicada exclusivamente a la elaboración, crianza y embotellado de unos vinagres únicos y muy selectos, que enseguida encontraron una gran aceptación en toda Europa, y especialmente en el sector Gourmet de Francia. Hoy se venden en los cinco continentes dentro de las tiendas de más prestigio.

El desarrollo de la empresa hizo ampliar a dos bodegas más, llegando actualmente a las 4.500 botas y vasijas que la posicionan como la mayor existencia dentro de la Denominación de Origen Vinagre de Jerez.

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios