DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Desescalada en Cádiz La entrada del 'Allure of the Seas' al astillero de Cádiz se retrasa al jueves por los trámites burocráticos

  • Las autoridades aún deben dar el visto bueno a los listados de tripulación y operarios extranjeros

El 'Allure of the Seas' en el astillero de Navantia Cádiz durante la reforma de 2015. El 'Allure of the Seas' en el astillero de Navantia Cádiz durante la reforma de 2015.

El 'Allure of the Seas' en el astillero de Navantia Cádiz durante la reforma de 2015. / Julio González

La entrada del crucero del 'Allure of the Seas' en el astillero de Cádiz, prevista inicialmente para este fin de semana, se retrasa al menos hasta el próximo jueves. Las autoridades sanitarias aún deben dar el visto bueno a los listados de tripulantes y operarios extranjeros que participarán en la reforma, aunque el Ministerio de Sanidad ya ha dado permiso para que el crucero llegue a la Bahía.

El buque de Royal Caribbean navega en estos momentos por el Golfo de Cádiz tras zarpar este jueves de Gibraltar, donde transbordó a parte de su tripulación a otro crucero de la misma naviera, el 'Jewel of the Seas', para reducir el número de personas a bordo antes de entrar en Cádiz.

La administración central vetó inicialmente la entrada del buque en el astillero argumentando inicialmente que la tripulación excedía el tope estipulado de 40 tripulantes por la legislación del estado de alarma. Sin embargo, la consignataria BC Tours, encargada de realizar las gestiones, alegó que con ese número tan reducido es imposible operar un barco de las dimensiones del 'Allure of the Seas', uno de los mayores del mundo.

Finalmente, y tras la mediación de Puertos del Estado, Marina Mercante  y la Asociación Española de Consignatarios, Sanidad Exterior ha autorizado la entrada del crucero en el astillero con una tripulación de 300 personas, aunque todavía quedan por cerrar flecos como la autorización a la entrada en España por vía aérea de unos 300 técnicos extranjeros para trabajar en la varada, según fuentes de BC Tours. 

Aunque la relación de trabajos a efectuar aún no está cerrada, la reparación del 'Allure of the Seas' podría emplear a unos 800 trabajadores de Navantia y de la industria auxiliar y se prolongará durante un mes, según el comité de empresa del astillero.

Tras semanas de incertidumbre sobre esta importante obra, Royal Caribbean confirmó la pasada semana su intención de ejecutar la reforma en el astillero de Cádiz, lo que supone un espaldarazo a la industria del metal de la Bahía en un momento de gran incertidumbre económica. El Allure of the Seas es un viejo conocido del astillero, ya que Navantia Cádiz realizó hace cinco años una revisión a fondo que implicó la sustitución de una de sus hélices, entre otros elementos.

Aunque el planteamiento previo a la pandemia era una reforma similar a la ejecutada en otoño en el Oasis of the Seas, el armador ha decidido aplazar la renovación de las cabinas y centrarse en los elementos de propulsión y navegación.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios