Provincia de Cádiz

Hallan una botella con mensajes del Día de la Paz

  • Una profesora del instituto la lanzó al mar en enero y un marinero de Punta Umbría la encontró hace unos días

No podían imaginarse los alumnos del instituto Fuente Grande, en Alcalá del Valle, que sus sueños se cumplirían. Es la historia de la botella de la Paz, que hace poco más de un mes la echaron al mar y un marinero de Punta Umbría la encontró mientras faenaba a tres millas de la costa.

Alcalá del Valle no tiene mar, pero eso no fue excusa alguna para que los escolares de varios cursos de este centro organizaran, el pasado día 29 de enero, una actividad relacionada con el Día de la Paz y la magia de tirar una botella al océano con deseos para mejorar este mundo. Alumnos de 4º curso de Eso y de 1º y 2º de Bachiller confeccionaron para celebrar esta efeméride mensajes de paz que introdujeron en una botella con la idea de que algún día alguien la encontrara y los leyera. Y así fue. Una de las profesoras de estos chavales, natural de Huelva, fue la encargada de echar la botella con las misivas en el mar de su tierra.

Y hace pocos días, una vecina de Punta Umbría, María Redondo Ramírez, llamó al instituto para contar que su padre, Manuel, marinero de profesión, había encontrado la misma cuando faenaba en alta mar, a tres millas de la costa. Y explicó a través de una carta a los chavales que "me alegra comunicaros su destino y también comentaros que habéis logrado cumplir uno de mis sueños de cuando era pequeña: encontrar un mensaje en una botella o al menos ser partícipe de ello. Ahora bien, el lugar donde ha aparecido la botella es Punta Umbría, un pueblo pesquero y turístico donde la mayoría de su población se dedica a las pesca, derivados o hostelería, a aproximadamente 252 kilómetros de distancia de vosotros. Aunque mi hermana, que se llama Cristina (20 años), y yo, María (23 años), hemos sido las encargadas de leer los mensajes, el verdadero artífice de encontrar la botella ha sido nuestro padre, Manuel, de 54 años, marinero, que encontró vuestra botella cuando faenaba el 21 de febrero, lo que aquí se conoce como 'calar', es decir, echar las artes al mar y la trajo a casa".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios