Crisis del coronavirus / Comercio

La tienda de moda Dan & Danek prepara su cierre para julio tras 16 años de actividad

  • Los meses de parón por el confinamiento y la imposibilidad de mantener unos costes fijos obligan a la liquidación del negocio  

Dan & Danek cierra sus puertas a final de julio, después de 16 años de actividad en la calle Luna. Dan & Danek cierra sus puertas a final de julio, después de 16 años de actividad en la calle Luna.

Dan & Danek cierra sus puertas a final de julio, después de 16 años de actividad en la calle Luna. / D. C.

El 16 de mayo de 2004, la joven pareja formada por la portuense Marta Marín y el chiclanero Ignacio Marín, abrieron al público la  tienda moda Dan & Danek. Decidieron emprender el negocio como un proyecto de vida, hasta el punto de que ambos se casaron a las dos semanas de abrir las puertas del establecimiento, y sus hijos han nacido durante estos años de actividad en el comercio. La tienda ofrece una imagen moderna y original, conseguida con ilusión y trabajo, hasta el punto de haberse transformado en todo un referente comercial en la esquina de la céntrica calle Luna con Jesús de los Milagros.

Los años han ido pasando por la tienda, que a pesar del tiempo no ha envejecido, mantiene su estampa vanguardista, con amplias cristaleras y un interior bien diseñado, despejado, sencillo y luminoso. Y lo más importante, la atención personalizada y la implicación de sus artífices: a lo largo de este tiempo han conseguido una clientela fiel, que se ha adherido al lema comercial de la tienda: 'Lo original no pasa de moda'.

La calidad, el color y el espíritu joven de sus dueños les ha permitido crear algo parecido a una gran familia, con unos rasgos que la identifican: "La tienda ha sido un proyecto de vida, hemos creado la familia Dan & Danek. Ha sido como una unión de mucha gente, que nos ha querido mucho y se han disgustado cuando se han enterado del cierre. Hemos sido un referente importante y ha sido mucho esfuerzo, muchas horas, abriendo incluso por las noches. Le hemos echado mucho cariño al negocio", confiesa Marta Marín.

Marta Marín, en el mostrador de su tienda de moda. Marta Marín,  en el mostrador de su tienda de moda.

Marta Marín, en el mostrador de su tienda de moda. / D. C.

Y es que ellos han sabido hacer algo importante: adaptarse a la clientela, ajustando sus horarios a las preferencias y necesidades de visitantes y turistas. Y los clientes les han correspondido: "La gente viene con un presupuesto reservado antes de las vacaciones para equiparse para la temporada de verano. Clientes de Madrid, del País Vasco, Asturias, Cantabria, que no sólo veranean en El Puerto, sino también en Rota, Conil y otras ciudades, que aprovechan además para adquirir ropa de invierno para estrenarla en sus lugares de origen". 

Durante la etapa de confinamiento lo han pasado mal, según reconocen, pero no han dejado de mantener un estrecho contacto con sus clientes, esa gran familia de Dan & Danek, llamándoles por teléfono, comunicándose por las redes sociales, preocupándose por su estado de salud, incluso sufriendo con ellos la pérdida de algún ser querido. Pero la tienda tuvo que estar cerrada desde el 15 de marzo al 11 de mayo, cuando pudo por fin reabrir con todas las medidas de seguridad, un tiempo en que no realizaron tampoco venta on line. Casi dos meses de parón que han repercutido de forma muy negativa en el balance de cuentas por el frenazo sufrido por la actividad. Ocho semanas sin ingresos que se unen a la incertidumbre todavía existente: "Intuimos que las marcas que nos suministran no van a servir la producción para la temporada de invierno al 100%, y nos ha parecido arriesgado continuar, lo que se une a la duda de si nos van a volver a confinar por el Covid. Si el local hubiera sido nuestro, nos hubiéramos podido bandear, pero tenemos unos costes fijos muy altos, entre otras cosas porque no tenemos en propiedad el local", subraya la dueña.

De esta forma, Dan & Danek se encuentra en liquidación y tiene previsto cerrar el día 31 de julio, sumándose a una preocupante lista de negocios de calidad regentados por gente joven que se están viendo obligados a cesar su actividad. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios