DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Provincia de Cádiz

Coronavirus Cádiz: El calor y los niños

  • La subida de las temperaturas coincide con el cambio de franja horaria para los más pequeños, lo que convierte estas salidas en un tormento

Una adulta y una niña en patines aprovechan la sombra para pasear por una calle del centro de Cádiz. Una adulta y una niña en patines aprovechan la sombra para pasear por una calle del centro de Cádiz.

Una adulta y una niña en patines aprovechan la sombra para pasear por una calle del centro de Cádiz. / Julio González

Quizás no sea culpa de nadie, acaso sólo se le pueda atribuir toda la responsabilidad a la maldita crisis del coronavirus que ha cambiado la vida del planeta en un abrir y cerrar de ojos. Lo cierto, en cualquier caso, es que las decisiones que se toman una semana, empiezan a ser poco válidas o al menos cuestionables a la siguiente. Como muestra, el botón del alivio de la medida de confinamiento con los niños, abocados en estos momentos a salir a la calle en la franja horaria de más calor cuando resulta que precisamente esta semana comienzan a subir las temperaturas. Algo lógico, por otra parte, encontrándonos como nos encontramos en el ecuador de la primavera.

La liberación condicionada de los menores de 14 años desde el último fin de semana de abril se estableció en la Orden Ministerial de Sanidad, del día 25, con un amplísimo margen, entre las 9:00 y las 21:00. Las limitaciones resultaban evidentes, al fijarse por norma que estas salidas de los pequeños tendrían lugar una vez al día, por espacio máximo de una hora, sin alejarse a más distancia de un kilómetro del domicilio y en presencia de un adulto mayor de edad que podía ir acompañado por hasta tres niños, siempre y cuando todos convivieran bajo el mismo techo. Sin embargo, pese a las restricciones, cabía la posibilidad de salir temprano, a mediodía, por la tarde y por la tarde-noche. Había dónde elegir por el bien de los interesados.

El Gobierno ya está manos a la obra para encontrar soluciones al problema, que podría solventarse con nuevas franjas horarias

En cambio, ahora, desde la publicación en el BOE del 30 de abril de la Orden Ministerial de Sanidad que regula la salida de la población en general para pasear o realizar deporte de forma individual, el establecimiento de franjas horarias para municipios con más de 5.000 habitantes representa desde el pasado sábado un durísimo condicionante para los más pequeños. De hecho, desde el fin de semana sólo pueden ir a la calle, con los mismos límites de antes, entre las 12:00 y las 19:00.

Las casualidades del destino han querido que el cambio de horas de disfrute para los niños se produjera precisamente coincidiendo con una significativa subida de temperaturas en cierto modo propias de la cercanía del verano y desde luego del todo inadecuadas para que este grupo de la ciudadanía corra, salte y juegue, en palabras del vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, con más de 25 ó 30 grados a la sombra…

Como no podía ser de otra manera, tanto desde los ayuntamientos como desde las comunidades autónomas ya se ha alertado de esta realidad y el Gobierno tiene en la agenda estudiar el problema para buscar soluciones cuanto antes. Establecer nuevas franjas horarias, seguramente más reducidas pero que incluyan a los menores de 14 años a primera hora de la mañana o a última de la tarde, se antoja un buen remedio contra el calor.

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios