Provincia de Cádiz

La Diputación vuelve a gestionar la recaudación en Barbate un año después

  • El alcalde elogia un acuerdo que permitirá al municipio obtener liquidez de manera regular

Apenas un año ha durado la rebeldía del Ayuntamiento de Barbate con la Diputación de Cádiz. En abril de 2015 el anterior regidor barbateño, Rafael Quirós (PSOE), anunciaba que su municipio rompía con el Servicio Provincial de Recaudación, en lo que fue uno de los últimos quebraderos de cabeza del gobierno provincial que presidía José Loaiza (PP). Quirós justificó entonces su drástica decisión porque no se veía apoyado económicamente por la Diputación, a la que acusaba de marginarle por intereses políticos. Y el equipo de Loaiza, por su parte, veía esta decisión como una medida electoralista por parte del PSOE barbateño -los comicios locales estaban a la vuelta de la esquina- y reiteraba que Barbate había sido uno de los municipios gaditanos que más habían sido ayudados en el mandato anterior.

El armisticio a esta guerra se produjo ayer gracias a la firma del convenio por el que el Servicio Provincial de Recaudación, dependiente de la Diputación, recupera la gestión de los tributos locales en Barbate. El diputado provincial de Hacienda, Jesús Solís (PSOE), y el alcalde de Barbate, Miguel Molina (PA), fueron quienes rubricaron este acuerdo, el cual ya había sido aprobado previamente en sendas sesiones plenarias celebradas en este Ayuntamiento jandeño y en la propia Corporación provincial.

El regidor barbateño consideró ayer que la experiencia de la Diputación permitirá "optimizar" los recursos disponibles, algo que ve esencial para un Ayuntamiento que tiene retenidas al cien por cien las asignaciones correspondientes a la Participación en los Ingresos del Estado (PIE) y que sólo cobra el 50% de los fondos ligados a la Patrica que gestiona la Junta. Molina, que recordó la importante deuda que Barbate mantiene con Hacienda y la Seguridad Social, consideró muy positivo el convenio rubricado con la Diputación ya que, dijo, permitirá a este municipio obtener liquidez de manera regular.

Por su parte, el diputado provincial de Hacienda, Jesús Solís, destacó que el nuevo convenio es más ventajoso para Barbate que el anterior, que quedó rescindido hace un año. Así, los costes para el Ayuntamiento se han reducido, pasando del 5% al 3,5% sobre la recaudación en voluntaria; y en ejecutiva también se reducen las indemnizaciones por recargos e intereses de demora, que bajan del cien por cien al 75%.

El alcalde barbateño reconoció que los registros de recaudación han bajado en este último año en el que este cometido ha sido asumido por el Ayuntamiento con sus medios propios. Como ejemplo indicó que los ingresos en periodo voluntario, que rondaban el 70% de las previsiones del padrón, bajaron en seis puntos porcentuales.

Y el diputado provincial de Hacienda reiteró el compromiso del gobierno provincial de apartar la gestión del Servicio de Recaudación y el cobro de los impuestos de cualquier disputa política.

En la actualidad sólo los ayuntamientos de Cádiz, Rota, Chiclana y Jerez gestionan sus impuestos con medios propios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios