Elecciones municipales en Cádiz | La previa

‘Kichi’ pone en juego su reinado

  • José María González tratará de revalidar su mandato bajo la marca de Adelante Cádiz pero con una corporación que se presume que también va a estar muy fragmentada

El alcalde el día que recibió el bastón de mando. El alcalde el día que recibió el bastón de mando.

El alcalde el día que recibió el bastón de mando. / Joaquín Hernández Kiki

Comentarios 4

La ciudad de Cádiz rompió en 2015 con 34 años de mayorías absolutas muy holgadas, primero las del PSOE y Carlos Díaz (1983-95) y posteriormente las de Teófila Martínez y el Partido Popular (1995-2015). La caída de 17 a 10 concejales y la irrupción del entonces efervescente Podemos aupó a la Alcaldía a José María González, que había sacado ocho ediles. Los votos de estos, más los dos de sus socios de gobierno de Ganar Cádiz y los cinco del PSOE, fueron suficientes para activar el cambio y poner fin al reinado de Teófila Martínez con una corporación sin una mayoría absoluta.

Cuatro años después el panorama parece que no ha cambiado mucho en lo que se refiere a la fragmentación de la futura Corporación, donde nadie parece tener la fuerza suficiente para obtener una victoria holgada que le permita gobernar sin pactos.

Esta vez el alcalde, José María González ‘Kichi’, se presenta bajo la marca de Adelante Cádiz, que es el nombre que se le ha dado a la lista de confluencia entre Podemos y Ganar Cádiz, es decir, el equipo de gobierno que ha llevado a la ciudad durante estos últimos cuatro años.

Esta formación pone en juego el mantenimiento de la Alcaldía fiándolo casi todo a la figura magnética de su líder, un hombre que sigue manteniendo unos altos índices de popularidad, incluso entre votantes que no son los suyos naturales.

Una de las debilidades que ha tenido en estos cuatro años ha sido su equipo y esto lo ha tratado de paliar con una renovación de la lista sin círculos y en la que se han integrado algunas de las personas que han colaborado de manera más cercana con la formación estos años y algunos de los asesores municipales que han participado de manera directa en la gestión municipal.

Por los sondeos que ha habido hasta ahora y los resultados de las últimas elecciones generales en la ciudad, la sensación es que la izquierda puede obtener una mayoría holgada. La otra pata de esta zona ideológica es el PSOE, que repite candidato con Fran González, un sanchista que tratará de beneficiarse de la buena ola que ha cogido su partido a nivel nacional.

En la derecha el Partido Popular se enfrenta a sus primeras elecciones sin Teófila Martínez desde que ésta ganara en 1995. Juancho Ortiz, un hombre de su guardia pretoriana, ha sido el elegido para pilotar la nave popular. Este ha hecho una renovación profunda en la lista y viene haciendo un trabajo que viene de lejos con muchas propuestas para tratar de sacar unos resultados que le sean favorables y que sea posible un pacto a la andaluza. Su problema es que el entorno no le favorece.

Ciudadanos ha estado sometido a una tensión indecible para la elección del candidato que ha metido al partido en una gran polémica. Domingo Villero es la persona elegida hace escasamente un mes para llevar el proyecto naranja en detrimento del sacrificado Juan Manuel Pérez Dorao.

En esta aritmética puede haber un nuevo integrante en la Corporación, Vox, que lleva como cabeza de lista a una ex concejala del PP, Ana Peral.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios