DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Coronavirus en Cádiz

Psicosis ante los ‘madrileños’ fantasma que nunca llegaron

  • La Guardia Civil no detecta la avalancha de forasteros que los vecinos de Barbate o Chiclana denuncian que se han desplazado en Semana Santa l Apenas hay denuncias de esos casos

Imagen cedida por la Guardia Civil con Zahara totalmente vacía. Imagen cedida por la Guardia Civil con Zahara totalmente vacía.

Imagen cedida por la Guardia Civil con Zahara totalmente vacía.

La Guardia Civil lleva toda la semana redoblando todos sus esfuerzos para evitar los desplazamientos a segundas residencias. Se han producido algunas imágenes como colas delante de supermercados, pero esto se debe a que hay gente que está en sus segundas residencias e hicieron su desplazamiento entre el 14 y el 15 de marzo, cuando pudieron hacerlo. Decidieron hacer aquí su confinamiento. Y también hay una cuestión social. Ante un puente largo la gente va al supermercado a hacer acopio de alimentos. Se han juntado las dos cosas. En supermercados de capacidad media como en estas zonas residenciales y al tener que hacer colas en la calle y mantener las distancias se han producido este tipo de imágenes impactantes. Pero las playas están vacías, los campos de golf, los espacios recreativos... La gente se está comportando y actuando responsablemente”.

Con este audio el subdelegado de gobierno,José Pacheco, trataba de aplacar la psicosis que se ha generado esta Semana Santa en algunos pueblos costeros, como Barbate, que no tiene a ningún contagiado, sobra una supuesta avalancha de llegada de de otras comunidades a la zona para pasar aquí el puente. En realidad, no ha pasado, o ha pasado de manera muy escasa. La Guardia Civil incluso ha empleado drones para comprobar si, como se alertó, La Barrosa había tenido una llegada descontrolada de forasteros. Nada apuntaba a ello. Cuando realmente pasó fue el fin de semana en el que se decretó el estado de alarma. Ahí sí que se produjo un éxodo. Pero entonces ya se dijo: “El forastero, si ha decidido pasar aquí el confinamiento, tiene todo el derecho a hacerlo. Mientras no salga de casa...”, dijo el propio Pacheco.

Pero la alarma ha existido. En La Barrosa los vecinos decían que había muchos más coches, muchas más persianas abiertas, muchas más luces que en días anteriores. En todo este desconcierto la Guardia Civil recibe una llamada para que vaya al mercado de abastos de Zahara de los Atunes, que está abarrotado y con la gente sin cumplir las mínimas normas de seguridad. Cuando llegan no hay nadie. El mercado está vacío. A continuación los agentes se van al Dia, dispuestos a ‘cazar’ a foráneos. El parte es el siguiente: “Se controla a todas las personas del supermercado Dia con el resultado de una persona con domicilio en Sevilla pero manifiesta que lleva mas de un mes residiendo en Zahara, extremo que se comprobará, y una ciudadana extranjera a la que la cajera identifica como vecina del pueblo”.

Ante el aluvión de llamadas, la Guardia Civil envía una nota a los medios: “Desde la Guardia Civil queremos informaros que desmentimos categóricamente las informaciones que están apareciendo en perfiles particulares de redes sociales en los que se denuncian afluencias masivas de visitantes y turistas a zonas como Zahara de los Atunes, El Palmar o La Barrosa. Ante cualquier denuncia de este tipo, lo que procede es denunciar conductas contrarias a lo establecido en el real decreto que regula el estado de alarma. Toda la ciudadanía tiene a su disposición el teléfono de atención permanente 062 en el que se puede denunciar cualquier aspecto relacionado con este tema. Tened en cuenta que la propagación de este tipo de mensajes contribuye a mermar recursos que en estos días son esenciales para garantizar la normal convivencia”.

Esa merma tiene también que ver con que los guardias civiles tienen que multiplicarse. Los narcos no se están quietos y están aprovechando el revuelo, agujeros que ven en el sistema. Me lo cuenta un guardia civil:“Los narcos están supernerviosos, llevan el confinamiento fatal y la mejor noticia es que nosotros nos tenemos que multiplicar para controlar a cuatro idiotas que vienen de Madrid o de donde sea”.

Las versiones son contrarias. El alcalde de Vejer, Manuel Flor, pide que le hagan un vídeo en las barriadas rurales, en El Palmar, y no detecta tampoco nada. “Nos decían que la autovía y la autopista había mucho tráfico, pero tampoco había nada”. El alcalde Barbate, Miguel Molina, por contra, pedía que el Ejército parara a los forasteros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios