Hospital La Janda

Los médicos de Urgencias del Hospital La Janda se plantean su dimisión en bloque

  • Tras medio mes de rodaje no se están dando el número de urgencias que estaban previstas

Parte del equipo médico de Urgencias del Hospital La Janda tras su puesta en funcionamiento. Parte del equipo médico de Urgencias del Hospital  La Janda tras su puesta en funcionamiento.

Parte del equipo médico de Urgencias del Hospital La Janda tras su puesta en funcionamiento. / Manuel Aragón Pina (Vejer)

Tras tres semanas desde la apertura del Servicio de Urgencias en el Hospital La Janda su equipo médico, compuesto por una quincena de profesionales, se plantea su dimisión en bloque. Esto se debe a que a 15 días de rodaje de este nuevo servicio se les ha comunicado un cambio drástico en sus condiciones de trabajo debido a que la frecuentación de consultas viene siendo inferior a las previstas en un inicio por la Agencia Pública Sanitaria del Bajo Guadalquivir (APSBG).

La mayoría de estos facultativos que han contribuido desde el día 1 de octubre a la singladura de este Servicio de Urgencias tienen en su haber una alta cualificación y experiencia profesional. Todos ellos vienen de otros hospitales de la propia Agencia Pública Bajo Guadalquivir, el Servicio Andaluz de Salud (SAS) y el sector de la privada, por lo que conocen la zona y se han unido con la previsión de contribuir a crear un proyecto común de buena calidad asistencial, “aceptando la incertidumbre y superando las dificultades propias de lo nuevo en un servicio que nace tras la reciente finalización de sus obras de construcción, con defectos de planificación y muchos elementos aún por enraizar y desarrollar”, según han destacado en un comunicado.

A quince días de comenzar su andadura, se les ha comunicado que las condiciones acordadas de los cinco equipos con tres médicos por día, se reducirá a dos, lo que según manifiestan, “condiciona gravemente la posibilidad de realizar una atención médica de calidad”.

Este cambio hecho en base a criterios que consideran “exclusivamente económicos” mete "una mordida mayor de un 33 % al ratio médico paciente urgencias”, una situación que en su opinión, repercutirá “tanto en la calidad de la atención y tiempos de espera previsibles, como en las condiciones laborales y salariales prometidas previamente a la contratación de estos profesionales que se ven claramente afectadas”.

Para este equipo médico, el argumento en el que se fundamentan los recortes, “es insostenible a todas luces estando a dos semanas vista de la apertura de puertas y en periodo previo al de alta frecuentación de los Servicios de Urgencias habitual en los meses de inverno. Máxime si a primeros de noviembre se abre hospitalización y quirófanos en este Hospital”.

En este sentido exponen que lo que hasta ahora venía siendo un marco de opinión y colaboración creativo y fértil en la construcción de un espacio eficaz de atención a las urgencias en La Janda, que evitaría muchos desplazamientos de la población, y permitiría apoyar a las urgencias de los centros de salud de la zona y aliviar la carga asistencial en la puerta de urgencias del Hospital de Puerto Real, “se ha convertido en desilusión, malestar y desconfianza para los médicos de urgencias que esperan se generen elementos de entendimiento y plantean su dimisión en bloque si no se cumple lo prometido y se asegura la calidad asistencial”.

Se trata de una situación que les parece "necesario comunicar a la población y que se conozca lo que está ocurriendo". "Al margen de los intereses, inclusive los nuestros, el amor a nuestra profesión, la confianza y la salud de nuestros pacientes no son sólo números… La Vida es mucho más. Cuándo está en nuestras manos es Sagrada. Y debemos disponer de los medios adecuados para preservarla", indican

“Hemos venido a trabajar y a hacer bien. Nuestro talante negociador se ha sostenido lealmente durante la última semana para que el Servicio siga funcionando con eficacia aun cuando ya se habían puesto en marcha los recortes. Confiamos en que todo se arregle” manifestaba a Diario de Cádiz la doctora Carmen de León, una de las profesionales médicas del equipo de Médicos de Urgencias (MUR) del Hospital La Janda tras la reunión mantenida con los representantes de la Dirección de la Agencia Pública Sanitaria Bajo Guadalquivir.

Menos pacientes

Consultada la dirección del Hospital por este asunto, su directora, Cristina López, ha expuesto que se sigue manteniendo la misma plantilla, distribuyendo las horas de trabajo en función de lo que va necesitando la población. Se trata de quince interinidades vacantes, un “contrato estable” donde se recoge que aproximadamente lo que van a trabajar son 1.540 horas anuales. Cristina López, ha asegurado que la responsabilidad del sistema sanitario público es “distribuir esa horas de trabajo, algo que no distribuye el trabajador, la distribuye la dirección del centro en función de dónde hay más afluencia de pacientes”.

La dirección de este centro hospitalario expone que en los primeros 22 días desde la apertura de este servicio se han atendido más de 1.000 pacientes en Urgencias, con “calidad y satisfacción percibida de los pacientes”. Unos datos que dan una ratio de 0,9 pacientes por hora y médico, lo que implica que “no están viendo ni un paciente a la hora cada médico, lo que es un ratio de UCI”.

Para Cristina López, apunta que se “están viendo menos pacientes que la necesidad de cualquier Servicio de Urgencia de toda Andalucía”. Una situación que cambiaría con un mayor número de profesionales en el en caso de que se aumente el número de pacientes, y “en vez de tres necesito cinco”, matizando que “de momento con el volumen y calidad de los pacientes que están llegando a Urgencias no es necesario tener tres médicos las 24 horas”.

Sobre que en algunos turnos han estado dos médicos, López, apunta que “es cierto, ya que no se ha cubierto porque quedaban dos médicos de guardia para ver a 30 o 40 pacientes en una guardia de 24 horas”, siendo lo normal en un centro con esta población, como es el caso de Utrera o Lebrija, “están viendo entre 150 y 180 pacientes en 24 horas”. Lo normal es ver tres pacientes por médico y hora, asegura.

López destaca que en Urgencias han atendido ya varios infartos, ictus, accidentes de tráfico y otras patologías. A estos pacientes se les ha dado tratamiento, estabilidad hemodinámica y posteriormente han sido trasladados para su ingreso y recuperación ‘ad integran’ en los hospitales de Puerto Real o Puerta del Mar.

A ello une, que en Urgencias se pueden realizar pruebas complementarias si el facultativo lo estima necesario, tales como radiografías, TAC o analíticas de urgencias.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios