Javier Sánchez Rojas | presidente de la Confederación de Empresarios de Cádiz “El mejor plan de empleo para Cádiz es facilitar la inversión de las empresas”

  • El líder de la patronal reivindica el orgullo de ser empresario en Cádiz e insta a terminar con los “compartimentos estancos”y los localismos que a su juicio lastran el desarrollo de la provincia

Javier Sánchez Rojas, presidente de la Confederación de Empresarios de Cádiz Javier Sánchez Rojas, presidente de la Confederación de Empresarios de Cádiz

Javier Sánchez Rojas, presidente de la Confederación de Empresarios de Cádiz / Jesús Marín

Javier Sánchez Rojas (Jerez, 1962) afronta el ecuador de su segundo mandato al frente de la Confederación de Empresarios de Cádiz (CEC) después de poner el broche a los actos del 40 aniversario de la CEC en la Noche de la Empresa, un evento celebrado en la Base de Rota al que acudieron un millar de personas y al que Felipe VI dio un espaldarazo con su asistencia.

–El ciclo de conmemoración del 40 Aniversario de la CEC se ha cerrado exitosamente con la Noche de la Empresa con la presencia del Rey.

–Fue una noche mágica. Nos sentimos muy arropados. Fue una puesta en escena muy reconfortante y nos aportó visibilidad, autoestima, orgullo de pertenencia...

–Pero tras celebrar el pasado, toca mirar el futuro. ¿Qué retos toca ahora?

–El futuro va por integración territorial, poner en valor entre toda la sociedad lo mucho y bueno que se hace en la provincia, y trabajar por algo que es básico, que es la autoestima de los territorios y las personas.

–Hablando de integración, esta provincia es muy compleja. Podemos hablar casi de tres provincias en una. Usted se marcó el objetivo de acercar la provincia al Campo de Gibraltar. ¿Qué falta?

–Es vital que el resto de la provincia conozca las dificultades que atraviesa el principal polo industrial y económico de Cádiz, que es el Campo de Gibraltar. Eso no admite discusión. Estuvo 220 días aislada y sigue mal conectada por ferrocarril para pasajeros. Debemos acabar con los compartimentos estancos. El que cuando hablemos de reivindicaciones, no parezca que el necesario y exigible desdoble de la N-340 sea un tema exclusivo de algecireños o de los tarifeños. Afecta a toda la provincia. Y podría citar catorce ejemplos más.

–Una provincia que puede dividirse aún más con la escisión de La Línea.

–Eso merece una conversación aparte. Lo que plantea mi amigo Juan Franco, por cierto el alcalde con mayor respaldo y por algo será, es llamarnos la atención a todos. El Brexit ha dejado en evidencia la situación económica y social de La Línea. Ahí tenemos un problema. Yo entiendo que no es una desagregación, sino decirnos al resto que La Línea también existe. Y todo lo que podamos arropar a La Línea desde esta organización, lo haremos.

"Nos falta unidad. Nadie habla en Jerez del corredor ferroviario ni en el Campo de Gibraltar del peaje de la AP-4”

–Después de manifiestos y anuncios, el enlace ferroviario entre Algeciras y Bobadilla sigue igual.

–Correcto. Me viene a la memoria un cartel que tenemos en la sede del Campo de Gibraltar: menos palabras y más ejecución. Aquí ha faltado dotación presupuestaria y ejecución, frente a los miles de millones de euros que ha recibido el Corredor Mediterráneo entre Valencia y Barcelona. Como dice el presidente de la CEA, Europa comienza en Algeciras. Espero que haya gobierno cuanto antes y se haga la obra. El primer puerto de España necesita una doble plataforma ferroviaria.

–Otra de sus reivindicaciones es el fin del peaje de la AP-4. ¿Confía en el compromiso del Gobierno?

–Tenemos un contador hacia atrás en nuestra web. Nunca hemos estado más cerca. Yo creo a los cuatro ministros de Fomento que han dicho que el peaje no se iba a volver a prorrogar. Lo que no vamos a dejar de recordar es que hay que terminar también el desdoble de la N-IV porque podemos acabar cambiando un cuello de botella por otro. Es la única radial de España que no está desdoblada de origen a destino.

–Discrepo. La N-II no está desdoblada entre Zaragoza y Lérida, por ejemplo.

–Rectifico. Pues ya hay más excepciones. Pero si miramos la manera de conectar esa zona de la periferia con la centralidad de España, nos ganan por goleada.

–Otra infraestructura que ha sufrido un varapalo recientemente es el Aeropuerto de Jerez

–No. Hay un informe que se debe contraargumentar para hacer visible que que una de las provincias que más valor turístico aporta a Andalucía y España no vaya con las piernas trabadas. Es evidente que este aeropuerto, que es el de toda la provincia, tiene capacidad de crecimiento. Volviendo a los compartimentos estancos, Hace poco le dije a un alcalde del Campo de Gibraltar que era también su aeropuerto y que les debía preocupar. Igual que no oyes a nadie de Jerez hablar del corredor ferroviario o en el Campo de Gibraltar de la AP-4. Eso es lo que nos hace perder fuerza.

Javier Sánchez Rojas, durante la entrevista. Javier Sánchez Rojas, durante la entrevista.

Javier Sánchez Rojas, durante la entrevista. / Jesús Marín

–Con el cambio del Gobierno de la Junta, hemos visto un duro intercambio de reproches sobre la ITI. ¿La ITI es otro de los fracasos de la provincia?

–Rotundamente no. En la última reunión se dijo que uno o dos proyectos de los muchos que hay se van a tener que aparcar. El nivel de ejecución es bajo pero apretando los dientes podemos sacarlos adelante. Quizás ha sobrado alarma y ahora falte información de todo lo que hay hecho. No podemos conformarnos ni quedarnos impasibles. Por ejemplo, como ocurre con el Centro de Fabricación Avanzada (CFA), donde hay unas inversiones que no podemos permitirnos el lujo de perderlas.

–¿Se antepusieron intereses partidistas a los de la provincia?

–No quiero verlo así, sino que ha sobrado valoración antes de conocer la situación de las cosas. Si nos movemos con alarmas, nos podemos llevar sorpresas. Por ejemplo, en el CFA hay una inversión hecha, una nave cedida y una apuesta firme de Navantia y de Airbus. No podemos perder esa fuerza.

–La polémica se centró en la parte de la ITI que corresponde a la Junta. ¿Y la del Estado?

–Alguna vez tendremos que preguntarnos dónde quedaron esos famosos más de 800 millones. Yo creo que esa sí que no tiene recuperación posible. Salvo los temas de Edusi y algunas líneas más, no se ha llegado ni de lejos a lo que en su día se planteó. Estamos en un proceso de aterrizaje de los que llegaron a las distintas administraciones. Lo vemos con Lógica, la antigua Aletas. De ser un tema en el que nadie creía salvo algunos, ahora hemos visto que el vicepresidente de la Junta garantiza su apoyo. Es un proyecto que estaba previsto con el PSOE en la Junta y el PP en el Gobierno andaluz y que la moción de censura deja fuera de la campana. Qué mala suerte c hemos tenido cuando iba a arrancar después de 15 años. Ahora están los papeles cambiados y hay que recuperar el tiempo perdido.

"Con la ITI ha sobrado alarma y ahora falta información sobre lo mucho que ya se ha hecho”

–Es que esta provincia está acostumbrada a anuncios que no se materializan, tanto por las administraciones como las empresas. Se me vienen a la cabeza los casos de Zahav o Gadir Solar.

–Hay luces y sombras. A nivel de administración sí que es verdad que parece que se presentan proyectos que generan grandes expectativas y después no se cumplen. Nada más en la ciudad de Cádiz hay veinte proyectos pendientes, como recogía este diario en un reportaje. Pero la mayor inversión industrial en España está en esta provincia, que es la de Cepsa. Sólo en su ejecución se generarían más de 3.000 puestos de trabajo. Y después de diez años, la Junta ha decidido acertadamente considerarla proyecto estratégico. ¿Qué ocurriría si esa inversión se fuera a cualquier sitio de España? Nos rasgaríamos las vestiduras. Hace poco, la presidenta de Navantia ha dicho que los astilleros de la Bahía ocupan un lugar estratégico y prácticamente ha pasado desapercibido. ¿Qué habría pasado si lo hubiera dicho sobre otros astilleros? No nos fijemos sólo en lo que sale mal.

-–Pero hay que ser reivindicativos. Esta provincia es una de las más castigadas por el paro y no tiene un plan específico para el empleo.

–El mejor plan de empleo es facilitar la inversión empresarial. Aquí hubo un plan de empleo muy celebrado en el que tuvimos una participación muy importante. Pero las cifras son tozudas. Si la economía funciona, haya planes o no, se crea empleo. Si el 99% de los puestos de trabajo son generados por las empresas, está claro que necesitamos son más empresas y de más tamaño, no más planes.

–¿Debemos conformarnos con que el paro baje por el empleo temporal?

–Hace años que no valoramos mes a mes las cifras del paro porque nos parece una liturgia incompleta. Y no me evado de la pregunta. Los empresarios usamos la legislación vigente. Llevamos 37 reformas laborales en los 40 años de democracia. Unas se han hecho desde el diálogo social, como cuando surgen los contratos temporales en 1984. Desde la CEOE se insiste en que no nos da miedo afrontar con los sindicatos una reforma de la contratación que evite la dualidad.

–Hablando del diálogo social, el Gobierno de Pedro Sánchez prescindió de él para pactar el salario mínimo. ¿Qué espera del futuro Ejecutivo?

–En el primer intento fallido del señor Sánchez de ser presidente, me sorprendió que hablara de la reforma del Estatuto de los Trabajadores desde el diálogo social. Desde luego, yo no me voy a oponer porque nuestra sociedad no se parece en casi nada a la de hace 40 años. Y otra cosa. Los legisladores suelen pensar en las grandes empresas, y no en el tejido real. Pongo el ejemplo del registro horario, en el que se ha abierto un melón sin tener claro cómo se hace. Por ejemplo, el secretario de Cepesca, que es gaditano y miembro de la 11Mil, nos contaba las dificultades de hacer el registro en un barco de pesca.

"El mejor lobby de Cádiz en Madrid es que Diputación, alcaldes, empresarios y sindicatos vayamos de la mano”

–Ya que ha mencionado la 11Mil, ¿la ausencia de un lobby gaditano en Madrid ha lastrado las aspiraciones de la provincia?

–Si eso se vincula a la 11Mil, nos estamos equivocando de foco. Esta provincia ha tenido una presencia en Madrid muy importante. Allí pesaron mucho Manuel Chaves o el difunto Alfonso Perales, y hemos tenido ministros gaditanos como Miguel Arias. Pero la 11Mil no se crea para suplir ese teórico vacío. El mayor lobby gaditano está por hacer, que es ponernos de acuerdo. Por ejemplo, si la alcaldesa de Jerez va sola a Madrid con el problema del Aeropuerto, tendremos menos fuerza que si la acompañan la presidenta de la Diputación, el presidente de los empresarios, los representantes sindicales y los cinco o seis alcaldes de las principales aglomeraciones de esta provincia. El aeropuerto no es sólo de Jerez, sin entrar en cómo se llama. Porque yo me pregunto, ¿usted sabe cómo se llama el Aeropuerto de Málaga?

–¿Pablo Picasso?

–Bingo. ¿Pero cuántos de los que nos leen lo sabrían? No tomemos a los turistas por tontos. El aeropuerto de la provincia es el que está en Jerez, como el de Madrid en Barajas. Pero bueno, la 11Mil es un grupo de empresarios y directivos gaditanos en Madrid que se ha generado como una manera de dar visibilidad a nivel empresarial. Porque si el presidente de una de las big four es de Cuenca, allí estarían muy contentos. Pero como es gaditano -Fernando Linares, presidente de EY en España-, yo quiero que aquí estemos muy orgullosos. Sin embargo, me preocupa que alguien pueda pensar que es un lobby gaditano en Madrid porque no es esa su vocación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios