Memoria Histórica en El Puerto

Piden continuar en el Cementerio los sondeos en busca de los represaliados

  • El Foro por la Memoria se encuentra a la espera de que el Ayuntamiento conceda permiso para iniciar los trabajos en el segundo patio

  • Las excavaciones de este verano no arrojaron resultados

Los miembros del Foro por la Memoria de El Puerto, junto al arqueólogo, durante su investigación en el archivo Histórico Municipal. Los miembros del Foro por la Memoria de El Puerto, junto al arqueólogo, durante su investigación en el archivo Histórico Municipal.

Los miembros del Foro por la Memoria de El Puerto, junto al arqueólogo, durante su investigación en el archivo Histórico Municipal.

Cuando comenzaron las excavaciones en el Cementerio Municipal en busca de la fosa que alberga los cuerpos de los represaliados de la guerra civil y la posguerra (procedentes del antiguo Penal), de cuya existencia se tiene noticias desde hace años, se desconocía la localización exacta de dicha sepultura comunitaria.

A lo largo de los años, diferentes testimonios han dado distintas localizaciones posibles de la fosa, aunque sin llegar a establecer el lugar exacto donde está situada. El paso del tiempo, la ausencia de testigos directos de tan trágicos sucesos y la escasez de documentos, hacían de la labor de encontrar estos restos una tarea difícil y compleja.

La tecnología llegó entonces para arrojar algo de luz donde sólo existía una oscuridad teñida de algún destello que no terminaba de allanar el camino hacia los cuerpos de los represaliados, a los que sólo se les ha podido construir un monolito con sus nombres para que su memoria no se perdiera por completo.

Diputación habría pedido ya la licencia para ampliar la excavación a la zona señalada en los planos aparecidos

Todo cambió cuando a finales de 2018, la Junta de Andalucía recibió la petición de un particular que reclamaba la búsqueda de un familiar represaliado en el antiguo Penal. El protocolo establecido para estos casos obliga a la administración a tomar cartas en la demanda. La tecnología sustituyó a los testimonios escritos y orales, y un georradar manejado por técnicos de la Universidad de Cádiz (UCA) accedió al cementerio para tratar de localizar la fosa común de los represaliados republicanos.

Los sondeos, una vez completado el trabajo del georradar, comenzaron el día 17 de junio y se extendieron hasta el 5 de julio de este verano. Estuvieron dirigidos por el arqueólogo Jesús Román, realizándose las prospecciones en base a los resultados que había arrojado el georradar y los propios testimonios orales.

Se hicieron tres sondeos, especialmente en las calles 2 y 3 del primer patio, que era el lugar, según el arqueólogo director de los trabajos, donde el georradar marcaba la máxima incidencia, descartándose las restantes calles de dicho patio. No obstante, después de algunas semanas de excavación y tras aparecer unos restos que parecían en principio de fusilados pero que correspondían a enterramientos bajo cal viva en fosa de beneficiencia, se dieron por concluidas las prospecciones, sin que se hallara el enterramiento que se buscaba.

Los partes de Cementerio de 1937, uno de los años en que hubo mayor número de represaliados. Los partes de Cementerio de 1937, uno de los años en que hubo mayor número de represaliados.

Los partes de Cementerio de 1937, uno de los años en que hubo mayor número de represaliados.

Quedaba así cerrada, sin resultados, la incógnita del primer patio, donde las fuentes orales afirmaban que estaba la fosa común de los republicanos del Penal. Había que volver al punto de partida, pero con la experiencia de que las fuentes orales por sí solas no despejarían el camino para encontrar la fosa.

Fue entonces cuando el Foro por la Memoria propuso recurrir a otras fuentes escritas, a la documentación de la época, y en julio tanto el arqueólogo Jesús Román como los responsables del Foro, Pilar Peruyera y Mario Fleming, acudieron al archivo municipal, a los Partes del Cementerio, entre los cuales, de manera casual, encontraron un plano del año 1938 con una leyenda en su reverso: ‘Tercer año triunfal’, y en el cual aparece el segundo patio y dibujado en un lateral un cuadrado, con la palabra ‘fosa’ escrita en su centro.

En base a dicho mapa y a las muchas anotaciones que reflejan junto a los nombres de las personas fallecidas, la lapidaria frase: ‘Aplicación del bando de guerra’, el Foro por la Memoria decidió pedir a la Diputación Provincial que solicitara al Ayuntamiento una ampliación del permiso para realizar sondeos adicionales en el segundo patio del Cementerio portuense.

Días atrás, el Foro por la Memoria, tuvo noticia de que esa petición ya se ha cursado ante la concejalía de Bienestar Social del Ayuntamiento. La entidad espera que después de Todos los Santos se conceda el permiso municipal, y que esta vez se puedan encontrar los restos de los represaliados y resarcir su memoria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios