El Puerto

A la espera de vivienda social y con un techo precario en Chipiona

  • Una familia de El Puerto compuesta por once miembros piden que Suvipuerto les asigne un piso

Una familia de El Puerto, compuesta por once personas, reside desde hace meses en una precaria vivienda del pago de La Palma, en Chipiona, después de verse obligada a abandonar el piso donde vivían en la barriada de El Tejar, por no poder hacer frente al pago del alquiler. Con las dificultades pasadas por la familia de Josefa González Piulestán, de 43 años, y José Antonio Escalona Morejón, de 45, se podría escribir un libro, el libro de la necesidad.

Su hija mayor, de 23 años, tiene un 88% de minusvalía, padece una paraplejia y deficiencia visual. Es madre de tres hijos, un niño de 17 meses y unos gemelos nacidos hace dos meses. En la familia conviven además bajo el mismo techo otra hija de 20 años, una nieta de 3 y una tercera hija de 16 años, las dos mayores con sus respectivas parejas. Toda la familia es de El Puerto. Vivían en El Tejar, en un piso de la avenida de Las Américas, hasta que no pudieron renovar el contrato de arrendamiento y se tuvieron que marchar de la casa. La familia se vio entonces en la calle, desamparada, con los dos niños recién nacidos y la hija discapacitada, y entonces Josefa González decidió contar su historia en Facebook, dando a conocer la difícil situación que estaban pasando. Su llamada de auxilio surtió efecto, y una vecina de Chipiona les ofreció una vetusta vivienda en el pago de La Palma, una pedanía de Chipiona, que les cedió "temporalmente, por encontrarse sin recursos económicos y sin casa donde poder habitar todos los miembros de esta familia".

El lugar donde están acogidos cuenta tan sólo con dos habitaciones y un salón, "todo en un estado muy defectuoso", y se encuentra "en un campo aislado, con ratas de campo, que se cuelan en la cocina y pueden morder a los niños". La casa está prácticamente inhabitable y temen que durante este invierno las condiciones incluso puedan empeorar. No obstante, se encuentran agradecidos por la cesión, ya que estaban sin techo. Toda la familia está empadronada en El Puerto y como único ingreso perciben el salario del padre, que está empleado como camarero en Valdelagrana, sin contrato estable.

A mediados de agosto pidieron una entrevista con Suvipuerto para tratar de encontrar una vivienda social y regresar a El Puerto. Sin embargo, tras entrevistarse con el concejal de Vivienda, Antonio Jesús Ruiz Aguilar, la situación no ha avanzado, continúan viviendo hacinados en la precaria casa de campo "y lo estamos pasando muy mal".

Además, una vez iniciado el curso, se encuentra con el problema añadido de la escolarización de los niños. "Mi hija de 16 años está en el IES Santo Domingo, en diversificación y no quiero que pierda el curso", afirma Josefa González, que expresa su preocupación además por los estudios de los niños, que tienen que trasladar todos los días hasta El Puerto realizando un trayecto de 60 kilómetros, en un viejo vehículo y sin recursos para pagar la gasolina. "Lo que queremos es una vivienda digna para poder volver a El Puerto; nos preocupa también nuestra hija discapacitada, que tiene muchos problemas de salud y necesita ayuda para cuidar a los gemelos".

Los partidos de oposición PSOE e IP, se han interesado por el caso de esta familia, que está pasando dificultades. Por su parte, Suvipuerto reconoce que la familia "ocupa la primera posición en el Registro de Demandantes de Vivienda Pública". No obstante, desde la empresa municipal aseguran que "en este momento no se dispone de ninguna vivienda vacía en el parque municipal". José Antonio Escalona pedirá la palabra en el Pleno Ordinario de hoy para pedir un techo a Suvipuerto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios