El Puerto / Mantenimiento Urbano

Preocupación en la calle Olvera de Valdelagrana por el mal estado de la calzada

  • Los vecinos reclaman el arreglo de los baches y desperfectos desde 2017, sin haber obtenido aún una respuesta a sus peticiones

La calle Olvera, en la urbanización de Valdelagrana. La calle Olvera, en la urbanización de Valdelagrana.

La calle Olvera, en la urbanización de Valdelagrana. / D. C.

Vecinos de Valdelagrana reclaman el arreglo urgente de la calle Olvera, que está en mal estado debido a los baches y socavones en su calzada, producidos por las raíces de algunos árboles y la falta de mantenimiento. Los vecinos ya no saben adónde acudir para que les reparen estos desperfectos, que hacen que los vehículos de carrocería baja tengan dificultades para aparcar al dar en el asfalto.

En agosto de 2019 una representación de vecinos de las 38 viviendas de la calle se reunieron con el concejal de Mantenimiento Urbano, Curro Martínez, exponiéndole el problema, y afirmando que estaban dispuestos a adelantar el coste del arreglo si se les descontaba después de los impuestos municipales. Desde Mantenimiento Urbano descartaron esa posibilidad y les indicaron que carecen de personal para el arreglo de la calzada.

Una curva de la calle, que presenta peligrosidad por el mal estado del firme. Una curva de la calle, que presenta peligrosidad por el mal estado del firme.

Una curva de la calle, que presenta peligrosidad por el mal estado del firme. / D. C.

Los vecinos no piden una reforma integral: “Queremos que arreglen los baches, quiten las raíces y echen aglomerado. No pedimos una remodelación de la calle, sino el arreglo de los baches”, insisten.

Las zonas de la calle que están levantadas están dando más de una preocupación, por el riesgo de caída de los peatones debido a los desniveles y oquedades. Se da la circunstancia además de que las malas condiciones del firme dificultan el trabajo de las máquinas de limpieza, que pueden verse dañadas.

La calle Olvera es de un solo sentido, se encuentra apartada y no es visible como otras, motivo por el cual los vecinos creen que no hay suficiente interés en repararla. Hace tres años ya pidieron que se cortaran dos pinos secos que amenazaban con desplomarse y que finalmente retiró Medio Ambiente.

Los vecinos temen ahora la llegada de las lluvias, ya que algunos husillos han dejado de funcionar al quedar taponados. “Desde 2017 estamos luchando para que el Ayuntamiento nos atienda, pero no nos hacen caso”, lamentan.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios