Narcotráfico

Un muerto en un alijo de droga en Zahara de los Atunes

  • La Guardia Civil ha descubierto el cadáver flotando junto a una neumática

  • Los agentes intensifican la vigilancia por el temporal y realizan actuaciones en Barbate, Rota y Algeciras, incautando 1.300 kilos de hachís

Un vehículo utilizado supuestamente en el alijo de Zahara, flotando en el mar. Un vehículo utilizado supuestamente en el alijo de Zahara, flotando en el mar.

Un vehículo utilizado supuestamente en el alijo de Zahara, flotando en el mar. / D. C.

La Guardia Civil ha evitado tres alijos de hachís en las costas gaditanas en las últimas horas en un operativo que se ha saldado con más de 1.300 kilos de hachís incautados. En uno de ellos, situado junto al río Cachón, en Zahara de los Atunes, los agentes han descubierto un cadáver flotando en el agua junto a una neumática que presumiblemente transportaba la droga. Presumiblemente, este hombre tendría relación con los narcotraficantes, aunque ese extremo no ha sido confirmado aún por la Guardia Civil.

El cuerpo estaba indocumentado y hasta que no se le practique la autopsia no se podrá determinar la causa de la muerte, si bien todo hace indicar que estaría relacionado con el alijo y que habría fallecido como consecuencia del temporal

En total, se han detenido a seis personas y decomisado cuatro vehículos todoterrenos, uno de ellos sustraído en Francia, y cuatro embarcaciones utilizadas para el narcotráfico.

La neumática en uno de los alijos. La neumática en uno de los alijos.

La neumática en uno de los alijos. / D. C.

En otro alijo interceptado, esta vez en Guadalmesí, en Algeciras, se han detenido a otras tres personas y decomisado una importante cantidad de hachís. Por último en Rota también se ha producido otra intervención por parte de los agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil de las comandancias de Sevilla y Cádiz, que han sido los que han estado al pie del cañón en una semana muy complicada.

Durante esta semana de temporal, pensando que las mafias del narcotráfico intentarían aprovechar el mal tiempo para introducir alijos, la Guardia Civil ha extremado las vigilancias. Los narcos intentan despistar al SIVE entre las crestas de las grandes olas, aunque esto tiene a su vez un riesgo importante para la vida de los tripulantes, marroquíes en su mayoría, que navegan desde Marruecos en unas condiciones peligrosísimas. En algunas ocasiones, como ocurrió hace unos años en Chiclana, cuando murieron tres personas tras una persecución con una patrullera del Servicio Marítimo, el resultado es dramático.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios