Alfonso Candón. alcalde de El Puerto

"La piedra angular de mi programa para los próximos años va a ser el río"

  • El primer edil y candidato del Partido Popular para las elecciones municipales se marca como reto la recuperación del centro Asegura que las críticas no le van a hacer cambiar

-Está a punto de cumplirse un año desde su toma de posesión como alcalde. ¿Qué balance realiza de este periodo?

-Todavía no ha pasado un año, se cumplirá el 31 de enero. Ha sido una época nueva, con una nueva línea de trabajo en esta etapa. Yo no hago una balance negativo, creo que se ha hecho mucho en este periodo de tiempo y se ha estructurado el trabajo hasta mayo con las tres líneas básicas que nos hemos marcado: Bienestar Social, Medio Ambiente y Mantenimiento Urbano. Nos queda mucho por hacer pero creo que ya se están viendo los resultados.

-Sin duda ha vivido momentos duros en este último año. ¿Cuál ha sido el peor?

-Ahora, echando la vista atrás, creo que el momento más duro, ya con los pies en el suelo, fue lo de Apemsa, pero ahí está la entrada del nuevo capital y la llegada del socio tecnológico a la empresa. No fue un momento duro políticamente, sino a nivel personal, por la falta de respeto de algunos, que no supieron separar lo político de lo personal. Ahí descubrí a personas que yo pensaba que eran de una manera y he visto su fondo, eso ha sido muy duro, ver la cobardía de asustar a unos niños pequeños. [Se refiere al escrache sufrido bajo el balcón de su vivienda por parte de la plataforma Apemsa no se vende, el pasado mes de abril].

-¿Cómo afronta su posible imputación judicial por las obras del tanque de tormentas de la depuradora?

-Es algo que he vivido con incertidumbre, pero con normalidad. Para mí la honestidad, la honradez y el trabajo son lo primero. Se trata de una cuestión administrativa, confío plenamente en la justicia. A mí el único que me puede tomar declaración es el Tribunal Supremo y cuando llegue el momento llegará. Lo que no se puede es faltar a la verdad ni poner en entredicho a personas honradas y trabajadoras, eso es lo peor que puede hacer alguien para sacar rédito político. Es mezquino, pero sobre la conciencia de algunos caerá.

-Y por el contrario, ¿con qué se quedaría de este año?

-Me ha llenado mucho poder cumplir mi ilusión y haber podido hacer tantas cosas en tan poco tiempo. Me llena de ilusión poder dar a la ciudad lo que necesita, haber empezado la casa por los cimientos y no por el tejado, y como hijo de El Puerto me llena de ilusión poder sacar la ciudad adelante, una ciudad que ya es un referente en muchos sitios. Cuando haces el trabajo que te gusta y no te metes en historias, esa es la mayor satisfacción.

-La entrada de capital privado en Apemsa, los aparcamientos, las viviendas municipales... ¿No tiene la sensación de haber recibido una herencia envenenada?

-Bueno, a mí no me gusta hablar mal de nadie. Me dedico a trabajar y a sacar los temas adelante, a estar mucho tiempo en la calle y a escuchar a la gente. Creo que hacía falta escuchar a los portuenses. Cada uno coge la etapa que le toca y encauza el trabajo lo mejor que puede. No me gusta hablar del pasado, yo tengo mi etapa, mi época y mi trabajo, y agradezco el trabajo de todos por la ciudad de El Puerto, con sus equivocaciones, sus defectos y sus aciertos. No soy persona de buscar culpables.

-Usted siempre ha sido una persona afable y cercana, pero en los últimos tiempos se le ha visto crispado en muchas ocasiones. ¿Le está pasando factura personal el hecho de ser alcalde?

-No, porque yo siempre seré el mismo. Hay personas que te quieren cambiar, a veces es normal tener crispación, pero hay que ver la esencia de Alfonso Candón. No tengo ningún problema, todo el mundo tiene altos y bajos pero sigo siendo el mismo, aquí o donde esté.

-Una de las decisiones que adoptó nada más llegar fue dejar la presidencia de las empresas municipales. ¿Se arrepiente de ello?

-No, en absoluto. Fue una decisión basada en cuestiones operativas, como se suele decir cada maestrillo tiene su librillo.

-Pero eso ha supuesto no tener el control, como ocurrió con la reciente rebelión de Raúl Capdevila, que no quiso dejar la presidencia de El Puerto Global, como se le pidió...

-Bueno, yo tengo un equipo, ha habido sus más y sus menos pero todo al final se soluciona con diálogo, y siempre en beneficio de El Puerto. Cada uno sabrá lo que hace.

-Otra de las patatas calientes con respecto a las empresas ha sido la más que probable liquidación de Suvipuerto...

-Los trabajadores cobrarán mañana lunes sus nóminas. Nosotros seguimos intentando buscar una salida lo menos traumática posible, sabiendo cuál es la situación y analizando todos los factores.

-¿Y corren peligro otras sociedades municipales?

-Que yo sepa no corre peligro ninguna otra empresa porque todas se han ajustado a los planes de ajuste y han hecho sus tareas.

-Su política de imagen en estos meses ha sido bastante criticada. ¿Qué les diría a quienes opinan que abusa de su exposición pública?

-No creo que abuse de mi imagen, al que trabaja y está en todos los sitios cumpliendo con su obligación, se le ve. Yo soy 100% natural. Trabajo, estoy con la gente y voy a todos los sitios donde tengo que ir como alcalde de la ciudad.

-¿Es quizás una manera de hacerse ver, debido a que viaja semanalmente a Madrid para realizar su labor de diputado?

-Yo no monto estrategias, lo que hago es trabajar. Yo le regalaba mi semana a mucha gente, los madrugones, levantarme a las cuatro de la madrugada, coger el AVE... no es una estrategia, es mi trabajo. Otros tendrán estrategias, pero lo mío es trabajo puro y duro, con mucho sacrificio y la familia abandonada. ¿Por qué? Por trabajar por la ciudad. Que se vengan una semana conmigo, para ver lo que es trabajar, no es política de teatro ni de cartel, como hacen algunos...

-Acaba de dimitir la directiva del CCA por el retraso en el encendido del alumbrado navideño. ¿Quién tuvo la culpa de ese error?

-Ya he dicho que yo no busco culpables. He sido el primer perjudicado pero entiendo que no somos máquinas y cometemos errores. No somos ordenadores, somos humanos y fallamos. Yo ya me disculpé públicamente y pedí perdón, no volverá a pasar. El que trabaja se equivoca.

-¿Cómo van las relaciones con el socio de gobierno?

-Pues bien, fluidas. Carlos Coronado es una persona sencilla, que también vive la realidad de la ciudad. Tenemos nuestras reuniones, nos vemos, hablamos y vemos cuestiones que son importantes para la ciudad.

-¿Tiene una relación más fluida con él que con su antecesor, Antonio Jesús Ruiz?

-Pues la verdad es que sí, tengo una fluidez mayor.

-Ya ha sido ratificado como candidato del PP a las municipales. ¿Cómo afronta este nuevo reto?

-Lo afronto igual que el 31 de enero de hace un año, con la misma ilusión y ganas. No hace falta que lleguen las elecciones para trabajar, creo que lo hemos demostrado en este año, y aún nos quedan cinco meses. Hay una actividad intensa, sobre todo en mantenimiento urbano. Ahí está el trabajo, solo hay que verlo en la calle.

-Las encuestas realizadas hasta ahora le dan la mayoría, pero no la suficiente para gobernar en solitario. ¿Volvería a pactar con el PA?

-Creo que son cuestiones que se tendrán que ver en mayo, cuando sepamos como queda el pleno municipal. Ahora hablar de eso es algo precipitado, nosotros tenemos aún mucho trabajo por realizar. Tendremos además un equipo totalmente renovado, será mi etapa. La mejor encuesta será la de mayo.

-¿Y ya tiene configurada la candidatura?

-La tengo en la mente, pero no la tengo plasmada.

-Pero por lo que dice habrá bastante renovación, ¿no?

-Sí, bastante. Nuevas Generaciones, que es un pilar magnífico dentro del trabajo diario del partido, tendrá un protagonismo especial. Ellos han cogido el testigo de estar en la calle y palpar la realidad.

-Entonces, también habrá muchas bajas...

-Claro, una cosa lleva a la otra...

-Avánceme algunas de las piedras angulares de su programa electoral.

-Nuestra piedra angular va a ser el río. Tenemos que sacarle provecho, será la clave para el desarrollo de la ciudad. Mi intención es dotar de una buena conexión con la ciudad a Puerto Sherry, que no esté tan aislado porque es un motor económico magnífico. Habrá que ampliar los paseos, llenar el río de pantalanes, y eso junto al desarrollo de la otra margen, que promueve la Autoridad Portuaria, será algo muy importante, todo ello con las conexiones vía puente y pasarela. El proyecto del puente sigue ahí, aunque ha estado parado. Mi idea principal es el desarrollo del río y del centro urbano.

-¿Y qué pasa con los parking?

-Pues a ver si la Junta de Andalucía se pronuncia. Tras las fiestas preguntaremos a la Delegación de Cultura qué es lo que pasa, porque tenemos que cumplir con un plan de movilidad. El retraso nos afecta porque tenemos por delante una temporada estival. Los nuevos parking suponen progreso y desarrollo para la ciudad. Tenemos también pendiente la rehabilitación de los bodegones de la Plaza de Toros y un proyecto importantísimo, el de los polvorines de la Sierra, que después de muchos años se van a recuperar para la ciudad, eso está ahí y tenemos un gran trabajo que hacer, será un importante motor económico y turístico. Esa será una de las grandes novedades.

-Y la indemnización millonaria que habrá que pagar a Puerto Menestheo por la expropiación de terrenos en el Cangrejo Rojo. ¿Es un gran varapalo para el Ayuntamiento?.

-Ese asunto es muy antiguo, se remonta al año 2000 y ahora estamos negociando con la empresa para hacer un calendario de pago. Hay una buena predisposición por todas las partes para llegar a un acuerdo y fraccionar el pago de la indemnización.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios