Entrevista/ Cabaret Festival de El Puerto de Santa María Pablo López: “Cantar solo con el piano es casi como estar desnudo sobre el escenario”

  • El artista malagueño actúa esta noche en el Cabaret Festival que se celebra en la Plaza de Toros de El Puerto

  • El de este lunes será un concierto íntimo en el que estará únicamente acompañado de su piano

Pablo López estará este lunes en el Cabaret Festival de El Puerto de Santa María.

Pablo López estará este lunes en el Cabaret Festival de El Puerto de Santa María.

Pablo López es uno de los platos fuertes del Cabaret Festival, el ciclo de conciertos que celebra estos días la empresa Concert Tour en la Plaza de Toros de El Puerto de Santa María, y que arrancó ayer domingo con la actuación de David Bisbal.

–¿Qué van a poder ver quienes acudan al concierto de este lunes en la Plaza de Toros de El Puerto?

–Pues van a ver a un tío al que le gusta mucho la música y que tiene la oportunidad de aprovechar estas circunstancias tan especiales que vivimos para enseñarse a si mismo en esencia, tan solo con un piano por delante, con poco guión y en un diálogo constante con la gente. Se trata de desgranar la génesis de todas las canciones.

–Como has dicho este concierto será íntimo, estarás solo con tu piano. ¿Prefieres cantar así o con una banda a tu lado?

–Ohhhh, pues las dos cosas tienen momentos independientes y absolutamente genuinos y antagónicos. Me gusta mucho tocar solo, pero cuando toco con alguien me encanta compartir esos momentos con otras personas. Cuando canto solo es casi como si estuviera desnudo en el escenario.

"Tocar en El Puerto siempre es especial, es como rendir cuentas de lo que he hecho en todos estos años”

–¿En qué ha cambiado el Pablo López de los comienzos, con conciertos en pequeños locales como Mucho Teatro en 2014 (una sala de conciertos ubicada en El Puerto de Santa María, ya desaparecida), hasta ser el Pablo López de hoy que llena teatros?

–Pues mira aquel concierto de Mucho Teatro, en El Puerto, se parecerá mucho al de hoy en la Plaza de Toros. En realidad no he cambiado mucho. Venir al Puerto de Santa María es siempre especial para mi, tengo aquí amigos para todo y me siento como en casa. Lo malo es que sentirte en casa acojona, es como si fuera tu madre a verte todos los días. Tocar en El Puerto es siempre una responsabilidad, es como rendir cuentas de lo que has hecho en todos estos años.

–Estamos viviendo un año 2020 muy complicado. ¿Cómo has pasado el confinamiento?

–Creo que hemos pasado todos por lo mismo, cada uno con sus circunstancias pero con las mismas sensaciones, primero de incredulidad, después aceptación y después hemos podido comprobar que no tenemos ningún tipo de control sobre esto. Ahora creo que llega el momento de la esperanza. Si no arrimamos todos el hombro, no habrá nada que hacer, tenemos que tener mucha más empatía.

"Durante el confinamiento no he escrito nada, he estado en casa solo hablando con mi gato”

–Y en cuanto a lo profesional, ¿has compuesto mucho durante el confinamiento?

–Jajaja, que va, yo no he escrito nada. A mi me gusta mucho escribir sobre la vida, en general, y no puedo escribir nada si estoy en mi casa hablando con mi gato.

–¿Cómo has afrontado las restricciones impuestas a los conciertos, a causa del Covid?

–Pues con mucho vértigo, sobre todo cuando al principio se dijo que no habría conciertos hasta 2021, fue algo muy duro. Pero hay que saber adaptarse a las circunstancias y vivir el momento.

–En cuanto a tu faceta televisiva, ¿cuándo te podremos ver en la nueva temporada de La Voz?

–Dicen que en septiembre, aunque yo soy como un espectador más, yo veo Antena 3 y digo, a ver cuándo sale. Se ha tenido que retrasar todo por la pandemia. También en el mundo de la televisión muchos profesionales se han visto trabajando en circunstancias muy complicadas.

–Y además de la gira, ¿qué más planes de futuro tienes?

–Estoy empaquetando el nuevo disco, Unikornio, once millones de versos después de ti, que saldrá a finales de este año. Ahí cuento los días en los que estoy peinado, despeinado... cuento cosas del día a día. El proyecto lleva tiempo terminado pero lo hemos mantenido abierto en estos meses.

–Has alcanzado el éxito profesional, ¿te queda alguna meta por conseguir?

–Sí, claro. Una de mis metas es poder reírme todos los días y que mi risa no sea el llanto de otra persona. Eso es lo que le pido a la vida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios