Tercera edad

Ayuntamiento y Fundomar negocian la ubicación de un nuevo geriátrico

  • El gobierno local ha ofrecido una parcela por un plazo de 50 años entre las calles La Rosa, Parra y Santísima Trinidad

  • La concesionaria deberá destinar varias plazas a uso municipal

Esta es la parcela municipal en la que se ubicaría el nuevo geriátrico. Esta es la parcela municipal en la que se ubicaría el nuevo geriátrico.

Esta es la parcela municipal en la que se ubicaría el nuevo geriátrico. / Andrés Mora

La Fundación Doña María (Fundomar) sigue adelante con su intención de construir una residencia geriátrica en El Puerto.

Tras el desencuentro vivido con el Ayuntamiento a causa del rechazo municipal a la instalación de dicho establecimiento en el antiguo hospital San Juan de Dios, las negociaciones se han reconducido ahora por otros derroteros, tras haber ofrecido el equipo de gobierno el uso de una parcela municipal ubicada en la zona de Jardín de Cano, muy cerca del colegio de La Salle.

La residencia contaría con unas 180 plazas y crearía un centenar de puestos de trabajo

La pasada semana el alcalde, David de la Encina, y la concejala de Urbanismo, Eugenia Lara, viajaron a Sevilla para visitar la residencia que la fundación regenta en Los Bermejales, que sería muy parecida al proyecto que se quiere habilitar en la ciudad.

La Fundación ya ha solicitado formalmente al Ayuntamiento su interés por construir un geriátrico en esta parcela, y los técnicos municipales han estudiado la fórmula para llevar a cabo la concesión de estos terrenos.

Las condiciones que se barajan para la concesión demanial de la parcela, que tiene una extensión de unos 4.000 metros cuadrados, consisten en que la fundación correría con los gastos de construcción de la residencia, teniendo el terreno cedido por un periodo de cincuenta años. El concesionario tendría además la obligación de reservar para centro de día el 10% de las plazas que se dispongan a este fin, además de ofrecer al Ayuntamiento un número aún por determinar de plazas para residentes en el centro de mayores, a disposición de las necesidades del área municipal de Bienestar Social. En contraprestación, el concesionario no estaría sujeto al pago de canon alguno.

El funcionamiento sería muy parecido al de la residencia de la entidad en Los Bermejales

La Fundación Doña María nació en Sevilla en el año 2001, fruto del legado de María García Montero, vecina del sevillano barrio de Heliópolis especialmente sensibilizada por la situación de los más necesitados y particularmente de las personas mayores de su entorno. Al fallecer dejó un importante legado económico para poner en marcha una vivienda tutelada que acogiera a personas mayores sin recursos económicos.

A día de hoy la Fundación Doña María cuenta con dos centros de mayores, con capacidad para atender en torno a 300 plazas de residencia y que dan empleo de forma directa a más de cien personas.Esta parcela municipal que se ha ofrecido a la fundación lleva sin uso ya años, y su estado ha sido varias veces objeto de denuncias por los vecinos de la zona.De este modo se daría solución a una parcela en desuso y por otro se paliaría la falta de plazas geriátricas con las que cuenta la ciudad.

Según destacaba el alcalde, David de la Encina, “se trata además de un entorno tranquilo y cerca del centro, siendo además más fácil la construcción de un edificio de nueva planta”.En el edificio, además de residencia geriátrica y centro de día se ofrecerían además servicios complementarios, siguiendo el modelo de la residencia de Sevilla.

El estudio económico del proyecto ha corrido a cargo de los técnicos del área municipal de Fomento. Se espera que en un plazo inferior a un mes pueda haber ya un acuerdo para que ambas partes den su conformidad a las condiciones establecidas.

Como se recordará, el pasado mes de junio la Fundación Fundomar comunicó al Ayuntamiento su decisión de retirar el proyecto de construcción de un centro de mayores en la ciudad, debido a lo que consideraban la “falta de respuesta” a su solicitud, que tuvo primero por objeto la ubicación del geriátrico en el hospital San Juan de Dios.

Ahora, retomadas las negociaciones, se espera que el proyecto pueda llegar a buen puerto. La residencia constaría de unas 180 plazas y se podrían crear en torno a un centenar de puestos de trabajo.La empresa ya entregó el año pasado los documentos técnicos necesarios para plasmar su interés en el proyecto.

La entidad ofrecerá también otros servicios como el de acompañamiento de mayores, servicio de peluquería o de podología. La fundación también deberá poner a disposición del Ayuntamiento el uso de las salas de estar o de visitas del centro para la celebración ocasional de actos de tipo social, cuando así se considere necesario por parte municipal o de determinados colectivos.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios