Medio Ambiente

Los vecinos de Jardín de Cano, rodeados por la suciedad de solares y parcelas abandonadas

  • Critican el estado en que se encuentra la zona y reclaman que se limpien y se adecenten los descampados, propiedad del Ayuntamiento y de promotoras privadas

La suciedad de acumula en los solares junto a los edificios La suciedad de acumula en los solares junto a los edificios

La suciedad de acumula en los solares junto a los edificios

Comentarios 1

La zona de Jardín de Cano estaba llamada a transformarse en un lugar exclusivo en la ciudad portuense: bien situada, en un sitio elevado del casco histórico, soleada y amplia, edificios modernos y acogedores, jardines y espacios libres para los niños. Pero llegó la crisis inmobiliaria y las parcelas donde se había planificado la construcción de nuevas fases de edificios residenciales no pudieron ver terminada su urbanización.

El parón del boom inmobiliario hizo que sólo se construyeran algunos bloques, quedando otros sin edificar. De esta forma, en el lugar donde se iban a levantar las nuevas promociones, quedaron solares vacíos y junto a ellos, viejos edificios abandonados, como algunas bodegas que sólo recientemente han sido demolidas, como un casco bodeguero abandonado que había en la esquina de las calles La Rosa y Espíritu Santo.

El bulevar de Jardín de Cano, afectado también por la falta de limpieza. El bulevar de Jardín de Cano, afectado también por la falta de limpieza.

El bulevar de Jardín de Cano, afectado también por la falta de limpieza.

Los vecinos de la zona vienen sufriendo las consecuencias de este abandono, en concreto los de los bloques que se encuentran situados en la calle Parra esquina con Espíritu Santo, que han denunciado a este periódico el lamentable estado de suciedad en que se encuentran estos solares. Se trata de los vecinos de las comunidades de Residencial Las Gaviotas, donde existen dos bloques con 71 pisos, cuyas familias han visto cómo se ha ido acumulando más y más suciedad junto a sus viviendas, en terrenos que se encuentran prácticamente anexos al colegio de La Salle

La falta total de limpieza, según denuncian, afecta tanto a los solares de la promotora Gilmar, que plantea edificar en este lugar, como a terrenos de propiedad municipal que ocupan una extensión amplia entre las calles Santísima Trinidad y La Rosa. Según afirman los vecinos afectados, los solares vacíos "se han convertido en estercoleros y llevan años sin limpiarse". Tan sólo el descampado surgido tras el derribo de la vieja bodega ha recibido mantenimiento por parte de sus propietarios, encontrándose en un estado de revista aceptable. En el resto de la zona proliferan los arbustos y la maleza, los desaprensivos arrojan envases, basuras y desperdicios y llegan arrastrados por el viento plásticos y papeles que se amontonan junto a las vallas que protegen los solares, gran parte de las cuales están rotas. Todo ello, a poco más de cien metros de la calle Larga.

Los afectados afirman que hay rincones que "son de vergüenza", y temen que si no se procede a una limpieza urgente proliferen insectos y roedores, ya que todo el descampado está sucio. Sus reiteradas llamadas al Ayuntamiento y al área de Medio Ambiente para que se haga una limpieza en profundidad han caído en saco roto.       

También en el paseo peatonal entre las calles Parra y Racimo, que es un lugar público de esparcimiento, el bulevar está lleno de excrementos. Por este trazado peatonal sacan a pasear a sus animales numerosos dueños de perros, que los llevan sueltos, sin bozal, de manera que "son muy pocas las personas que los llevan atados". Los jardines existentes se han transformado en un depósito de excrementos de perros y los niños de los bloques no pueden bajar a jugar en ellos. 

Los vecinos piden al Área de Medio Ambiente que proceda a la limpieza de las parcelas propiedad del Ayuntamiento, y que obligue a las promotoras propietarias del resto de los solares a que realicen el saneamiento y limpieza de sus parcelas, como obligan las ordenanzas, en alguna de las cuales se anuncian nuevas fases de pisos exclusivos cuya construcción no termina de llegar.    

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios