El Puerto / Mantenimiento Urbano

La comunidad Blegamar pide soluciones por los daños del arbolado de Santa María del Mar

  • Los propietarios de la urbanización podrían exigir daños patrimoniales al Ayuntamiento y afirman que ya se han producido caídas de viandantes en la avenida

Uno de los árboles que ha levantado la acera junto a la comunidad Blegamar. Uno de los árboles que ha levantado la acera junto a la comunidad Blegamar.

Uno de los árboles que ha levantado la acera junto a la comunidad Blegamar.

La comunidad de propietarios Blegamar, ubicada en Valdelagrana y formada por 27 comunidades y un total de 421 pisos, ha reclamado de nuevo en un escrito remitido al Ayuntamiento a principios de este mes la reparación de las aceras y los alcorques de los árboles existentes en la vía pública. A semejanza de lo que ocurre en la calle Olvera, también en la urbanización de Valdelagrana, la comunidad de propietarios lleva reclamando desde hace años la reparación "necesaria y exigible" de la avenida Santa María del Mar en la zona de la avenida colindante con dicha comunidad.

Ya en el año 2016, el administrador de la comunidad envió al área de Medio Ambiente una comunicación en la que informaba de que había una serie de árboles pegados a la valla de separación de la comunidad cuyas raíces estaban levantando el acerado y "creando suficiente peligro para el tránsito de peatones", y que de esta hilera de árboles dos de ellos se habían inclinado hacia dentro y estaban afectando al cerramiento de la urbanización, produciendo daños materiales.

Posteriormente, los escritos de denuncia sobre el mal estado de la acera y el propio cerramiento se han repetido. Ya en diciembre pasado, según la comunidad, el Ayuntamiento procedió a reparar las aceras y a plantar nuevos árboles en las calles del Litoral y de la Luz, adyacente a la urbanización Blegamar. "Creíamos que había llegado ya la hora pero nuestra sorpresa fue comprobar que ya no se siguió el tramo de la avenida delantero a nuestra urbanización", subrayan.

El arbolado se ha desplazado hacia la valla. El arbolado se ha desplazado hacia la valla.

El arbolado se ha desplazado hacia la valla.

El 7 de septiembre de 2017 el Ayuntamiento informó a la intercomunidad de un proyecto  de acondicionamiento del acerado y mejora de la accesibilidad en la avenida Santa María del Mar de Valdelagrana, remitido por el Servicio Municipal de Infraestructura y Urbanización, que abarcaba la totalidad de la avenida (desde la avenida de La Paz hasta la avenida Del Mar, colindante a Los Toruños), en el que se reconocía la existente a estos problemas: el deterioro del pavimento levantado por tocones, raíces sin retirar, árboles enfermos y afecciones a servicios urbanos por raíces; así como dificultades de accesibilidad por falta de rebajes adaptados a la normativa y cerramientos levantados por las raíces del arbolado viario. Recordaba además la intercomunidad que en la descripción general de las obras se contemplaba la tala de los árboles que dañan la valla, la "reparación del pavimento dañado como consecuencia de las raíces y la reposición, si procede, de parte de estos árboles talados por otra especie manos dañino a lo existente o bien la anulación del alcorque". 

De la misma forma, en abril de 2018, el Ayuntamiento les informaba de que "debido a la imposibilidad de ampliar los alcorques manteniendo su actual localización se estima oportuno proceder a su tala y destaconado de los árboles de sombra, así como también de los aligustres para dar un tratamiento uniforme a la avenida". 

No obstante, pese a las comunicaciones con el área de Mantenimiento Urbano y con Medio Ambiente, la comunidad Blegamar no ha obtenido hasta la fecha una solución, y advierte de que "se trata de una situación grave y acuciante que demuestra el abandono total de esa administración pública", y que ya ha dado lugar a reclamaciones "por daños en los cerramientos de la urbanización" y también "a caídas y accidentes de viandantes", por lo que una vez más reiteran "la responsabilidad del Ayuntamiento ante sus obligaciones de mantenimiento de esta zona". La intercomunidad concluye además que se reservan "la posibilidad de nuevas acciones y reclamaciones patrimoniales", y afirman que el año pasado incluso saltaron las tuberías por la acción de las raíces de los árboles y estuvieron tres días sin agua en cuatro bloques.

 

 

 

           

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios