DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Crisis del coronavirus / Hermandades y Cofradías

El Consejo Local de Hermandades de El Puerto se traslada a un bodegón de la Plaza de Toros

  • La nueva sede ha sido cedida de forma provisional por el Ayuntamiento a la entidad presidida por José Manuel Castilla 

  • La crisis producida por el Covid 19 merma los ingresos previstos por las cofradías, que no han podido instalar casetas al aplazarse la Feria de Primavera 

Una imagen de los bodegones a los que se ha trasladado el Consejo Local de Hermandades y Cofradías de El Puerto. Una imagen de los bodegones a los que se ha trasladado el Consejo Local de Hermandades y Cofradías de El Puerto.

Una imagen de los bodegones a los que se ha trasladado el Consejo Local de Hermandades y Cofradías de El Puerto. / Andrés Mora

Las hermandades y cofradías de El Puerto, como en general todos los sectores que requieren de la participación y la movilidad del público, no están saliendo indemnes de la crisis del coronavirus. Pese a que mantienen su espíritu colaborativo y benéfico contra viento y marea, la situación de parálisis a que se han visto abocados los eventos y manifestaciones religiosas han situado a estos colectivos en una cuesta abajo que podría pasarles factura a medio plazo.

La suspensión de la Semana Santa ha supuesto un varapalo para muchos sectores que trabajan en la preparación y apoyo a los desfiles procesionales (sector de la flor, costura, bordadores, imaginería religiosa y estrenos, bandas de música) pero también los ingresos que se generan dentro de las propias hermandades con la venta de las papeletas de sitio y con los ingresos de la Carrera Oficial para el Consejo. Pero siendo complicada esta situación, lo que dado la puntilla a las hermandades y cofradías este año, según confirma el presidente del Consejo, José Manuel Castilla, ha sido el aplazamiento de la Feria de Primavera y Fiesta del Vino Fino, que suponen una importante fuente de ingresos para estos colectivos religiosos a través de la instalación de las casetas, algunas de ellas tan emblemáticas como la de Helo Libo.

Pese a que la situación actual es complicada, por el momento no existe en el Consejo la preocupación de que alguna de las hermandades de El Puerto pueda entrar en crisis e incluso desaparecer, aunque parece asumido que la mayoría adquirirán deudas.

Uno de las entidades afectadas por la crisis, aunque ya la venía arrastrando desde hace algún tiempo, es el propio Consejo Local de Hermandades y Cofradías de El Puerto, que no ha cobrado aún las ayudas del Ayuntamiento correspondientes a los años 2018, 2019 y 2020, y que iba a proceder a la firma de un convenio con la administración municipal que no ha podido salir adelante debido a la paralización de la mayor parte de actividades y gestiones administrativas.

El Consejo de Hermandades ha tenido que abandonar las instalaciones que ha ocupado durante años en la calle Postigo ante la imposibilidad de hacer frente al pago del alquiler y se ha tenido que trasladar a una nueva ubicación. Se trata de uno de los bodegones de la Plaza de Toros, que el Ayuntamiento de El Puerto les ha cedido de manera provisional para que puedan continuar desarrollando su trabajo.

El Consejo de Hermandades ya ha trasladado al bodegón gran parte de sus enseres y otra parte también a la capilla de Las Redes (dependiente de la parroquia de La Palma), pero el desahucio de su anterior sede ha coincidido con la declaración del estado de Alarma, el confinamiento y las restricciones a la movilidad. "El Ayuntamiento nos cedió el bodegón en febrero, pero tenemos que hacer obras y rehabilitarlo y una vez que lo hagamos lo podremos abrir".

En la situación actual, el Consejo de Hermandades esperará algún tiempo antes de iniciar la rehabilitación del bodegón que se rencuentra muy bien situado, junto a las taquillas de la Plaza Real, donde estuvo ubicado antaño un taller de pintura municipal. "Se trata de una ubicación provisional, se va a pone en valor para estar un tiempo. El sitio va a quedar muy bien", adelante José Manuel Castilla, que explica además que el sitio es amplio al tratarse de un bodegón doble, por lo que dentro del proyecto se contempla también la instalación de una exposición de objetos cofrades y de Semana Santa.

Pese a todo, todavía será necesario recuperar una mayor normalidad para la firma del convenio que debe regular las relaciones entre el Ayuntamiento de El Puerto y el Consejo de Hermandades y Cofradías, acuerdo que se encuentra en tramitación al no poder ser formalizarlo aún por parte de la administración municipal.         

También, una vez que finalice el estado de alarma, será el momento en que las hermandades que tienen paralizados sus procesos electorales los puedan volver a poner en marcha, es decir "cuando la autoridad civil lo permita". Por el momento, desde el Consejo de Hermandades tampoco se baraja la preparación de procesiones como la del Corpus o El Carmen, a la espera de cómo vayan evolucionado la crisis sanitaria.   

     

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios