DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Coronavirus Cádiz La Fiscalía no ve delito en ninguna de las residencias de ancianos afectadas por Covid-19

  • No obstante, el Ministerio Público ha remitido un informe a la Fiscalía General del Estado, por lo que no se descartan futuras actuaciones

Traslado de los ancianos vallenses a La Línea. Traslado de los ancianos vallenses a La Línea.

Traslado de los ancianos vallenses a La Línea. / Efe

La Fiscalía de Cádiz no ha incoado diligencia penal alguna por supuesto delito en ninguna de las residencias de ancianos de la provincia afectadas por coronavirus. Desde que se inició la crisis de emergencia sanitaria, tres han sido los centros de mayores gaditanos en los que el Covid-19 ha tenido especial incidencia: el de Alcalá del Valle, el de Ubrique y el de San Fernando. En las tres residencias, han perdido la vida 37 usuarios en total. 

Según la propia Fiscalía, "no se han apreciado indicios que permitan incoar diligencias de investigación por presunto delito". No obstante, el Ministerio Público sí ha elaborado un expediente gubernativo en el que se recoge información detallada de lo ocurrido en las residencias gaditanas a raíz de las crisis sanitaria.

Este documento se ha enviado a un fiscal coordinador de Andalucía, quien, a su vez, lo ha remitido a la Fiscalía General del Estado en un expediente conjunto por comunidades autónomas. Por ello, no se descartan actuaciones futuras. 

Desde que se decretase el estado de alarma por el Covid-19 hasta hoy, la residencia de ancianos Pasionaria, de Alcalá del Valle, ha registrado 11 muertes mientras que la de Los Remedios, en Ubrique, ha contabilizado 17 fallecidos. Además, el coronavirus se ha cobrado la vida de nueve personas en la residencia de mayores de la Cruz Roja desde que se detectara el primer caso a finales de marzo.

Aunque la Fiscalía Provincial de Cádiz no haya apreciado indicios de delito en las actuaciones llevadas a cabo en los centros de mayores de la provincia afectados por el coronavirus, eso no quiere decir que algunos familiares, en virtud a su derecho a ejercer la acusación particular, denuncien ante los tribunales aquellos casos en los que consideren que se ha cometido alguna irregularidad.

Por ejemplo, Dolores Moncada, hija de Mateo Moncada, uno de los usuarios de la residencia de Alcalá que falleció a causa del Covid, tiene en manos de su abogado la tramitación de una denuncia a la espera del historial clínico del geriátrico vallense y del informe del Hospital de Villamartín, donde murió el anciano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios