Gran premio de España de Motociclismo 2019 Motos y decibelios en El Puerto

  • Este viernes la afluencia de moteros al centro urbano ha sido escalonada

  • El programa de conciertos organizados por el Ayuntamiento y los bares de copas saca los altavoces a la calle

La motorada de este año ha llegado hasta El Puerto de una forma escalonada. A pesar de que el pasado miércoles fue jornada festiva nacional, y el jueves festivo en Madrid, lo cierto es que hasta hoy  mismo no se ha notado la presencia masiva de motos por las calles de El Puerto, sobre todo a partir de las primeras horas de la tarde.

Hacia las tres aproximadamente el alcalde, David de la Encina, y el concejal de Seguridad, Ángel González, revisaban el dispositivo especial de tráfico que se había puesto en marcha una hora antes, y que funciona ya con bastante normalidad después de muchos años sin modificaciones.

Sí se ha reforzado la presencia de vigilantes de seguridad en las calles del centro, así como el blindaje de las calles transversales entre la Ribera del Marisco y del Río, además del vallado de espacios como la plaza de Isaac Peral, para evitar el estacionamiento de motos en la zona.

Una de las principales novedades de la motorada de este año ha venido del programa de conciertos Motor Music Festival, que se ha trasladado al casco urbano y para el que varios establecimientos de ocio han sacado hoy  a la calle enormes altavoces y equipos de música, para espanto de los vecinos cercanos.

Así, ya esta noche se celebrarán los primeros conciertos en espacios como la Sala Milwaukee, La Cristalera, la Plaza de las Galeras o la Plaza de la Cárcel, además de la Ribera del Río, con la presencia de Fonsi Nieto en la Sala Banana.

Uno de los equipos de sonido instalados en la calle, dentro del Motor Circus Festival. Uno de los equipos de sonido instalados en la calle, dentro del Motor Circus Festival.

Uno de los equipos de sonido instalados en la calle, dentro del Motor Circus Festival. / D.A.

Algunos de los vecinos consultados consideran “exagerado” que se permita a los bares y discotecas sacar los decibelios a la calle sin respetar ninguna de las limitaciones de sonido que establece la normativa. “Bastante tenemos ya con las motos durante todo el fin de semana”, se lamentaban.

Los moteros, sin embargo, estaban encantados, y eso a pesar de la creciente acumulación de basuras que se iba formando en torno a algunos contenedores del centro, debido a la huelga de recogida de residuos convocada por los trabajadores del servicio el pasado jueves.

Este año hay menos agentes de Policía local disponibles, a causa de varias jubilaciones

Este año el dispositivo especial de tráfico para la motorada cuenta con medio centenar de agentes, menos que en años anteriores debido a jubilación de varios efectivos.

Los policías, por tanto, se distribuyen en turnos para atender todos los tramos horarios del evento, con un plan especial de tráfico que estará en vigor hasta el domingo por la mañana.

Así, se han establecido tres puntos de control desde la entrada de la ciudad por Pozos Dulces hasta la plaza de las Galeras, avenida Micaela Aramburu y avenida de la Bajamar, con seis agentes; y dos agentes dedicados a la venta ambulante. En la zona de Valdelagrana se contará con una ambulancia, un vehículo de atestados y ocho agentes. Además el dispositivo cuenta con el refuerzo de miembros de la Policía Nacional y la Guardia Civil en las vías de acceso a la ciudad.

Desde la Federación Local de Asociaciones de Vecinos (Flave) a quienes varios responsables de la Policía Local trasladaron el dispositivo de seguridad esta semana, confían en que no se produzcan “altercados ni problemas que enturbien la celebración de este evento motero, y que la ciudadanía pueda disfrutarla, instando a todos a ser cívicos y responsables”, señalaron.

Una cita con las motos clásicas

Una de las actividades ya habituales durante la motorada será mañana  sábado la concentración de motos clásicas, que partirá a las diez de la mañana desde el Diner 24 Horas en dirección a Puerto Sherry y la Costa Oeste, para llegar a las 14:30 horas a la Plaza de la herrería. Posteriormente los participantes se desplazarán hasta Valdelagrana, en concreto hasta el hotel Puerto Bahía, donde se expone la muestra ‘Montesa competición’.

Como cada año por estas fechas desde Pozos Dulces únicamente pueden acceder motocicletas hasta las zonas de estacionamiento habilitadas. Los moteros, al ver las obras del parking aún en marcha, pensarán que se trata de la obra interminable. Quizás el año próximo, con un poco de suerte, la zona estará ya por fin despejada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios