Iniciativas para el Reciclaje

Medio Ambiente gestionó en El Puerto en 2020 la recogida de más de 700 kilos de pilas usadas

  • Las cifras son inferiores a las de 2019, por los sucesivos estados de alarma, aunque se espera que se incrementen

  • El Ayuntamiento tiene un convenio firmado con la Fundación Ecopilas para la gestión de estos residuos 

Llevar las pilas a reciclar es una forma de evitar que la naturaleza se contamine. Llevar las pilas a reciclar es una forma de evitar que la naturaleza se contamine.

Llevar las pilas a reciclar es una forma de evitar que la naturaleza se contamine.

El área municipal de Medio Ambiente, a través del convenio firmado con la Fundación Ecopilas, ha gestionado la recogida de 720 kilos de pilas usadas en 2020.

El concejal del área, Millán Alegre ha agradecido la colaboración de vecinos, empresas e instituciones y ha señalado que la mayor cantidad se ha recepcionado en el Centro Municipal de Limpieza Pública, 456 kilos, repartiéndose la cifra restante en los contenedores del Centro Cívico (27 kilos), Jefatura de Policía Local (26), Ayuntamiento (25), Biblioteca Alfonso X (25), Centro de Recepción y Reciclaje (25), Concejalía de Juventud y Deportes (24), CEIP Pinar Hondo (22), Área de Medio Ambiente (21), Camping Las Dunas (20), CEIP Marqués de Santa Cruz (14), Jefatura de Policía Local (19), IES Mar de Cádiz (12) y Teatro Municipal Pedro Muñoz Seca (4).

Los datos son inferiores a los de 2019, “por los estados de alarma y las restricciones en los horarios de apertura de los establecimientos, tanto privados como municipales”, causa de este descenso, por lo que se espera que este año se incremente el número de kilos recogidos.

El concejal Millán Alegre ha animado a los ciudadanos "a depositar las pilas en los contenedores específicos que Medio Ambiente tiene repartidos por todo el término municipal", señalando que la recogida de las baterías consigue importantes beneficios para el Medio Ambiente, "ya que si las pilas se tiran a la basura con el resto de residuos pueden terminar perdiendo su hermetismo y derramando algunos de sus componentes (níquel, cadmio o mercurio), mientras que los elementos depositados en los contenedores se trasladan a las plantas de reciclaje más modernas y eficientes, donde se clasifican por tipos y formatos para dar a cada una un tratamiento específico en función de sus componentes".

El edil destaca que, gracias al reciclaje, entre el 50 y el 80 por ciento de los componentes se pueden recuperar y devolver al círculo del proceso industrial, ahorrando energía y reduciendo la creciente demanda extractiva de materias primas en todo el mundo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios