Memoria Histórica

Levantemos muestra su decepción con el gobierno municipal por el callejero

  • La agrupación de electores afirma que el cambio de nombres franquistas "es una cuestión de justicia"

  • Avala el informe inicial elaborado hace 10 años por el Foro por la Memoria Histórica  

Levantemos, en una de las asambleas que celebra en las calles de la ciudad. Levantemos, en una de las asambleas que celebra en las calles de la ciudad.

Levantemos, en una de las asambleas que celebra en las calles de la ciudad. / Andrés Mora

Comentarios 2

La agrupación de electores Levantemos El Puerto ha querido expresar en nota de prensa su opinión sobre la polémica generada con la propuesta del cambio de nombres de la época franquista en el callejero portuense.

Levantemos ha manifiestado en este sentido que "en los últimos días hemos observado con absoluto bochorno como algunos dirigentes de la derecha portuense han aprovechado sentimientos y opiniones personales lógicas de familiares concretos para incendiar sobre un asunto que constituye una cuestión de justicia: el cambio de nombres franquistas de nuestro callejero". Desde Levantemos afirman que llevan tres años implicados en la Comisión de la Memoria Democrática, "ya que consideramos imprescindible que una democracia seria haga una labor de reparación y de justicia de una dictadura que duró cuarenta años". Asimismo, señalan desde la agrupación de electores, "nos decepciona que el Gobierno municipal recule ante el compromiso adquirido con el Foro por la Memoria Histórica de El Puerto con respecto al informe que este colectivo presentó cuando se creó la Comisión de Memoria Democrática y en el que exponía la argumentación legal del cambio de cada nombre", elaborado hace 10 años.

En lo que al nombre de las calles respecta, "ni las presencias ni las ausencias son neutras. El callejero, es decir, el nombre y la disposición de las calles, placas, homenajes, monumentos, etcétera, indica lo que una ciudad deja como legado de lo valioso, de lo que hace Historia, prescindiendo de muchos relatos e invisibilizando otros". El callejero, subraya Levantemos, "es un relato de nuestra memoria histórica, constituye el reflejo de aquello que consideramos importante, adquiriendo, además una relevancia simbólica. Tenemos un legado aún franquista de las calles y de los reconocimientos públicos de una dictadura dolorosa, violenta y vergonzante".

Por ello, desde Levantemos "apostamos: en primer lugar, por que el Gobierno Municipal cumpla la Ley de Memoria Histórica retirando cualquier homenaje, nomenclatura o legado que aluda a personajes o hechos franquistas. Y, en segundo lugar, por desarrollar políticas municipales valientes que tengan en cuenta la verdad, la justicia y la reparación a las víctimas del franquismo que aun hoy día siguen olvidadas".

Levantemos agradece por último "la labor profesional de forma desinteresada del Comité de expertos que ha ayudado de manera clave a la Comisión para determinar los argumentos históricos y legales", citando de manera expresa y dando las gracias a Magdalena González Martín, José Luís Gutiérrez Molina y José Antonio Ruíz Gil "por su implicación".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios