Resultados de las Elecciones Municipales Cádiz 2019 Kichi vence y convence

  • El alcalde roza la mayoría absoluta subiendo hasta los 13 concejales en una noche en la que el PP y PSOE consuman una debacle histórica

Adelante Cádiz Adelante Cádiz

Adelante Cádiz / Fito Carreto

Comentarios 1

El alcalde de Cádiz, José María González Kichi, ha revalidado su gestión estos últimos cuatro años recibiendo un apoyo muy superior al que ya obtuviera en 2015. Tanto, que el partido que representa, Adelante Cádiz, ha rozado la mayoría absoluta en el Ayuntamiento, sumando 13 de los 27 concejales que conforman la Corporación Municipal.

Sin duda Kichi y su partido son los grandes vencedores de las elecciones municipales gaditanas, sumando un total de 26.498 votos (un 43,59%), cifra que supone 2.734 votos más que las pasadas municipales (si se suman los que recibiera Por Cádiz Sí Se Puede y Ganar Cádiz en Común, que entonces confluyeron por separado aunque luego conformaron gobierno).

Las elecciones eran para González un examen sobre el trabajo realizado estos cuatro años; una cuestación sobre la que la ciudadanía se pronunciaba respecto a dos visiones diferentes: ¿Ha sido un gobierno limitado y torpedeado por la oposición, que pese a ello ha sabido conjugar una buena gestión económica reduciendo deuda y pagando a proveedores con una política que ha situado al ciudadano en el centro, como defienden? ¿O ha sido un gobierno ineficaz al máximo, incapaz de sacar adelante ningún proyecto y desaprovechando la bandeja que el regaló el PSOE hace cuatro años, como han insistido los partidos de la oposición? La respuesta mayoritaria, sin duda, ha sido a favor de los postulados del actual equipo de gobierno, que ve tras la cita de ayer ampliada su representación, su capacidad de gobierno y sus horizontes para los próximos cuatro años. Aunque sigue dependiendo de un tercero que apoye tanto la investidura de José María González como muchos de los asuntos que se quieran poner en marcha en los próximos cuatro años.

La cruz de la moneda en estas elecciones se reparte, a partes iguales, entre dos partidos. En primer lugar, el Partido Popular, que sigue en caída libre desde el año 2011, pasando en esta ocasión de diez a seis concejales (frente a los 17 que obtuvo hace ocho años). Ha perdido la candidatura de Juancho Ortiz más de ocho mil votos, obteniendo en este caso el 22,04% de apoyos. El peor resultado de la historia del partido en Cádiz.

En segundo lugar, el Partido Socialista, que mantiene el número de concejales de la actualidad (cinco) pero que queda muy lejos de las aspiraciones de su candidato, Fran González, que no sólo no ha mejorado el que fue su peor resultado de la historia en 2015, sino que lo ha empeorado perdiendo otro millar de votos en estos cuatro años.

Dos varapalos de una consideración enorme, por tanto, que posiblemente traiga consecuencias a corto y medio plazo; teniendo en cuenta que en el caso del PP la pronunciada pérdida de votantes parece seguir la tónica nacional, y en el caso de los socialistas todo lo contrario, yendo el resultado en Cádiz a la contra de la remontada que en términos generales viene obteniendo el PSOE liderado por Pedro Sánchez.

En medio de la alegría desbordada de Adelante Cádiz anoche en la Caleta (en la Peña Juanito Villar, donde habilitó su cuartel general) y del pesimismo con mayúsculas que reinaba en las sedes locales de PP y PSOE está Ciudadanos, que pese a los malos pronósticos al comienzo de campaña (cuando decidió prescindir del que ha sido máximo representante estos cuatro años y nombrar a uno nuevo, Domingo Villero) ha mejorado ampliamente su respaldo en la ciudad (1.993 votos más que en 2015, en concreto), consiguiendo un tercer concejal para la Corporación que regirá los designios de Cádiz hasta el año 2023.

Esa corporación queda compuesta, por tanto, por trece concejales de Adelante Cádiz, seis del Partido Popular, cinco del Partido Socialista y tres de Ciudadanos. Queda, por tanto, fuera del Ayuntamiento de Cádiz la representación de Vox, lo cual fue otra de las noticias de la noche teniendo en cuenta el nivel de votos alcanzado por esta formación en anteriores elecciones (generales y autonómicas) así como las estimaciones que desde hace meses había sobre su presencia en el Ayuntamiento con uno o dos concejales. En esta ocasión, fueron 2.294 los gaditanos que apoyaron a la candidatura encabezada por Ana Peral, que no accede al Ayuntamiento que el próximo 15 de junio iniciará su andadura con la toma de posesión de los nuevos concejales.

Hasta 16 nuevas caras se incorporarán ese día al Ayuntamiento de la ciudad, en una profunda renovación que afecta a todos los partidos que mantienen, con números distintos a los actuales, su representación en el gobierno de la ciudad durante el próximo cuatrienio.

Más de un tercio de los votantes no acudió a las urnas

Una de las noticias de estas elecciones municipales fue la abstención, que aumentó respecto a los resultados de 2015. Más de un tercio de los votantes se quedó en casa, acudiendo a las urnas un total de 61.203 gaditanos (de los 97.696 que estaban censados para esta ocasión), lo que supuso el 62,64% del total. Casi cinco mil votos menos que los ingresados en las urnas en las anteriores municipales. La abstención, por su parte, se situó en el 37,36%, tres puntos por encima de hace cuatro años.

Curiosamente, en el apartado de los votos se mantuvo prácticamente igual el número de nulos (410 en este caso frente a 405 en 2015) y bajó el porcentaje de votos en blanco (0,68% frente al 0,85% de 2015, lo que se traduce en 416 votos en blanco).

Adelante Cádiz llegó a tener mayoría absoluta

El resultado final de las elecciones de ayer ha plasmado una realidad que, curiosamente, varió bastante poco respecto a la primera de las informaciones que publicó en su web el ministerio de Interior. Con apenas un 8% escrutado, Adelante Cádiz ya se mostraba como la gran revolución, alcanzando los 15 concejales que daban la mayoría absoluta, frente a seis concejales socialistas, cuatro del PP y dos de Ciudadanos.

El escenario varió con un cuarto del censo escrutado, cuando Adelante Cádiz perdió un concejal (aunque mantenía la mayoría absoluta) en favor del PP. Y rozando la mitad del censo (un 46,15%) es cuando se produciría el cambio en el resultado que ya se mantendría inalterado el resto del escrutinio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios