El Puerto

El éxodo se atrasa

  • Los portuenses acudieron a Las Banderas conforme avanzó la tarde

Dos de la tarde. Dos redactores de este periódico se dirigen a las inmediaciones de la Plaza de Toros. Junto a la marquesina de los Comes y de los Amarillos se ha habilitado una parada para el autobús urbano que lleva a la Feria. Un cartel puesto de mala manera indica el emplazamiento pero la duda se hace presente puesto que no hay ni un alma esperando. Pocos minutos después, cuatro señoras ya entrada en años (tres de ellas vestidas con su traje de flamenca) se acercan y preguntan. "¿Es aquí donde se coge el autobús para la Feria?". No hace falta respuesta. En ese momento, uno de los vehículos con un letrero de servicios mínimos se acerca. Mientras se espera la partida, se inicia una animada conversación entre los pocos que han decidido optar por este transporte público a pesar de la huelga que se inició en la noche del miércoles. Una de las señoras explica a su compañera de asiento que solo hay dos autobuses y que paran en la Plaza de Toros. "¿Y cómo se van los del Tejar?", pregunta la primera. La segunda responde: "Pues yo qué sé". En ese momento una tercera interviene y sentencia: "Y nos decían que íbamos a estar con el PP que se iba a quitar el 'sentío' y estamos peor". La frase inicia un corto pero intenso debate sobre la situación política y económica. La Feria es un momento que invita a hablar de todo y con todos.

Poco a poco hay más viajeros, aunque el autobús no se llena. Una joven no para de dar vueltas y de hablar con el chófer y con otra persona a través del móvil. Espera a dos amigas y teme que no pueda llegar a tiempo antes de partir hacia Las Banderas. Finalmente, llegan y lo hacen junto a un grupo de chavales uniformado con una insólita vestimenta. Una falda azul ancha y camisa blanca. Y todos con una pequeña bolsa de lana colgada al cuello que bien vale para sujetar un pequeño vaso de vino.

Por fin, el autobús parte hacia su destino y,15 minutos más tarde, la comitiva llega a Las Banderas. A las dos y media de la tarde la imagen de la Feria es desoladora. El cielo sigue plomizo, el albero se ha convertido por arte de la lluvia en barro y los farolillos rojos y blancos que adornaban las calles están mayormente tirados por el suelo por el capricho del viento. En las casetas, es dichosa aquella que tiene más de dos mesas ocupadas. Se entiende que es jueves, primer día de Feria y día laborable pero se cumple un comportamiento que se ha hecho habitual en los últimos años. Así, muchos portuenses optan por ir a la Feria a partir de media tarde. ¿Cosa de la crisis? Teorías y opiniones hay para aburrir y cada cual tiene la suya, con su propia lógica. Horas más tarde, Las Banderas comienza a asemejarse a una Feria. No obstante, se espera que la gran afluencia de público comience a partir de hoy pero en este ambiente pesimista que reina en la actualidad casi obliga a ponerse en lo peor, que por desgracia casi siempre se acierta.

Sí hay bastante ambiente en la calle del infierno (gran acierto de aquel que inventó esta expresión para describir a la zona de atracciones). Los precios reducidos (de 1,50 a 2 euros) han empujado a que los padres hagan los primeros desembolsos para tratar de conformar a sus descendientes. La atracción de 'Mr Bean' (una yincana de juegos paro los más pequeños) congrega un buen número de personas aunque también sigue teniendo éxito el clásico tren de los escobazos, aunque el payaso que se encarga de dar los ídem no ponga excesivo empeño en su labor.

La Feria prosigue en su primera jornada diurna y poco a poco las calles van teniendo más ambiente y eso que muchos hayan tenido que buscar una alternativa al autobús urbano. Lo resume uno de los conductores que trabajan en los servicios mínimos: "La gente de La Noria, que es donde más se subían, ha decidido irse andando". Los dos autobuses que circulan a esa hora no van demasiado llenos y eso que ya está entrada la tarde.

Hoy, viernes de Feria, puede que la lluvia vuelva a hacer acto de presencia. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé precipitaciones durante la mañana aunque la probabilidad disminuye durante la tarde. El sábado también hay riesgo de que esté pasado por agua.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios