Antiguos alumnos del colegio de San Luis Gonzaga

Manuel del Cuvillo Sancho, ingeniero de Caminos

  • Este portuense contribuyó al diseño del puerto de Cádiz y del tranvía Cádiz-San Fernando-Carraca

Fotografía de Manuel del Cuvillo, cedida por su nieto Ignacio Alcina del Cuvillo. Fotografía de Manuel del Cuvillo, cedida por su nieto Ignacio Alcina del Cuvillo.

Fotografía de Manuel del Cuvillo, cedida por su nieto Ignacio Alcina del Cuvillo.

Comentarios 1

Manuel del Cuvillo Sancho nació en El Puerto de Santa María (Cádiz) el 31 de marzo de 1872, en el número 83 de la calle Larga. Fueron sus padres Carlos del Cuvillo Izquierdo (1829-1899) -del comercio, natural de Cádiz- y la portuense Eloísa Sancho Díez de Alda (1835-1897), casados en la Iglesia Mayor Prioral en 1858. De este matrimonio nacieron catorce hijos, diez de los cuales alcanzaron la edad adulta. Manuel tuvo como madrina a Cecilia del Cuvillo de la Viesca, representada el día del bautizo por Concepción del Cuvillo Sancho, hermana mayor del neófito.

El 18 de septiembre de 1879 -con la edad mínima requerida de 7 años- Manuel del Cuvillo ingresó interno en la clase de instrucción primaria del colegio de San Luis Gonzaga de su ciudad natal, dirigido por la Compañía de Jesús. Su hermano Carlos (1869-1948) ya era alumno allí desde el curso anterior, mientras que el mayor de los tres varones, Joaquín (1862-1945), lo había sido en el año académico 1875-1876. Manuel aprobó el examen de ingreso en segunda enseñanza el 25 de junio de 1881, diez días antes de que el padre José María Vélez fuese relevado como rector del colegio por el jesuita salmantino Miguel Sánchez Prieto, que desempeñará el cargo hasta 1888. En el curso 1881-1882 se alcanzó la cifra récord de 272 alumnos, internos el 80 % de ellos. Se incorporó entonces a la comunidad jesuita -32 miembros- el padre José María de la Torre, que ejercerá durante dieciséis años los cargos de prefecto de disciplina y de estudios. En su 5º año de bachillerato, Manuel del Cuvillo Sancho tuvo como profesor de Física y Química al jesuita Pedro Castelló y probablemente también al padre Francisco de Paula Tarín, actualmente en proceso de beatificación. En este curso, 1885-1886, que se vio alterado por la epidemia de cólera que afectó a la ciudad, Manuel del Cuvillo -integrante de la 2ª división del colegio y congregante de San Luis Gonzaga- alcanzó la dignidad de edil con el cordobés Enrique Porras Aguayo. El expediente de bachillerato de Manuel es muy bueno: los catedráticos del Instituto Provincial de Jerez de la Frontera le otorgaron sobresaliente en doce de las catorce asignaturas de las que se examinó -conforme al plan Lasala- y consiguió idéntica calificación en los exámenes del grado en junio de 1887.

Incluyendo el periodo preparatorio, Manuel del Cuvillo necesitó diez años para concluir la carrera de ingeniería de Caminos. Tras superar los exámenes de ingreso en la Escuela General Preparatoria de Ingenieros y Arquitectos de Madrid, aprobó en este centro de la calle del Barquillo las asignaturas correspondientes a lo largo de cinco cursos, hasta la supresión de la escuela en julio de 1892. Pasó entonces como alumno oficial a la Escuela Especial de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, con sede en el parque del Retiro, donde termino los estudios en el curso 1896-1897. Fue el número once de su promoción, integrada por 46 ingenieros, habiendo merecido la nota de "bueno" como calificación de fin de carrera en la Junta de Profesores celebrada el 16 de octubre de 1897. Una vez en posesión del título profesional, nuestro biografiado obtuvo por concurso el 18 de septiembre de 1899 -con 27 años- el nombramiento de oficial tercero del Cuerpo de Ingenieros Geógrafos, siendo destinado a Valencia como jefe de la 5ª brigada topográfica de esa provincia. No mucho después, el 20 de enero de 1900, Manuel contrajo matrimonio en la iglesia de San Francisco de Cádiz con la portuense Rosario Merello Llasera (1880-1947), hija de Julio Merello Alberti, ingeniero jefe de 1ª clase de Caminos y jefe de Obras Públicas de la provincia.

Por Real Orden de 10 de julio de 1900, del Cuvillo Sancho fue nombrado ingeniero aspirante de Caminos y destinado a la Jefatura de Obras Públicas de Baleares. Continuó, no obstante, prestando sus servicios como geógrafo en la provincia de Valencia, al serle concedido el pase a la situación de supernumerario en el escalafón del cuerpo de Caminos. Es por eso que Eloísa del Cuvillo Merello, primogénita de los siete hijos del matrimonio, nació -el 11 de diciembre de 1900- en la ciudad valenciana de Requena. Promovido a ingeniero segundo, en septiembre de 1901 reingresó al servicio del Estado y obtuvo destino en la Jefatura de Obras Públicas de la provincia de Huelva, tomando posesión el mes siguiente. A propuesta de la recientemente constituida Junta de Obras del Puerto de Cádiz y con el informe favorable del ingeniero director Federico Moliní, Manuel del Cuvillo recibió el 19 de junio de 1902 el nombramiento de ingeniero auxiliar de dicha junta. En este cargo, observaría la Revista Portuense, "desplegó gran actividad, demostrando la solidez de sus conocimientos y una rectitud verdaderamente ejemplar que no impedía que contara con el respeto y verdadero cariño de sus subordinados".

Entre 1907 y 1911 encontramos a Manuel del Cuvillo Sancho como ingeniero jefe de vía y obras de la Compañía del Tranvía Eléctrico de Cádiz a San Fernando y la Carraca. Pocos días antes de la inauguración oficial de la línea, que tuvo lugar el 14 de marzo de 1906, Diario de Cádiz se hacía eco de las felicitaciones que había recibido el ingeniero portuense "por el trazado de todo el trayecto, y singularmente por el admirable trozo de vía llamado 'el enchinado', trayecto comprendido entre Torregorda y Cortadura, la curva atrevidísima de este último citado fuerte y la no menos notable de las calles de Antonio López e Isaac Peral". También redactó del Cuvillo el proyecto de suministro de electricidad a Chiclana mediante una línea de alta tensión que partía de la central eléctrica de los tranvías (San Fernando), servicio que fue inaugurado el 31 de marzo de 1909. Su nombramiento como ingeniero subalterno del cuerpo de Caminos -con la categoría de jefe de negociado de 3ª clase- lleva fecha de 13 de febrero de 1911. Tuvo Manuel del Cuvillo asimismo una faceta docente (profesor de preparación para ingreso en carreras especiales), desarrollada durante algún tiempo en el colegio que bajo la advocación de San Luis Gonzaga abrió sus puertas a finales de septiembre de 1912 en la calle Valverde número 10, de Cádiz. En esta ciudad falleció Manuel a los 43 años (20 de mayo de 1915), siendo recordado por El Eco Portuense como esposo y padre ejemplar, que además "dedicaba el tiempo que sus ocupaciones le dejaban libre a obras de caridad como socio de las Conferencias de San Vicente y de otras asociaciones, y a trabajos de la acción católico-social". La vacante que dejó en la Junta de Obras del Puerto fue ocupada por su cuñado y compañero de profesión Ignacio Merello Llasera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios