El Puerto

El Gobierno local ejecuta el recorte en el servicio de limpieza pública

  • El Pleno aprueba por urgencia la revisión a la baja del contrato con FCC, que pasará de 12 a 9,8 millones de euros · Se reducen las horas de trabajo de la plantilla contratada a tiempo parcial al dejar de cubrirse las bajas

El Gobierno local (conformado por PP, PA y el concejal Fernando Gago) aprobó ayer en una sesión de Pleno Municipal la reducción del contrato con la empresa concesionaria de la recogida de residuos y limpieza viaria, FCC, lo que provocará la reducción y eliminación de algunos servicios. La oposición (PSOE, IP e IU) votó en contra de esta medida en un debate muy crispado por los continuos reproches que un grupo de trabajadores de la adjudicataria hizo al equipo de Gobierno.

La plantilla alerta desde hace días que este recorte afectará fundamentalmente a los contratados a tiempo parcial puesto que se dejarán de cubrir las bajas y se suprimirán algunos dispositivos. Por este motivo han convocado una huelga que se iniciará finalmente a las 0 horas del próximo día 16.

Durante la sesión plenaria de ayer, el Gobierno local se afanó en asegurar que no se perderán empleos fijos a jornada completa aunque reconoció que el resto verá reducidas sus horas de trabajo. De este modo, no se cubrirán las sustituciones por bajas laborales o por horas sindicales así como se dejarán de hacer refuerzos en la limpieza viaria en verano y eventos especiales como Motorada o Feria, tal y como se realizaba hasta ahora.

El comité de empresa de FCC reiteró ayer que estos recortes afectarán a 130 trabajadores fijos a tiempo parcial, la mayoría de ellos con una antigüedad de cuatro años. Uno de sus representantes quiso intervenir en el Pleno pero no se le permitió ya que no se había cursado su solicitud a tiempo. En su lugar, el comunicado fue leído por el portavoz del PSOE, Ignacio García de Quirós. En él, el comité señalaba: "Todos los afectados quedarán con un puesto de trabajo precario puesto que en este mes de septiembre sólo van a trabajar cinco de los 15 días que tenían asignados antes del recorte". Asimismo, se aseguró que habrá "unos 25 a 30 trabajadores menos en el servicio por lo que se quedarán muchas calles y plazas sin barrer". Esta afirmación fue rebatida por el Gobierno local por medio de la concejala de Medio Ambiente, Blanca Merino, quien apuntó que la medida "no afectará a la productividad del servicio". Incidió en que buena parte de la reducción del coste se hará mediante el retraso de la amortización de las inversiones que la concesionaria está obligada a acometer. En cuanto a los recortes en el servicio, algunos se retomarán en 2013 (como los dispositivos extraordinarios o la limpieza integral de los bidones en las instalaciones en el centro municipal de limpieza) mientras que otros se suprimen definitivamente (como es el mantenimiento del ciclo terciario de la depuradora de Las Galeras).

Finalmente, el contrato pasará a tener un coste anual de 9,8 millones de euros (el canon anual estaba fijado en algo más de 12 millones). La reducción fue justificada por la concejala de Hacienda, Leocadia Benavente, aludiendo a la caída de ingresos que viene sufriendo el Ayuntamiento por la actual situación de crisis económica. Según la edil, a día de hoy el Ayuntamiento no puede asumir la totalidad del compromiso adquirido con FCC en 2007, año en el que se le adjudicó el servicio. Así explicó que se había fijado un pago de 800.000 euros mensuales, dinero que según la edil, se consideraba suficiente tanto por el Consistorio como por la concesionaria para el pago de las nóminas a los trabajadores. Sin embargo, y siguiendo la versión de Benavente, hace varios meses FCC se descolgó de este "acuerdo" por lo que no dudó en acusar a la empresa de "presionar" al Ayuntamiento amenazando a los trabajadores que no puede hacer frente al pago de sus salarios ya que considera ahora insuficiente la aportación municipal. La edil advirtió que este cambio de actitud de la adjudicataria se encuadra dentro de un proceso de negociación abierto con Ayuntamiento para fijar la deuda histórica que el municipio tiene con la concesionaria. Finalmente el pago mensual se mantendrá en 800.000 euros aunque el servicio se reducirá.

Sin embargo, estas explicaciones no contentaron ni a la oposición ni al grupo de trabajadores que estuvo presente en el Pleno. En su intervención, el portavoz del PSOE, Ignacio García de Quirós, recordó que en 2007 se adjudicó el contrato a FCC a pesar de que era la oferta económica más cara y advirtió que algunos de los servicios que se han suprimido sirvieron a la empresa para obtener el número de puntos necesarios para hacerse cargo de la concesión. Por su parte, Silvia Gómez (IP), acusó al Gobierno local de "no dar importancia" a las consecuencias que los recortes tendrán sobre las horas de trabajo de parte de la plantilla. Por ello instó al Gobierno local a realizar los recortes en gastos de protocolo, comunicación o en los sueldos de los concejales. Finalmente, Angelines Mancha, de IU, advirtió: "Tenemos una contrata que no podemos asumir pero hace tres años se subió la tasa de la basura y ahora se reducen los servicios".

El Gobierno local anunció hace meses que estaba negociando una revisión del contrato con FCC. Sin embargo, no fue hasta ayer cuando dio más detalles de los recortes, una cuestión que fue también muy criticada por la oposición ya que entiende que ha querido "ocultar" la medida hasta última hora. La reducción en el servicio de limpieza ya está ya en vigor puesto que se ha hecho efectiva con carácter retroactivo desde el pasado miércoles.

Por otro lado, en el Pleno de ayer se acordó también el protocolo de intenciones que firmarán Junta de Andalucía y Ayuntamiento para la construcción de una estación de autobuses en las inmediaciones de la de tren, junto al Monasterio de la Victoria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios